Autor: Búsqueda de “Mario Rossi Garretano”

La Saga del Renegado XXXIV. El tiempo ha puesto las cosas en su lugar (II). Discurso donde el Movimiento Revolucionario Oriental hizo público su alejamiento del Frente Amplio (FA) 21 de abril de 1993 – (fragmento)

La rebaja del programa, la alianza con la burguesía imperial y la eliminación de la participación de las bases.

En el gobierno “progresista” se han enquistado un conjunto de profesionales, pequeños burgueses, aristócratas obreros, dirigentes sindicales y profesionales de la política que se hunden en la charca como oportunistas, reformistas, socialdemócratas, entreguistas y corruptos. Han engañado al movimiento popular y lo han llevado a respaldar una política neoliberal, fondomonetarista y continuista basada en la extranjerización de la economía, un mayor endeudamiento con el sistema financiero internacional, una creciente dependencia con el imperialismo, la proliferación de latifundios sojeros, madereros y arroceros, la privatización del patrimonio nacional y estatal, el saqueo impositivo de salarios y jubilaciones y la entrega de migajas al pueblo en un período excepcional del crecimiento de la torta económica repartida en beneficio del gran capital. Han creado el gobierno de Unidad Nacional llevando la política de alianzas a un maridaje con los partidos tradicionales, se han convertido en personeros del imperialismo, como lo afirman los desclasificados de Uruguay y el vice-presidente Astori anuncia el réquiem de la participación de las bases en la orgánica del FA. Se hace necesario, ahora, reproducir el conjunto de razones que nos llevaron a alejarnos del “progresismo”, cuando los objetivos y flagrantes hechos oportunistas de hoy, eran esbozos y señales en el ayer.


Saga del Renegado XXXIII. El tiempo ha puesto las cosas en su lugar (I). Discurso donde el Movimiento Revolucionario Oriental hizo público su alejamiento del Frente Amplio (FA) 21 de abril de 1993 – (Fragmento.)

El reformismo y el oportunismo proliferan en el “progresismo” criollo.

En el gobierno “progresista” se han enquistado un conjunto de profesionales, pequeños burgueses, aristócratas obreros, dirigentes sindicales y profesionales de la política que se hunden en la charca como oportunistas, reformistas, socialdemócratas, entreguistas y corruptos. Han engañado al movimiento popular y lo han llevado a respaldar una política neoliberal, fondomonetarista y continuista basada en la extranjerización de la economía, un mayor endeudamiento con el sistema financiero internacional, una creciente dependencia con el imperialismo, la proliferación de latifundios sojeros, madereros y arroceros, la privatización del patrimonio nacional y estatal, el saqueo impositivo de salarios y jubilaciones y la entrega de migajas al pueblo en un período excepcional del crecimiento de la torta económica repartida en beneficio del gran capital. Se hace necesario, ahora, reproducir el conjunto de razones que nos llevaron a alejarnos del “progresismo”, cuando los objetivos y flagrantes hechos oportunistas de hoy, eran esbozos y señales en el ayer.