Táctica 2005

“… Yo solo ansiaba servir mis triunfos a favor de la humanidad”
Artigas. 23 de abril de 1815
“… me he visto perseguido, pero mi sentimiento jamás se vio humillado. Conocía los trabajos que me aguardaban… pero mi
constancia era el efecto de todo. La libertad de América forma mi sistema… un lance funesto puede costarme la vida pero no envilecerme.” Artigas, 11 de febrero de 1813



Acerca de la táctica lineal y su contrario en zigzag o sinuoso

Nos estamos refiriendo a una táctica para hacer avanzar las fuerzas populares, donde estamos incluidos, contra nuestros enemigos estratégicos (imperialismo y cómplices) y tácticos (el progresismo en el estado). No nos estamos refiriendo a un repliegue táctico, pues no nos viene atacando la reacción o la contrarrevolución, como lo fue bajo la etapa de la dictadura terrorista de estado.
Estamos en una etapa de acumulación de fuerzas, en el marco de una hegemonía reformista en el seno del pueblo. Estamos disputándole a la burguesía y al reformismo espacios e influencia en el seno del pueblo. Estamos en ofensiva táctica, estamos dispuestos a luchar y dar enfrentamientos, entonces, debemos cuantificar las fuerzas enemigas estratégicas y tácticas, la naturaleza del terreno en el cual vamos a luchar y nuestras propias fuerzas, para dar cualquier tipo de lucha.
Analicemos los enemigos estratégicos. El imperialismo presiona, arremete, hostiga, bloquea e interviene económica, política y militarmente en todos los lugares del planeta. El imperialismo está en plena ofensiva mundial, graduando la agresividad de acuerdo a la resistencia que encuentra, a mayor resistencia mayor agresividad, sin descartar métodos genocidas.
Nuestro país es una zona táctica del imperialismo, cuya influencia es a través de los organismos financieros internacionales, la banca y la inversión de capital, tecnología y mercados y su alianza estrecha con la oligarquía, ha sufrido un retroceso circunstancial al perder sus aliados más estrechos en la utilización del estado para mejor defensa de sus intereses, pero mantiene intactos todos los resortes económicos de dominio y presión (medios de producción, medios de comunicación y parte del estado con la minoría parlamentaria, cargos en entes, intendencias, etc.).
El progresismo tiene en sus manos el gobierno, con todo lo que significa apropiarse del estado en una sociedad de clases. Dispone del apoyo de la Internacional Socialista y de gobiernos afines en la región. El enemigo directo, el progresismo criollo, que se ha encaramado en el estado para reproducir un sistema capitalista de explotación, tiene hombres y programas que han concitado un alto grado de adhesión en el pueblo y sus representantes tienen prestigio como luchadores sociales, dominan las direcciones de las organizaciones sociales de mayor representatividad y convocatoria, etc.
El progresismo criollo no tiene las características de los partidos tradicionales, desgastados en el ejercicio del gobierno por sus corrupciones y sus dirigentes comprometidos en esas corruptelas, falsas promesas, represiones, impunidades, etc. Lo demuestra el casi seguro triunfo por cuarta vez consecutiva de la administración de la IMM, la mitad del país, más allá de los conflictos con el sindicato, el caso Arean, las privatizaciones, etc.
La economía se encuentra en expansión y no en recesión, facilitando la concepción del gobierno de crecimiento de la torta y mejor reparto, pero sufrirá todas las presiones del imperialismo para cobrar una gigantesca deuda y las condiciones de sujeción imperialista.
El nivel de conciencia de la población ha sido trabajado con éxito por el reformismo y el estado de ánimo del pueblo es de festejo por el supuesto cambio que se avecina. Ha efectuado acuerdos y alianzas con los partidos de la gran burguesía, preferentemente con el nacionalismo en un gran acuerdo nacional y estamos hablando del 90% del electorado.
El terreno en el cual vamos a dar la lucha en el plano político y social está lleno de fortificaciones reformistas (PITCNT, FUCVAM, etc.).
Todas las fortificaciones reformistas que disponen en el terreno social, pues allí es donde se darán las principales batallas, se van a ir deteriorando por el ejercicio cotidiano del gobierno; por ejemplo la fortificación onajpu de los jubilados al no tocar las Afaps y no aumentar sustancialmente las jubilaciones; la colina fortificada de Fancap, AUTE, SUTEL, FOSSE, etc por las privatizaciones. Este deterioro parcial y fragmentado, en un marco de apoyo generalizado al gobierno, fruto de las contradicciones entre las necesidades del pueblo y la falta de recursos para satisfacerlas, al optar pagar la deuda externa, se le debe sumar el deterioro en el plano político fruto de las contradicciones internas políticas de la coalición por choques de lineamientos y reparto de cargos.
Nuestras fuerzas son el espacio radical (80 mil votos) con aliados inestables (CI y 26 de marzo), disponemos de fuerza militante y algunas fortificaciones (ADEOM, Suatt, Plenaria Memoria y Justicia, etc.); disponemos de un instrumento político, disponemos de la fuerza moral que significa la lucha por lo justo y lo nuevo, por la revolución y el socialismo.
En resumen, la correlación de fuerzas es muy desfavorable y eso marca el nivel y tipo de luchas que vamos a dar y a la que nos obligarán a dar.. Diferente era la situación con Batlle en el gobierno y el progresismo en la oposición, nos diferenciábamos del reformismo conciliador por el ataque directo que efectuábamos sobre el gobierno.
La táctica es una contradicción entre lo lineal y su opuesto lo sinuoso, no quiere decir sinuoso que tengamos bandazos de derecha y de izquierda, sinuoso implicar que habrá que recorrer un trecho en forma APARENTEMENTE DIVERGENTE al objetivo para avanzar, que sería en este caso acumular fuerzas (mediante desplazamiento de propias fuerzas y aliados hacia el objetivo). Habrá luchas de enfrentamiento directo que serán las menos y otras donde habrá que ampliar niveles de alianza y darlas con el mayor respaldo posible de masas, que serán las más, de ahí que lo sinuoso supera a lo directo en esta etapa. Lo rígido es la ideología y lo flexible es la política en esta etapa.
La firmeza ideológica debe sobresalir en esta etapa (antiimperialismo, lucha de clases rechazando la conciliación y el pacto social, etc.) y la flexibilidad en lo político es impulsar y participar en todo tipo de coordinaciones, alianzas, tendencia clasista, etc. para luchar.
Cuando se avanza en forma sinuosa, el avance es más lento que en línea recta, porque la confusión reformista que reina en los sectores amplios nos impide dar un mensaje y formas de lucha directas, cuando la curva que va para el costado pega el salto hacia el otro costado allí sube más rápidamente porque encontramos mayor eco en una militancia o sectores del pueblo que son sensibles a nuestro mensaje y a nuestra propuesta (respetar el plebiscito del agua, rechazo nombramientos colorados, contra el pacto social, la planta de celulosa, asociaciones de empresas del estado, las afaps, tropas a Haití, pequeños aumentos de salarios y jubilaciones, deudores, etc.)
Ejemplos: los primeros días de gobierno son de apogeo reformista, reanudación relaciones con Cuba, actos de Chávez, ley de emergencia, decretos sobre negociación colectiva con la sindicalización masiva, etc. Nuestra prédica debe reconocer la medida de reanudación de relaciones con Cuba de tibio antiimperialismo, pero explicando ideológicamente la sumisión al imperialismo con la línea económica fondomonetarista, el envío de tropas a Haití, etc.
Frente a la ley de emergencia, nuestra prédica debe reconocer ese paso asistencialista de 100 millones de dólares pero denunciando que al mismo momento se comprometen a pagar 800 millones al FMI por intereses de la deuda externa que significa mantener a grandes sectores del pueblo con carencias.
En todos los lugares se deberá ampliar las bases de apoyo para avanzar o sostener nuestras fortificaciones, pues intentarán desplazarnos de ellas (Suatt, Adeom, etc.).
Ampliar las bases de apoyo, significa, que nuestros militantes y agrupaciones deben ser flexibles con las diferencias y carencias de lo más cercanos aliado que tengamos, tendiendo a la unidad coyuntural o puntual.
En los lugares que somos mayoría y dirección, consolidarla y forjar nuevas alianzas; en los lugares donde se es minoría en un espacio fragmentado, tratar de forjar alianzas con lo más cercano.
La velocidad del deterioro del reformismo estará en función de la contradicción principal en una sociedad capitalista dependiente (contradicción oligarquía -pueblo) con una red compleja de luchas; además se expresa entre la lucha popular contra el estado, instrumento de opresión (contradicción movilización popular - estado); también se expresa en la lucha contra los partidos políticos de la burguesía más allá del actual acuerdo nacional; también se expresa en el desarrollo de las contradicciones internas entre los partidos políticos del FA-EP-NM y entre los funcionarios de esos partidos en el propio gobierno; pero el factor principal de deterioro es la lucha de un sujeto político revolucionario, (una alternativa popular revolucionaria), vinculada a las luchas sociales. Esta vinculación, entendida como lo establece nuestra línea política, el sujeto como dirección frente a las masas, de las masas a las masas, en un mutuo aprendizaje. La velocidad del deterioro en el gobierno nacional es diferente a la que se tiene en la conducción de municipalidades.
Los procesos políticos en la actual etapa del imperialismo tienen un tiempo histórico diferente, una velocidad de resolución de las contradicciones más rápido, debido a la profunda crisis del sistema capitalista, donde el imperialismo agudiza la explotación y opresión de los pueblos; la revolución tecnológica de los medios de comunicación que tanto son un factor alienante como un factor de conocimiento alternativo y la incorporación creciente de los pueblos en movilizaciones masivas en defensa de sus derechos.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google