Breve Historia de nuestro MRO (1961-1985)

MRO ::
07.Feb.06 :: Historia MRO

DESDE SU FUNDACIÓN HASTA LA APERTURA DEMOCRÁTICO BURGUESA DE 1985, TRAS LA DICTADUTA TERRORISTA DE ESTADO.



Nacimos a la vida política en abril del año 1961. Eran años en que se decidían los últimos pasos conducentes a la sujeción de nuestro país a los intereses económicos del imperialismo norteamericano subordinando la política cambiaria, financiera y monetaria a los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI): Reforma Cambiaria en 1959, entrada al FMI en el mismo año, firma de la primer Carta de Intención en 1960, entrega en prenda del oro de nuestras reservas en 1960…
Son los años en que se producen los grandes enfrentamientos entre la policía y los estudiantes que luchaban por la Ley Orgánica Universitaria, y en que se reprime violentamente las grandes huelgas reivindicativas de los trabajadores públicos y privados.
El Partido Nacional (triunfante en las elecciones de 1958, luego de casi 90 años de oposición) perdía rápidamente prestigio al congelar salarios, imponer recortes del presupuesto a la enseñanza y la salud y desatar el espiral inflacionario.
La insatisfacción popular iba en aumento y se hacían públicos los primeros grandes escándalos políticos que desnudaban los entretelones de corrupción existentes en ambos partidos tradicionales. Conocidos y prestigiosos políticos del Partido Nacional (primero) y del Partido Colorado (después) abandonaron los viejos lemas y crean nuevas agrupaciones políticas. (Ejemplo: Enrique Erro, Ministro Blanco abandona el lema en 1962)
En lo internacional, el gobierno uruguayo se sumaba al coro de gobiernos reaccionarios y dictatoriales que integraban la Organización de Estados Americanos (OEA) controlada por EEUU, mientras en las calles el pueblo oriental festejaba el triunfo de la Revolución Cubana, y la victoria de Cuba sobre el imperialismo en Playa Girón.
Nuestro MRO nace en ese momento histórico, cuando un grupo de compañeros provenientes de los partidos tradicionales, de diversos grupos de la izquierda tradicional (PS y PC), de otros grupos de izquierda entonces existentes, se unen con compañeros de militancia independiente e inspirados en el ejemplo de la Cuba Revolucionaria, respondieron al llamado del hasta entonces diputado nacionalista Ariel Collazo y se reúnen constituyendo el Movimiento Revolucionario Oriental.

LA LUCHA: UTILIZACIÓN DE TODOS LOS METODOS

Así se transita por la:
A) La lucha ideológica, enfrentando las concepciones burguesas que tienden a la alienación y sometimiento de los trabajadores y combatiendo el reformismo de izquierda en el seno del pueblo con sus secuelas de conciliación de clases, hegemonismo, burocratismo y dogmatismo. Para esa tarea en la década del 60 existen las audiciones diarias en CX 30 Radio nacional y dos publicaciones: el periódico “Revolución” y la revista teórica “América Latina” y en la década del 70 el periódico “Liberación” hasta su ilegalización por el golpe de estado terrorista del 73.
La lucha ideológica se libra también dentro de la organización para erradicar la influencia de la ideología burguesa y pequeño burguesa en militantes de diferentes niveles. La lucha de dos líneas (la burguesa y la obrera) se desarrolla en el seno de la organización y en las concepciones de cada militante. Se avanza en la conciencia socialista a través del conocimiento del materialismo dialéctico e histórico, de la historia del movimiento obrero, de la historia nacional y de una práctica social ligada a las luchas del movimiento popular.

B) La lucha sindical en el seno de la CUT hasta su culminación en la formación de la CNT en el año 1964, en el Congreso del Pueblo en 1965, en diferentes gremios como militantes y dirigentes sindicales: (SUNCA, ADEOM, AEBU, UNION FERROVIARIA, COFE, VIDRIO, ETC.), siempre aportando esfuerzos para conformar y revitalizar la Tendencia Clasista.

C) La lucha de los estudiantes secundarios y universitarios en defensa del derecho a la enseñanza popular, por la conquista de un presupuesto que atendiera las necesidades básicas y por el respeto a la autonomía universitaria. Durante los últimos años de la década del 60, los integrantes de la Juventud del MRO (JMRO) nutrieron las filas del FER (Frente Estudiantil Revolucionario), editando el periódico “Principios”.

D) Las luchas de las organizaciones sociales, en la que nuestros compañeros estuvieron ligados, participando en reclamaciones, denuncias y movilizaciones junto al pueblo en los barrios y pueblos (Movimiento de Apoyo al Campesino, Coordinadora de Defensa de la Revolución Cubana, Marcha a Punta del Este (OEA), marchas cañeras, apoyo a cooperativas de vivienda, comisiones de fomento, clubes barriales, policlínicas, guarderías, etc.)

E) La lucha electoral y parlamentaria, en la que nuestros legisladores defendieron siempre las causas populares y las reivindicaciones de los trabajadores, denunciando las ingerencias y agresiones imperialistas, etc.
Se participa en las elecciones de 1962 y 1966 bajo el lema “Frente Izquierda de Liberación”, que tuvo respectivamente 40.866 y 69.750 votos, obteniendo en ambas ocasiones representación parlamentaria.
En los dos procesos electorales, la izquierda estuvo representada por diferentes coaliciones, antecedentes válidos de la gestación del Frente Amplio.
En la instancia electoral de 1971, participó con lista y candidatos propios. Lo hizo bajo el lema PDC (FA) en el sublema “Patria Grande”. Lista 1811, con Enrique Erro al Senado, obteniendo un total de 11.198 votos.
En las elecciones de Noviembre de 1984, el MRO, sus dirigentes y militantes estaban proscriptos.
En el Parlamento se efectuaron proyectos, intervenciones y votaciones a favor de los intereses de los trabajadores de la industria tabacalera, trabajadores independientes, de la industria frigorífica, trabajadores rurales, obreros y empleados de Aluminios del Uruguay S.A., de Molinos Gramón S. A., trabajadores portuarios, de Barracas, Cueros y Afines, de Enseñanza Primaria, de Remesas Diesel de AFE, esquiladores, de la industria de la madera, enfermedad de invalidez y de asistencia médica, contra la causal de despido por tuberculosis, gastronómicos, de la industria del metal, de los obreros y empleados de CUTCSA, de los hoteles, restaurantes, parrilladas y boites, productores rurales afectados por factores climáticos, expropiación de terrenos en Artigas para UTAA, por atención de desocupados de la industria del cuero, trabajadores arroceros, de los trabajadores de jardines, quintas, granjas y chacras, de funcionarios de bancos intervenidos, creación de seguro de paro y bolsa de trabajo, jubilados y pensionistas de la industria frigorífica, de la industria de la construcción, extensión beneficio asignaciones familiares, obreros y empleados de la industria del caucho, importancia y trascendencia del Congreso del Pueblo, proyecto de Reforma Agraria, contra la Ley de Lemas, etc.
En defensa de las libertades: interpelaciones a Ministro de Defensa Nacional y Relaciones Exteriores por suspensión de audiciones, por fueros parlamentarios, atentado a la universidad, disolución de partidos políticos, por intervenciones policiales en locales políticos, juicio político a Pacheco Areco, por represiones a manifestaciones estudiantiles y de trabajadores, por los asesinatos del escuadrón de la muerte de parapoliciales, por los asesinatos de guerrilleros en la toma de Pando, por fueros ante la detención del ex representante Enrique Erro, etc
En defensa d ela soberanía nacional e intervenciones imperialistas (denuncia del relevamiento topográfico de nuestro país por un instituto del ejército de EEUU, denuncia de las relaciones del Gobierno con el FMI, establecimiento de relaciones con China, Hungría, Mongolia, Corea, Albania, RDA, Vietnam; denuncia sobre el colonialismo en Argelia, defensa de Cuba para ingresar a la ALALC, contra la intervención yanqui en Santo Domingo, sobre los sucesos de Checoeslavaquia, defensa de su soberanía, condena a los tribunales militares españoles de Burgos.

F) La lucha armada revolucionaria, enmarcada en una concepción continental y regional, vinculada al Plan del Comandante Guevara para la liberación de nuestro Continente. “Crear dos, tres, muchos Vietnam” era la consigna, contra el imperialismo. A Uruguay le correspondía integrarse a la lucha. No era la Suiza de América, el Uruguay no iba a ser una excepción, y la misión revolucionaria era entrelazarse a la lucha del Cono Sur. Asumimos este desafío. Durante la década del 60 proliferan y se desarrollan en América Latina un gran número de movimientos armados de liberación, como respuesta legítima de los pueblos frente al modelo económico político de las dictaduras militares y regímenes totalitarios cívico-militares impuestos por el imperialismo como forma de defender sus intereses económicos de explotación del área.
Como ejemplo de esas luchas podemos señalar: en Guatemala, las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y el Movimiento Revolucionario “13 de Noviembre”, lideradas por Luis Turcios Lima y César Montes, y Yon Sosa respectivamente. En Colombia operaban las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) bajo el mando del Comandante Manuel “Tiro Fijo” Marulanda Vélez, el Ejército de Liberación Nacional “ELN” bajo la dirección del Comandante Fabio Vázquez y en cuyas filas combatiera Camilo Torres Restrepo, y el Ejército Popular de Liberación que opera en el Alto Sinu y el Alto San Jorge. En Perú: el Movimiento de Izquierda Revolucionario bajo la dirección de Guillermo Lobatón y Luis de la Puente Uceda; el Ejército de Liberación Nacional liderado por Héctor Bejar. En Venezuela: luchaban el Movimiento de Izquierda Revolucionaria y el Frente de Liberación nacional - Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FLN-FALN), conducidas por Carlos Bentancour, Douglas Bravo y Luben Petcoff. En Nicaragua estaba presente en la lucha armada el Frente Sandinista de Liberación nacional (FSLN) bajo la conducción de Carlos Fonseca Amador.
La estrategia del Che en su Plan del Cono Sur fracasa circunstancialmente: se frustra un intento. Sus análisis y premisas, sus orientaciones y enseñanzas, sus líneas de acción conservan vigencia. Es el camino que el imperialismo deja a los pueblos y así lo marcan el ejemplo de todas las revoluciones victoriosas del Tercer Mundo.

LAS FAR “ORIENTALES”
Cuando en el propio Uruguay se vieron agotadas las posibilidades de transitar por las vías pacíficas de lucha, cuando el gobierno de Pacheco Areco se transforma en una desembozada dictadura, ilegalizando partidos políticos, clausurando diarios, encarcelando, torturando y asesinando estudiantes y obreros en las calles, armando grupos parapoliciales para aterrorizar al pueblo y atacar sus organizaciones, nuestro MRO - que entonces estaba ilegalizado, agotada así la posibilidad de actuar en el marco democrático burgués- desarrolla la lucha armada a través de su organización guerrillera, las Fuerzas Armadas Revolucionarias “Orientales” (FAR-O), bajo las banderas de la Liberación Nacional y el Socialismo.
El accionar guerrillero de las FAR “Orientales” estuvo siempre estrechamente vinculado a las luchas populares y obreras
Así, por ejemplo:
El copamiento de la Fábrica de Productos Porcinos Ernesto Ottonello, donde se expropiaron armas y se dio lectura a una proclama ante los trabajadores. Este operativo formaba parte de una serie destinada a apoyar el conflicto de la industria frigorífica que en ese momento sacudía al país.
Acciones de expropiación a la cadena de Almacenes Manzanares con posterior reparto de comestibles en los barrios de las zonas marginales y de apoyo a las ollas populares de las fábricas en huelga.
Atentados con explosivos a sucursales de la banca extranjera y de la oligarquía (City Bank, Banco Comercial, Banco de Londres y América del Sud, Banco Mercantil, etc.), en el marco de la gran huelga bancaria de 1969.
Múltiples operaciones expropiatorias contra bancos, financieras usureras para bancarias, cambios clandestinos, usureros privados y contra empresas norteamericanas como The National Cash Register Company.
Acciones de propaganda armada como la toma del Cine Plaza y la embajada Suiza.
Operaciones punitivas y de castigo, como la ocupación con decomiso de archivos y registros del local del entonces existente sindicato amarillo de AFUTE, vinculado a la agencia USIS, controlada por la CIA.
Pertrechamiento en armas a través de desarmes a agentes represivos; expropiaciones a coleccionistas en función del principio de autoabastecimiento.
Las FAR “Orientales” contaban con su propio órgano de difusión y propaganda, a través del cual buscaban mantener informado al pueblo acerca del accionar de la organización: ”El Guerrillero Oriental”, de aparición irregular y difusión clandestina.

G) La lucha antidictatorial y el trabajo solidario en el exilio
El golpe terrorista de estado del 27 de junio de 1973, expresión desembozada de la dictadura de clase burguesa que significa la democracia burguesa, es enfrentado por la clase obrera organizada junto a demás sectores populares, organizaciones de izquierda y sectores progresistas de los partidos tradicionales. Sin duda, le correspondió a la clase obrera el protagonismo de la más alta expresión de lucha popular en la defensa de las libertades democráticas, que habían sido conquistadas tras un centenar de años de sacrificadas y sangrientas luchas. La combinación de los métodos de lucha, legales e ilegales de los años anteriores al golpe de estado mermaron nuestras fuerzas, que fueron golpeadas duramente. Y con las fuerzas que manteníamos participamos y acompañamos la gesta histórica de resistencia al golpe de estado.
Durante los años de la dictadura terrorista de estado con la mayoría de los compañeros de nuestro Movimiento encarcelados, exiliados, perseguidos y destituidos de sus puestos de trabajo y valiosos compañeros muertos en diferentes frentes de lucha en nuestra patria y en el exilio, participamos en la lucha contra la dictadura y la liberación de todos los presos políticos, en la reconstrucción del tejido social, en el trabajo clandestino de los Comités de Base del Frente Amplio, en los Grupos de Familiares, en las Organizaciones de Derechos Humanos, y en los Comités y Grupos de Apoyo a la Lucha del Pueblo Oriental en los países donde se encontraban exiliados organizados.

LA UNIDAD DE ACCION PROGRAMATICA Y SIN EXCLUSIONES

En el camino de la construcción de instrumentos unitarios nuestro Movimiento participa en el año 1962 en la constitución del Frente Izquierda de Liberación (FIDEL), más tarde en 1967 conforma junto a otras organizaciones de izquierda lo que se dio en llamar “Acuerdo de Epoca”, acuerdo según el cual las organizaciones políticas que lo suscribían se comprometían a llevar adelante en nuestro país los postulados de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS), verdadero credo de acción revolucionaria. Como consecuencia de dicho acuerdo, el MRO - junto a otras seis organizaciones (Partido Socialista, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Federación Anarquista Uruguaya, Movimiento de Acción Popular Unitario, Independientes de Epoca) - fueron ilegalizados por el gobierno de Pacheco Areco. Finalmente, a principios de 1971, y luego de casi cuatro años de lucha armada clandestina, el MRO vuelve a la legalidad, luego de ser desproscripto, recomenzando su labor pública y en febrero del 71 cofunda con otros partidos y movimientos el Frente Amplio.
Durante los años 1972 y 1973 participamos en la confluencia de sectores políticos denominada la Corriente y en el espacio de lucha sindical que conforma la Tendencia.

BALANCE AUTOCRITICO
Nuestra existencia política está sujeta al juicio de la historia que en su objetividad nos ubicará en el lugar que nos corresponda. El juicio contemporáneo de nuestro pueblo ha sido harto generoso pues nos permite existir políticamente por más de 40 años, a pesar de nuestros errores.
Hemos acompañado todas las instancias de lucha y unidad de nuestro pueblo, durante más de 40 años como lo hemos descripto.
Nacimos como una organización política de fuerte influencia de capas medias e intelectuales en la dirección política y en la base. La etapa de desarrollo de las luchas de la década del 60 y la política de alianzas (Frente de Izquierda de Liberación en 1962, Acuerdo de Epoca en 1967 y Frente Amplio en 1971, nos ligó a los partidos de larga trayectoria en el seno del movimiento obrero -Partido Socialista, Partido Comunista y Federación Anarquista Uruguaya-) y esa vinculación nos permitió crecer en los sectores de la clase trabajadora de la ciudad y el campo, en los estudiantes y sectores sociales muy empobrecidos. Esta integración nos permitió aprender de la clase trabajadora, conocer sus necesidades y sus luchas. La ofensiva imperialista en nuestra patria en combinación con la oligarquía que termina en la dictadura terrorista de estado nos desarticuló porque no habíamos hecho una tarea suficiente de vinculación con el pueblo, nuestras raíces eran débiles para sostener una lucha popular revolucionaria, regional y a largo plazo. No medimos suficientemente las fuerzas del enemigo ni la dimensión del reformismo burgués y del reformismo de izquierda en la conciencia de nuestro pueblo. Era necesario dar esa doble lucha y esa lucha la dimos con carencias y era previsible, entonces, el resultado. Hemos aprendido de la derrota circunstancial, y las enseñanzas no implican desviar el rumbo ni perder firmeza. Las enseñanzas nos obligan a ligarnos más al pueblo, a sus ansias, a sus necesidades y a sus luchas. Las enseñanzas nos obligan a una mayor entrega, sacrificio, responsabilidad y conocimiento en las tareas. Las enseñanzas nos impulsan a ser más revolucionarios cada día.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google