Astori pone apunto un nuevo presupuesto dictado por el FMI



En diciembre del año pasado el FMI, a través de sus representantes en una de sus “misiones” a nuestro país, hizo públicas las exigencias que el gobierno recién electo debía cumplir.

El Fondo marco los aspectos centrales de lo que debería ser la política del gobierno en los próximos años. Como el buen mandadero que es, el ministro Astori a la cabeza de los burócratas del gobierno esta dándole forma concreta a estas políticas, mediante la futura ley de presupuesto.

En diciembre el FMI dejaba sentadas las siguientes exigencias:
“ La misión recomienda un esfuerzo desinflacionario que incluya el mantenimiento de la orientación de la política monetaria restrictiva, una estrategia encaminada a reducir la indexación retrospectiva de los sueldos…”
“(…)la misión recomienda mejorar el déficit fiscal como mínimo 2,5% del PIB en los próximos cinco años. Esa mejora podría lograrse combinando un gasto publico moderado con medidas que incrementen los ingresos del sector publico.
“Otro objetivo clave es lograr un sistema financiero más profundo y más inclusivo. Las autoridades han adoptado medidas importantes en este ámbito. “
“(…), las autoridades tendrán que implementar reformas que mejoren la oferta en varios ámbitos. La misión celebra el compromiso asumido por el gobierno entrante de estimular las inversiones en infraestructura y capital humano, y brindar respaldo a un clima empresarial que propicie la innovación.”
(Página web oficial del FMI. http://www.imf.org/external/spanish/np/sec/pr/2014/pr14575s.htm)

Salarios

Respecto al reclamo del FMI acerca de desindexar salarios, cabe señalar que ya el año pasado el anterior ministro Bergara había dicho que esa era una aspiración del gobierno frenteamplista. El entonces Vicepresidente Astori lo respaldaba, haciendo la salvedad de que dicha medida se realizaría de forma gradual.
Si se tratará de algo rápido o de algo lento esta por verse, lo cierto es que el Frente Amplio ya ha manifestado su voluntad de cumplir este mandato del FMI que lleva directamente a la rebaja de los salarios.
El dejar de lado los ajustes por inflación es un proceso que en realidad ya comenzó, cuando, por ejemplo se extendió el periodo de ajustes de 6 meses a un año para los funcionarios públicos, que ahora tienen 12 meses de pérdida salarial continua antes de tener un ajuste. Pero además ese ajuste se esta haciendo de acuerdo a inflación proyectada, en base a una proyección que siempre se queda corta en varios puntos porcentuales, por lo cual se aumenta la pérdida salarial que sufren los trabajadores durante todo el año.
Lo que proyecta el gobierno es continuar y profundizar este proceso que en esencia consiste en una manera más de expropiar los ingresos de los trabajadores para aumentar las ganancias de los patrones, aumentar la recaudación estatal y disminuir el gasto del gobierno en sueldos de los funcionarios estatales.

Déficit Fiscal

En sus últimos anuncios respecto a la elaboración del presupuesto, Astori señalo como el objetivo central del gobierno el disminuir el déficit fiscal, tal cual lo mandata el FMI, con el objetivo de generar los ahorros necesarios para poder pagar los vencimientos de deuda y asegurar los subsidios al gran capital. Dicho déficit fue, en los 12 meses terminados en marzo, de US$ 1.960 millones, lo que equivale al 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB), el mayor nivel desde 2002
En primera instancia el gobierno va por aumentar la recaudación fiscal aumentando tarifas, privatizando servicios y llevando adelante una fuerte flexibilizaciòn laboral, utilizando como medio las empresas publicas.
El Frente Amplio quiere aumentar en US$ 600 millones anuales los aportes de las empresas públicas a Rentas Generales (aproximadamente un punto del Producto Interno Bruto). (EL PAÍS DIGITAL. 15-5-2015. http://www.elpais.com.uy/informacion/astori-inicio-fuerte-plan-ajuste.html)

Esta decisión implica una fuerte reestructuración de las empresas ya que estas no están generando hoy en día ni cerca de lo que se pretende, más aún, excepto UTE y OSE, todas las demás están dando grandes pérdidas.
Esto implicara duros ajustes contra los trabajadores de las mismas, que enfrentaran un fuerte proceso de flexibilización laboral, y sobre todo implicará inexorablemente un fuerte aumento de tarifas de los servicios básicos.
Es decir que ya de arranque, la principal novedad que anuncia Astori para el presupuesto significa un nuevo aumento de la explotación de los trabajadores de este país. Se vienen más tarifazos para mantener los privilegios de los grandes capitalistas.

En realidad este proceso ya ha comenzado este año, UTE, por ejemplo, que el año pasado obtuvo una ganancia de US$ 430 millones, por lo cual no tenía ninguna necesidad de aumentar las tarifas, más aún, tenía todo para bajarlas sensiblemente, aplicó un aumento del 6,9% a principios de año, para financiar al gobierno.
Otro ejemplo de lo mismo es OSE que, sin tener necesidades propias, aumento el 9,2%, por encima de la inflación oficial del año pasado que fue de 8,26%. También en este caso se trato de un mecanismo mediante el cual el gobierno frenteamplista expropio más dinero a los trabajadores para financiar su política de subsidios al gran capital.
Las otras empresas estatales presentar importantes déficit, siendo graves las situaciones de ANTEL y ANCAP.
De acuerdo a cifras aún no definitivas, las pérdidas de ANTEL saltaron de 2013 a 2014 de US$ 77,5 millones a US$ 194,3 millones. Por lo cual lejos esta de poder generar fuertes transferencias a Rentas Generales
ANCAP por su parte perdió en 2013 US$ 169 millones y su propio presidente reconoció que espera que las perdidas del 2014 hayan sido aun mayores. Esto a pesar de que los precios de los combustibles hacia la población permanecieron casi incambiados, mientras que el año pasado el petróleo bajase de US$ 110 a menos de US$ 50 para fines del año.

En definitiva, las empresas públicas que ya venían realizando ajustes de tarifas para transferir dinero de los bolsillos de los trabajadores a las arcas del Estado, y de ahí a los bolsillos de los capitalistas, serán uno de los principales protagonistas del ajuste fiscal que ya ha comenzado a aplicar el gobierno de Tabaré Vazquez.

Sistema financiero

Otro de los mandatos del FMI refiere a la expansión obligatoria para toda la población del uso del sistema bancario.

Se busca claro esta, aumentar la base de negocios de las financieras, que excepto el BROU corresponden enteramente a multinacionales, obligando a toda la población a pagarles obligatoriamente nuevos impuestos que van directamente a los bolsillos de los banqueros.
Jubilados, pensionistas, que no llegan a cobrar 7 mil pesos, planes sociales que implican ingresos de mil pesos, pagos de alquileres, cobros de sueldos, etc, prácticamente todas las operaciones de pagos y cobros que llevan adelante los trabajadores y demás sectores explotados ya están pasando a ser manejadas por los bancos que generan jugosas ganancias ante la gran masa de pequeños depósitos y operaciones que se generan.
A esto se suma la operatoria estatal que genera cada vez más el negocio de la intermediación de los bancos en sus pagos a proveedores, empleados, compras, etc.

El proximo quinqueño el gobierno buscara instrumentar y perfeccionar este sistema que cuenta con marco juridico a partir de la hipocritamente llamada ley de inclusion financiera ( Ver más detalles en: https://www.mef.gub.uy/15638/1/mef/inclusion-financiera:-implementacion-resultados-y-proximos-pasos-en-el-sistema-de-pagos.html)


Participación Público-Privada (PPP)

El gobierno frenteamplista es felicitado por el FMI, entre otras cosas, por haber impulsado el marco juridico, Ley de PPP por ejemplo, para impulsar el negocio de los capitales privados, especialmente los multinacionales, en todo tipo de áreas que correspondían a la acción estatal.

Al cumplirse los primeros 100 dias se gobierno de Tabare Vazquez se firmo el primer contrato del sistema PPP del país, en este caso para la construcción de una cárcel.

“El proyecto fue adjudicado al consorcio Punta Rieles S.A., conformado por las empresas Teyma Uruguay, Instalaciones Inabensa y Goddard Cattering Group Uruguay, que estará encargado de construir, conservar, operar y brindar servicios en la primera cárcel del país en la que un privado se encargará de la gestión y el gobierno de la seguridad.
Por cada recluso el Estado le pagará al contratista $ 558 (valor que se ajustará por IPC) por día durante 27,5 años. El nuevo establecimiento tendrá capacidad para alojar 1.960 presos.”
(EL PAIS DIGITAL. 10-6-2015: http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/se-firmo-primer-ppp-luego.html)

Un calculo muy simple da que el Estado pagará a la empresa que construye la cárcel mas de 400 millones de dolares en total, por un proyecto que no alcanzará por supuesto ni el cuarto de ese valor. Como todo negocio bajo este régimen se trata de una mecanismo mediante el cual se transfieren cientos de millones de dólares a una empresa privada por parte del estado.

Ya existen proyectos de instituciones educativas, construcción de carreteras, etc, hasta ya se habla del nuevo edificio del Hospital de Clínicas, bajo este régimen, mediante el cual se transfieren enormes cantidades de dinero a los capitalistas.

El actual gobierno ha reafirmado nada más asumir esta política y ha manifestado su decisión de profundizarla : “los desafíos que tenemos en materia de inversión superan las posibilidades que el Estado tiene, y por eso vamos a convocar al sector privado nacional y del exterior”, declaraba en abril el ministro de economía Danilo Astori. (La República, edición digital. 14-15-2015. http://www.republica.com.uy/habra-inversion-publica/511529/)

Astori declaró que el gobierno revisara todos los estatutos de las empresas públicas “con el objetivo de darles más agilidad en cuanto a la convocatoria al capital privado”.

El ministro frenteamplista declaró además que su gobierno dará apoyo financiero al sector privado “de modo que tengan la suficiente espalda como para asociarse con el sector público en inversiones importantes”.
No contentos con esto, el gobierno no dudara en recurrir a aumentar el endeudamiento del estado para transferir mas dinero a los capitalistas mediante este mecanismo.
En ese sentido Astori declaro a la prensa que en conversaciones con organismos multilaterales de crédito, están manejando el apoyo al sector privado. “Es fundamental que además de los programas que tienen con los gobiernos, los multilaterales apoyen también al sector privado de modo que garanticen su capacidad financiera para que participen en proyectos de este tipo”.

Es decir que el gobierno frenteamplista no solo estará profundizando este mecanismo de transferir dinero de los trabajadores a los capitalistas, sino que además se aumentará aún más el endeudamiento estatal para beneficiarlos todavía más.

Hay que impulsar con fuerza el programa histórico de liberación nacional y social de nuestro pueblo

Como se puede ver, absolutamente todos los mandato del FMI ocupan el lugar central de la política del nuevo gobierno, dándole continuidad a lo hecho por los anteriores.
Es que el objetivo central de toda la acción del gobierno sigue siendo la de mantener los subsidios más variados a los grandes capitales, especialmente los imperialistas, y asegurar el pago de la deuda externa, verdadero impuesto imperial que pagamos los trabajadores uruguayos.

Es realmente este el eje de toda la política económica del gobierno.
Para tener una idea, este año, 2015 el estado uruguayo pagará más de 11 mil doscientos millones de dólares, entre amortizaciones y pago de intereses, y el año que viene, por ahora porque el endeudamiento aumenta constantemente, el estado deberá pagar mas de 6 mil cien millones de dólares. (Se puede ver el calendario de pagos completo en:
http://www.bcu.gub.uy/Estadisticas-e-Indicadores/Documents/Finanzas-Publicas/resdspg.pdf)

Ahí es donde realmente se esta yendo la riqueza que generan los trabajadores uruguayos y el FMI sigue siendo el organismo encargado de monitorear al representante local del imperialismo, es decir al gobierno de turno en el país, para que esa sangría siga estando asegurada.

Es esencial para a izquierda consecuente y el clasismo luchar para que las organizaciones populares retomen las consignas históricas, que la situación objetiva hace mas vigentes que nunca, del NO pago de la deuda externa, el rompimiento con el FMI, la reforma agraria expulsando a las multinacionales y poniendo bajo control estatal la producción, la nacionalización y control estatal del sistema financiero, entre otras, como elementos imprescindibles para poder hacer realidad un programa de soluciones populares que atienda las acuciantes necesidades de la inmensa mayoría de la población del país, hoy día condenada a la pobreza y la miseria por el gobierno frenteamplista, agente del imperialismo.

———————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°59. Junio de 2015

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google