Documento III – La Coyuntura Política III Congreso 1988 - Junta Central Ampliada 1989


DOCUMENTO III – LA COYUNTURA POLITICA
III CONGRESO 1988 - JUNTA CENTRAL AMPLIADA 1989

3 – COYUNTURA POLITICA

3.1. – Esbozo estratégico de correlación de fuerzas
3.1.1. - El control político lo mantiene la clase dominante a través de la posesión del estado, la mayoría electoral por el bipartidismo y la tutela efectiva de las fuerzas armadas.
3.1.2. – Lo nuevo es la creación d un sector organizado de masas de contenido antiimperialista, izquierdista con un programa popular y de vocación de gobierno: el FA, siendo el 20% de la fuerza electoral y sin un accionar político permanente no disputa la conducción del proceso electoral. No existe una vanguardia armada que dispute en el plano político militar a l clase dominante.
3.1.3. – No ha surgido en el pueblo un proyecto alternativo de vocación revolucionaria y orientación socialista.
3.1.4 - Esta debilidad estratégica del campo popular a pesar de condiciones objetivas de explotación se debe a las condiciones subjetivas. No hay un proyecto claro de poder popular, la propuesta revolucionaria está fragmentada y debilitada, sin una síntesis clara y autocrítica del pasado. Los sectores reformistas alimentan el uso de resortes de la democracia burguesa, manteniéndose dentro de sus límites.
3.1.5 - Solo un proyecto de poder popular hacia la Liberación Nacional y el Socialismo dispuesto a transitar por todos los medios de lucha revertirá la correlación estratégica del campo popular.
3.1.6. – El principal partido de la clase dominante es el Partido Colorado. Es el partido oficialista en toda la trayectoria de dominación de la clase dominante. Un partido extranjerizante y reformista. Se ha encargado históricamente de insertar al país en los proyectos imperialistas de turno. El período batllista de principios de siglo y de las décadas del 40-50 caracterizado como populista, debido a la alianza de la burguesía industrial con sectores populares ha caducado, ha naufragado en la teoría de la modernización del gobierno. El Partido colorado es el fiel representante de los intereses del imperialismo y la oligarquía. Es un partido marcadamente autoritario, conservador y con lazos estrechos a los integrantes responsables de la dictadura.
3.1.7. – El Partido colorado tiene vocación de poder y elabora un proyecto oligárquico conservador de desmovilización y atomización de las organizaciones sociales y populares. Trata de legitimar las FF.AA: y ha lanzado una ofensiva ideológica, generando expectativas con un discurso modernizador y remodelado del país, la sociedad y el estado. Este proyecto choca con la realidad económica y la impotencia de eliminar las bases del movimiento popular (FA y PITCNT). (organizaciones sociales, populares y de izquierda).
3.1.8. – El Partido Nacional, otro partido burgués representa a sectores de la clase dominante vinculados al imperialismo y en alianza con mediana y pequeña burguesía rural y urbana conservadora y capas medias populistas. Los sectores mayoritarios del PN han acompañado al Partido Colorado en su política. La gobernabilidad en el campo electoral-parlamentario les garantiza en el corto plazo estabilidad dominante.

3.2. PERIODO ACTUAL

3.2.1. – El actual período táctico a partir de marzo del 85, se caracteriza por el cambio de un régimen político dictatorial por el de una Democracia Tutelada donde las FF.AA. siguen pesando en las decisiones políticas.
3.2.2. – Los intereses de la oligarquía y el imperialismo se expresan en la cohesión del Partido Colorado y la mayoría del Partido Nacional.
3.2.3. - La actividad política se ha desenvuelto dentro de un régimen parlamentario restringido por los vetos del Ejecutivo, la presión militar y la inoperancia de la oposición.
3.2.4. – Las fuerzas populares han elaborado formas de movilización, lideradas por el reformismo y que han llevado al régimen a neutralizarlas con maniobras, discursos y bajo nivel represivo.
3.2.5. – Las medidas económicas antipopulares del Pachecato, régimen e Bordaberry y de la dictadura son continuadas bajo el actual régimen.
3.2.6. – Existe una férrea unión política entre las FF.AA, y el Partido Colorado que se ha traducido en discursos de apoyo, defensa en cámaras, nombramiento de Medina, Ley de Impunidad. El Partido Nacional luego del 84, ha mejorado y recompuesto sus relaciones a través de la ley de impunidad con el aparato militar.
3.2.7 – El programa económico del gobierno que despertó expectativas en el 85, ha quedado descreditado en el 88. No se invierte y la política salarial es uno de los puntales de la oposición. Cunde el desempleo, el pago de los intereses de la deuda, el desmantelamiento del aparato estatal, etc.
3.2.8. – La concertación y el diálogo nacional han mediatizado a la oposición. El gobierno ha resuelto las críticas e interpelaciones parlamentarias en el marco de la gobernabilidad.
3.2.9.- La coherencia del equipo de gobierno se ha visto sacudida por las guerras de candidaturas para el próximo período electoral deteriorándolo en parte, pero recompuso el equipo de gobierno municipal, tras la renuncia de Elizalde y mejora la posición de la derecha pachequista.
3.2.10 – Ciertas movilizaciones sindicales por su alta combatividad obligaron al gobierno a desnudar su carácter de clase en sendos discursos presidenciales y jerarcas militares.
3.2.11 – El Partido Nacional reafirma la gobernabilidad tras la desaparición de su figura más importante. Ha dado respiro al gobierno por más de tres años. Ha elaborado una estrategia electoral basada en un programa único y acumular votos mediante tres fórmulas: Movimiento Herrerista que atraerá los votos conservadores de derecha que votaron al partido colorado en el 84. Por la Patria intenta disputar los votos de centro derecha a Sanguinetti , Tarigo. El movimiento de Rocha y la Unión Blanca Popular conforma un bloque populista. Aparecen como los que han pagado en la gobernabilidad el mayor precio político. Sin figuras, la expectativa está centrada en la acumulación por la ley de lemas. Esta razón hundió la posibilidad de una Reforma Constitucional.
3.2.12. – El FA es la única esperanza popular de las grandes mayorías. Configura una alternativa real de gobierno municipal y remota de gobierno nacional. El FA ha carecido de unidad, perfil opositor firme e iniciativa movilizadora (el referéndum ha sido un magro logro político). A pesar de los errores y vacilaciones tiene credibilidad en vastos sectores. En el último año, la reestructuración del FA propuesta por el PDC y 99, lo han sumido en una virtual ruptura por las diferencias en el papel de los comité débase, ingresos de nuevos grupos, programa y candidaturas. Esta crisis ha puesto al FA en un marasmo político que a un año de las elecciones se traducirá en costo electoral negativo.
3.2.13 – El Pacto del Club Naval, la concertación y el diálogo nacional en lo político y la no-confrontación y la priorización del diálogo nacional en la conducción gremial han vaciado los comité de base primero y los sindicatos después.
3.2.14. – El parlamento ha perdido cierta credibilidad por las sucesivas interpelaciones sin resultado favorable a la oposición y la inoperancia en sancionar leyes de hondo contenido popular. Este vacío no ha sido ocupado por el FA ni por el movimiento sindical.
3.2.15 – La contradicción principal en este período es oligarquía-pueblo y no entre un bloque conservador y otro progresista. Lo primero garantiza la necesidad de ubicar al país en un contexto político latinoamericano, de condiciones de explotación explosivas. Lo segundo nos asemeja a variantes democráticas- burgués o social democráticas. A la oligarquía hay que expropiarla y eliminarla, en cambio a los conservadores hay que desplazarlos. Lo primero delimita campos claramente, lo segundo permite concertaciones y alianzas de conciliación.
3.2.16. – El presente período es de lucha de alternativas. El pueblo se expresa políticamente a través del FA y otros sectores minoritarios. Además del PITCNT y organizaciones sociales. Esta articulación de fuerzas en un Poder Popular liderado por un Frente Revolucionario está en ciernes, lejos de consolidarse.
3.2.17 – La contradicción oligarquía-pueblo ubica al enemigo principal y se expresa en (P. Colorado y mayoría del P. Nacional).
3.2.18 – la lucha contra el reformismo abarca una larga y paciente tarea en los planos ideológicos, político y en los frentes de masas.
3.2.19 El compendio de fuerzas reformistas (reformismo obrero, socialdemocracia, socialcristianos y neobatllistas) dispares en composición de clases, ideologías y fuerzas efectivas dominan el movimiento popular en organización y conciencia.
3.2.20 – La izquierda revolucionaria se encuentra atomizada dentro y fuera del FA. En el frente de masas con erráticas políticas de alianzas sindicales y sin una creación de ideas y debate de propuestas.
3.2.21 – Se nota interés y necesidad de recomponer el espacio revolucionario, coordinando política y sindicalmente. El EMS no es un intento, sino una realidad, pequeña, pero una realidad.

3.3. – Perspectivas a corto plazo

3.3.1. – Profundización de la crisis global del sistema y en particular en los países de capitalismo dependiente como el nuestro.
3.3.2. – Agudización de la lucha de clases por los niveles de deterioro de los sectores populares.
3.3.3. – Utilización de la clase dominante de sus resortes de poder para acallar políticas y movilización sin llegar al golpe de estado.
3.3.4. – Creciente articulación de los sectores políticos populares con el movimiento social para organizar la lucha. La misma estará liderada por el reformismo.
3.3.5. – Creciente coordinación de los sectores revolucionarios para superar diferencias y carencias.
3.3.6. – Agudización de la lucha de clases por el poder dentro de las fracciones burguesas e interburguesas. Sectores políticos de la pequeña y mediana burguesía pasarán a engrosar las filas populares.
3.3.7. – La clase dominante para solventar con éxito las elecciones procurará conseguir medidas de apoyo internacional. Los problemas y las diferentes concepciones en el FA muestran claramente que más allá que se resuelven coyunturalmente las actuales diferencias habrá rupturas, trabas y polémicas posterior a las elecciones.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google