En tanto que los peludos de Bella Unión ocupan tierras para trabajar el “Progresismo” criollo impulsa la concentracion y extranjerizacion de la tierra

03.Feb.06    Noticias
    ()

\"\"
Artículo referido al tema de los cañeros y la ocupación de tierras.
En este análisis se toman pasajes de opiniones escritas por el actual Senador y ex-guerrillero Eleuterio Fernandez Huidobro cuando éste apoyaba las ocupaciones, hace unos cuantos años, las que difieren, por cierto, de sus actuales posiciones con respecto a este y otros temas.


Eleuterio Fernández Huidobro, fundador del Movimiento de Liberación Nacional “Tupamaros”, actual senador y vocero del gobierno del Encuentro Progresista, en su libro Historia de los Tupamaros, tomo 1, capítulo “La Ocupación de Tierras” narra:
“Los 5 Latinos actuaban en “Senda de Estrellas” por Canal 10, cuando UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas) volvía para sus pagos. Había logrado algunas de las cosas que vino a pedir. Otras no; no había logrado, ni mucho menos, soluciones que revertieran una de las peores condiciones del trabajador rural: el trabajo zafral, la desocupación durante el resto del año como cosa “natural”, el forzoso nomadismo, la imposibilidad de radicar familia en la tierra.
A la hora de volverse, UTAA ya tenía decidido, como sindicato de asalariados, levantar la bandera que le daría otra característica fundamental para transformarlo en un sindicato peculiar: la reivindicación de la Tierra. Esto no era público, entonces. No podía serlo, porque UTAA tenía un plan. Un plan que Sendic nos contó.
Iba el mate compañero y solidario de mano en mano. Estaban las manos vivas de Ataliva y de Bentín, los sueños de Raúl, la palabra de Gerardo Gatti, la firmeza de Jorgelina Martínez.
En el norte, cerca de Colonia Palma, hay una estancia vacía, abandonada, improductiva, de 25.000 hectáreas. Nosotros la vamos a ocupar si Uds. nos ayudan. Si Montevideo nos ayuda. Si los sindicatos urbanos nos ayudan. Si la clase obrera hace suya esta lucha. Porque si no, bastará que un comisario y un piquete del ejército vayan allá y nos manden presos. A nosotros no nos importa ir presos otra vez, y menos por esa causa, pero que nuestra lucha no caiga en el silencio. Que la cana, si la hay, no sea en vano… La caja de resonancia de lo que se haga allá, está acá. Uds tienen que ponerla en marcha. Aunque parezca mentira, a la represión de allá se la puede parar desde acá.
Mientras la polémica bullía como nunca en la izquierda, allí, en el sótano de la CTU (Central de Trabajadores del Uruguay), nos comprometimos a actuar, compañeros provenientes de diversas tiendas políticas, juntos, en el marco de un plan concreto.
Hubo muchos detalles y cada cual tuvo una tarea concreta. La ocupación sería para setiembre aproximadamente.
Como hemos dicho, las experiencias de organización sindical rural venían desde mucho antes. Incluso desde antes de 1959, de la Revolución Cubana. En 1954, por ejemplo, se registra un antecedente de ocupación de tierras en “Farrapos”. En 1955, el Instituto expropia un “latifundio improductivo” en Florida. Si bien como diría el semanario “Marcha”, al paso que se plantea el Instituto Nacional de Colonización la Reforma Agraria en el Uruguay demorará 1000 años aproximadamente, lo cierto es que había antecedentes de lucha…”

Hoy el senador Fernández Huidobro del MLN- MPP (Movimiento de Participación Popular) es el ideológo y defensor político de la coparticipación con las tropas de EEUU en la “Operación Unitas”, del envío de tropas intervencionistas en Haití, del Tratado de Protección de Inversiones con EEUU, de la necesidad de un Tratado de Libre Comercio con EEUU, de la instalación de las Plantas de Celulosa donde las empresas están comprando tierras para forestar en cifras de 100 mil y 200 mil hectáreas llevando al país a un monocultivo y degradación ambiental, de la violación a la Constitución con respecto al Plesbicito que estatizó el agua y el servicio de Sanemiento, del respaldo a la política continuista fondomonetarista, etc.; que estaba dispuesto a expropiar 25000 hectáreas cuando era tupamaro y ahora es corresponsable en el envío de la represión y el desalojo a una ocupación de 36 hectáreas de tierras del Instituto de Colonización que desde hace 11 años el colono no las trabaja.
El gobierno “progresista”, tal como narra el senador Fernández Huidobro en su Historia de los Tupamaros (Tomo 1), ha enviado a un comisario para censar a las familias ocupantes y sus pertenencias, ha promovido la intervención de la justicia burguesa para intentar desalojarlos, ha decidido que el fiscal del estado estudie la posibilidad de que los cañeros ocupantes en Bella Unión de tres sindicatos (UTAA, SOCA -Sindicato Obrero de CALNU, Asociación de productores azucareros y asalariados rurales de Bella Unión –APAARBU-) hayan incurrido en el delito de “usurpación”, desarrolla una campaña de difamación contra los ocupantes (ultra radicales), intenta dividir a los cañeros, desalienta la solidaridad con los ocupantes, etc.
En otro sentido, el actual Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca José Mujica, que está por cumplir un año de gestión, ha propagandeado un proyecto “sucra-alcoholero” que implicará la plantación de azúcar de 10 mil hectáreas en tres años y que generarán miles de puestos de trabajo. Este fundador del MLN, que “consideraba que el drama del cañero es una zafra de cinco meses de trabajo y el resto del año al nomadismo”, garantiza más de lo mismo, divorciándose de una generación de luchadores tupamaros por “tierra para quien la trabaja” y donde UTAA es el sindicato que más desaparecidos tiene en el marco de la represión del “Plan Cóndor”, como sindicalistas y guerrilleros, desaparecidos en Uruguay, Argentina y Paraguay.
El actual Ministro aplica sistemáticamente el continuismo de una política agropecuaria de orientación neoliberal que ha provocado:
- despoblamiento del campo, desde 1980 han migrado 200 mil personas
- se perdieron 80 mil puestos de trabajo en el campo
- desaparecieron 16 mil pequeños productores
- concentración de la tierra, donde más del 50% de la superficie agropecuaria esta ocupada por establecimientos de más de 1000 hectáreas
- el 35% de las tierras agropecuarias presentan síntomas de degradación
- endeudaminto real y ficticio, pues 2500 productores que suman 3 millones de hectáreas se endeudaron con el estado para estafarlo y 15 mil pequeños y medianos productores tienen deudas reales para sobrevivir produciendo.
- Un 20% de las tierras agropecuarias en manos de sociedades anónimas y extranjeros, aumentando esta cifra rápidamente por las compras de tierras de las empresas forestales ligadas a las plantas de celulosa.
Ambos, el Senador Fernández Huidobro y el Ministro Mujica Cordano, “aprendieron” desde sus inicios de militantes tupamaros las enseñanzas del “Bebe” Sendic de la lucha por la tierra.
Enseñanzas de la declaración de UTAA, de mayo del 68, que planteaba “… cuando ya lo que se arriesga o se pierde es el derecho al trabajo, el derecho a una vivienda humana, el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho al pan, que son derechos sagrados, que nacieron con el hombre y esos derechos los pierde una mayoría en beneficio de una minoría, entonces la lucha debe ser no solo de tierra o muerte, sino de pan o muerte, de educación o muerte, de salud o muerte, de vivienda o muerte, de trabajo o muerte.
Y entonces, sobre la base de esos derechos no se dialoga, ni se negocia, se arrancan”.

Ambos, Fernández Huidobro y Mujica Cordano fueron co-redactores del programa de Gobierno del MLN emitido en marzo del 1971, donde uno de los puntos dedicado a la tierra establece:
“Reforma Agraria: 1) Los grandes establecimientos ganaderos, las grandes plantaciones y los grandes tambos serán expropiados y su explotación será administrada por los trabajadores; 2) en el entendido de que la riqueza principal del país surge del campo, se capitalizará y mecanizará su explotación para multiplicar su producción rápidamente; 3) la pequeña empresa rural le será respetada a los que la trabajan. Los trabajadores rurales que hoy tienen derechos precarios sobre la tierra, como los arrendatarios, trabajadores y medianeros, se les dará un derecho efectivo sobre ella: “La tierra para quien la trabaja”; 4) Habrá la mejor asistencia técnica para todos los productores rurales así como de fertilizantes, semillas, alambres y demás instrumentos para una mejor explotación”.
El “Bebe” Sendic en su propuesta “Plan por la tierra y contra la pobreza” escrito en el periódico Asamblea, el 19 de junio de 1985 decía:
“Pago con tierras de la deuda de los latifundistas a los Bancos. Estas ascienden a un monto equivalente al precio de 6 millones de hectáreas o sea un tercio de la superficie del país. Muchas de esas tierras ya se van a empezar a rematar en los próximos meses y en ese caso pasarían a manos de especuladores (muchos de ellos extranjeros) que las comprarán por una bagatela. O sea que hay una especie de ‘ahora o nunca’…”
Ambos, Fernández Huidobro y Mujica Cordano, “progresistas” criollos, abanderados de un “capitalismo eficiente y humano”, promotores de la concentración y extranjerización de la tierra en multinacionales de la celulosa, que tienen planificado invertir en cinco plantas con un monocultivo de eucaliptus que puede llegar a 7 millones de hectáreas de las 18 millones de hectáreas del país, han dejado de lado un programa histórico de liberación nacional y social que tiene sus orígenes en la gesta artiguista, continuada por levantamientos nacionalistas de lucha por la tierra, mantenida por los trabajadores organizados desde los inicios del siglo xx, demanda fundamental en el Congreso del Pueblo de 1964 y en la fundación de la CNT en 1965, bandera inclaudicable de los peludos de UTAA y una de las 30 medidas del Frente Amplio de 1971.
Ambos, Fernández Huidobro y Mujica Cordano, han renegado del Artiguismo, de su condición de tupamaros y de la lucha cañera convirtiéndose en el triste papel, tras una larga vida de sacrificios como luchadores sociales, de sirvientes del imperialismo, de las multinacionales y capitalistas criollos… una vida de izquierda para terminar abrazados a la derecha.

Mario Rossi Garretano
Secretario Político del Movimiento Revolucionario Oriental

FUENTES:
“La tierra, la banca y la deuda externa” - Raúl Sendic
“Historia de los tupamaros” Tomo 1 – Eleuterio Fernández Hiudobro
“La rebelión de los cañeros y los hombres del arroz” - Mauricio Rosencof
“Contribución a la historia del MLN “Tupamaros” – José Harari
“Colonización y Reforma Agraria” - Marcel Achicar, Ricardo Cayssials. Luis Córdoba (h), Elbio J. López Rocca, María Minacapilli