Declaración del MRO ante alusiones a nuestra organización por parte del candidato a presidente por UP, Gonzalo Abella



En los últimos días el MRO ha estado en editoriales y artículos de La Juventud, notas y entrevistas de CX36, por la decisión de asumir el espacio NBA (voto nulo, voto en blanco y abstención) en el presente proceso electoral.

Por cierto que también se ha pronunciado sobre el tema recientemente el candidato a presidente por ese partido, Gonzalo Abella, lo cual motiva esta declaración.

Hay una decisión política nuestra de no entrar en diferendos por la táctica electoral, pues consideramos que el día más importante es el día después de las elecciones. Hemos sido aludidos. El espacio NBA es heterogéneo y nos haremos responsables de nuestros dichos.

No vamos a entrar a criticar las opciones tácticas electorales de otras organizaciones, en momentos que aun se está desarrollando el proceso electoral, porque precisamente creemos que esa debe ser la actitud de quienes verdaderamente estamos apostando a la construcción de la unidad para luchar de la izquierda consecuente; la actitud de respetar realmente, en la práctica concreta, a pesar de provocaciones o agravios, todas las variantes tácticas de las diferentes organización.

Sí debemos señalar que finalizado el mismo, sin dudas que será necesario un balance de todo el proceso que se esta desarrollando, y por supuesto que tendremos nuestra visión al respecto.

Sin embargo se hace necesario ante las repetidas alusiones a nuestra opción electoral, reafirmar los principales puntos en que se apoya la misma.

Disponemos espacios de comunicación - periódicos y audiciones – y en todos los pronunciamientos sobre el tema , hemos sido sumamente respetuosos de la decisión táctica del PT y la UP, de incursionar la actividad parlamentaria, dado que siempre hemos considerado que es un frente táctico válido para hacer avanzar el programa de liberación nacional y social.
La historia del MRO lo afirma, desde su fundación en 1961 hemos cofundado frentes programáticos electorales que trascendían lo electoral de acuerdo a sus cartas fundacionales cofundamos el FIDEL (1962); el FA en 1971 y en su seno Patria Grande con Enrique Erro; el MPP en 1989. Nos retiramos en 1993 del FA porque iban a rebajar el programa, aliarse con cualquiera (víboras) y para esa impunidad había que debilitar la participación y discusión en los comités de bases. Ese giro socialdemócrata-populista lo único que conseguiría sería reciclar las derechas. Para llegar a estas conclusiones otros tardaron más de 10 años, porque entendemos que los tiempos políticos para las personas y organizaciones son distintos. El MRO en la intemperie, se hicieron intentos de nuclear la izquierda consecuente (FOP, FRAS, COMUNA) como opciones más allá de lo electoral, que no prosperaron, mientras se iba construyendo la alternativa, votamos en blanco en 1994, en 1999, en 2004, en el 2009( COMUNA) y ahora en el 2014. 20 años votando en blanco.

Como táctica, el frente electoral tiene varias opciones, la abstención, el voto en blanco, el voto nulo, presentación de candidatos y la elección táctica es privativa de cada organización de acuerdo a la estrategia y análisis de coyuntura de cada grupo. Gonzalo Abella, como maestro y especializado en historia sabe que sobran ejemplos históricos sobre estas variantes tácticas de acuerdo al desarrollo de la lucha de clases (Partido Bolchevique con respecto a la participación y boicot a la Duma, las FARC de Colombia, abstención y el genocidio de militantes de la Unión Patriótica cuando decidieron vertebrase en candidaturas). Podemos abundar en más ejemplos, para Lenin el programa es fundamental, donde entra todo menos la táctica, porque el número de variables hace que la táctica correcta lleva en su seno un margen de error apreciable.
Para los guevaristas, es una guía para la acción política la frase del CHE: intransigencia estratégica y sumo respeto a las variantes tácticas. Para el MRO desde su fundación hasta nuestros días, es fundamental la violencia organizada de las masas en el desarrollo del proceso revolucionario hacia la toma del poder (esto se zanjó en la práctica con la creación de las FAR Orientales en la década del 60-70) y la táctica en el frente electoral en el marco de esa estrategia, sir ve para nosotros, para concientizar, organizar y movilizar para la revolución y la lucha del socialismo, desnudando el carácter de dictadura de clase burguesa disfrazada, a la democracia burguesa.

Para nosotros la acción revolucionaria en la coyuntura electoral no puede pasar por esperar a conquistar una banca en el parlamento, para empezar a denunciar desde ahí la podredumbre del sistema parlamentario, sino que esa denuncia debe ser el eje de la acción desde el inicio mismo de la campaña electoral .
No es cuestión de conquistar votos la campaña electoral para los revolucionarios, sino de denunciar lo mas claramente posible, a la mayor cantidad de gente posible, la fantochada en que consiste el sistema democrático burgués. Por esto una campaña electoral enfocada desde el punto de vista revolucionario no puede caer en las consignas lavadas, livianitas, que no asusten, que no espanten votos. Al contrario debe ser de denuncias lo mas crudas posibles y de propaganda de un programa popular.

A su vez el espacio electoral y en particular la opción de participar con candidatos permite generar espacios amplios de defensa del programa popular, por lo cual renegar de la unidad sin exclusiones es realmente ridículo en la coyuntura, porque precisamente en el terreno de la defensa del programa popular y de las libertades democráticas es donde mayores y mas amplias alianzas pueden llevar adelante los revolucionarios, sin cuestionar en lo más mínimo sus principios estratégicos. Claro que para esto se debe dar y exigir el mayor respeto por todas las variantes tácticas de las organizaciones.

Estamos convencidos también de que en esta coyuntura ,donde la burguesía muestra su parodia de democracia, es deber de los revolucionarios mostrar a las masas otras formas de hacer política, diferentes a los manejos típicos de los partidos del sistema que disputan los carguitos en la administración del Estado burgués.
No es aceptable para nosotros participar de ninguna construcción que repita manejos de cúpula, acuerdos por cargos, prácticas sectarias, etc.
Creemos que un espacio de unidad en la coyuntura electoral debe darse a partir de la aplicación de la mas amplia democracia interna, de la discusión de programas y no de nombres, de la más amplia participación de las bases en la discusión y en la toma de decisiones, de la construcción de organismos de dirección con participación real de todas las organizaciones que lo conformen. Pero por sobre todo estamos convencidos que no se trata de generar cooperativas de votos, acuerdos meramente electorales, sino que para nosotros la conformación de un frente electoral solo tiene sentido si el mismo tiene la proyección de convertirse en una herramienta de acción política permanente en la lucha de clases.

Es claro que las condiciones que mencionamos arriba para la conformación de un frente electoral que agrupara a la mayor cantidad posible de organizaciones y militantes de la izquierda consecuente no se dieron en la actual coyuntura.
Sin embargo no hemos abandonado nuestra predica y hemos impulsado las mayores alianzas posibles con todas las organizaciones y militantes, tanto en la acción política permanente como en la táctica electoral que hemos resuelto, que pasa por el impulso al voto en blanco, nulo o abstención.

Todas nuestras declaraciones han sido fruto de posturas colectivas en las coordinaciones en las cuales participamos (Periódico En Lucha, Periódico Construyendo y Espacio Votamos Luchar, además de la audición La Voz de los Comuneros).
Periódico En Lucha (Colectivo Militante, Militantes Guevaristas de la Costa, Comuna), Separata textual: “De nuestra parte, la decisión es protestar y continuar luchando. En ningún caso, Ni el 26 de octubre, Ni el 30 de noviembre (si finalmente hay balotaje), daremos un voto por el “mal menor”. Es una decisión fundamentada por el camino recorrido -junto a otras fuerzas anticapitalistas- en este período de “hegemonía cultural” progresista. Por tanto, acompañaremos a los compañeros y compañeras que componen un espacio radical que va desde el Voto Nulo al Voto en Blanco. Habrá otros compañeros de este mismo espacio que darán su apoyo a las opciones de izquierda que se presentan a las elecciones: el Partido de los Trabajadores y la Unidad Popular. Una decisión que respetamos.”

Espacio Votamos luchar, textual: “Votamos luchar es el accionar, el señalamiento y la denuncia de un montón de personas convencidas de que no será en las urnas donde se resolverán los problemas del pueblo. No se trata de una campaña contra electoral sino de una denuncia hacia este sistema que por su propia lógica vive en crisis y no ofrece soluciones. Creemos que el pueblo puede y debe esperar todo de sí mismo, de su accionar político propio, ponemos el acento en la necesidad de organizarnos, de dar batalla contra quienes nos oprimen, luchando por recuperar los espacios que no corresponden. No importa el resultado de octubre, o el de noviembre. No importa a quien votemos, no importa quien gobierne. Con o sin nuestro voto siempre gobiernan contra nosotros. Siempre nos mienten, nos engañan. Nosotros siempre tenemos que esperar que crezca la torta, ajustarnos el cinturón, mientras ellos nunca pierden, siempre crecen sus ganancias, siempre viven bien a costa de nuestro trabajo. Si gobiernan contra nosotros y nos piden el voto, nosotros votamos luchar, si aumenta la carestía votamos luchar, si nos privatizan la educación votamos luchar, si no tenemos salud y vivienda votamos luchar, si se paga la deuda externa y se extranjeriza la tierra votamos luchar, si el hambre y la miseria son ley votamos luchar.”

Periódico Construyendo( COMUNA y FPA) N. 56 , pag. 6, textual: Declaración VI aniversario de Comuna - 19 de junio del 2014: “… sin embargo es muy dificultoso que la UP-AP, PERI y PT cumplan objetivos de representación, pues es insostenible que quienes votaron a Constanza Moreira se vuelquen hacia el espacio fuera del FA, más aún con el ascenso de Sendic, y tampoco es esperable que el espacio de voto en blanco o nulo, que manifestara su rechazo al sistema electoral en las internas , se revierta hacia esos partidos. “ “ Se repite lo que hemos fundamentado desde nuestra fundación el espacio extra FA es débil en la coyuntura y la fragmentación profundiza la debilidad, la necesidad de unidad para luchar, sin exclusiones de la izquierda consecuente, sigue siendo un principio fundamental para nosotros y lo explotados” “ Para nosotros , la situación política muestra que el espacio que rechaza lo institucional crecerá… y el planteo de voto en blanco o nulo tomará sentido en que el espacio VOTAMOS LUCHAR , sea capaz de presentar un programa de reivindicaciones inmediatas y de cambios profundos hacia la revolución y el socialismo”

Estas decisiones del MRO fueron avaladas con estudios regionales del Encuentro Guevarista Internacionalista (Chile, Argentina, Uruguay, Venezuela, Europa) sobre la estrategia imperial de golpes buenos, planes de desestabilización a regímenes hostiles y la creciente abstención , votos en blanco y nulos, expresiones de indiferencia institucional electoral de los últimos procesos del área.

Tenemos nuestra línea estratégica y la táctica la rige nuestra estrategia, no nos pronunciamos en función de los demás, sino de lo que consideramos que aporta hacia los objetivos del pueblo. Cada viraje táctica pone a prueba a cualquier organización, decidimos un viraje táctico.

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google