Proyectos Políticos Diferentes: Ante las contradicciones surgidas en el seno de la Coordinación de la Construcción de la Unidad Popular, y por el momento sin resolver, COM.UN.A, MRA y MRO se retiran de la Coordinación, con el firme convencimiento que la profundización de la lucha de clases indefectiblemente nos unirá para luchar.

15.Mar.13 :: Noticias

LA NECESIDAD DE HISTORIAR EL PROCESO

La existencia de COMUNA responde a una serie de principios básicos:
a) La lucha por la Revolución y el Socialismo
b) La unidad sin exclusiones. Trabajar para unificar el espacio de la izquierda consecuente en la lucha por la Liberación Nacional y el Socialismo
c) Programa histórico de liberación nacional y social de la clase trabajadora y demás sectores populares
d) Acción política permanente trascendiendo lo electoral. Priorizar los mecanismos de la democracia directa sobre la representativa.
e) Rotación de responsabilidades. En materia del frente electoral: 1) mandato y rendición de cuentas al colectivo. 2) Renuncias firmadas en blanco. 3) Revocación de cargos. 4) Listas únicas para facilitar las rotaciones. 5) representación única, sin posibilidades a repetir candidaturas para no atornillarse en cargos.
f) Afirmación de propuestas, rechazando en las segundas vueltas a lo menos malo.
Con estos principios concurrimos a la Coordinación que surge de la necesidad de unificar un espacio revolucionario de consecuencia política y que se encuentra circunstancialmente fragmentado. Ha operado con un coordinador de representantes de 14 grupos desde su inicio, con reuniones mensuales, además de comisiones (organización y programa) durante un año (primera reunión febrero del 2012). Las decisiones fueron tomadas durante el año por consenso. Los actos, concentraciones, manifestaciones, lanzamientos, declaraciones sobre la realidad nacional e internacional, los acuerdos de los 35 puntos programáticos fueron instrumentados por acuerdos (consenso).
La convocatoria para la Coordinación fue una iniciativa de la Asamblea Popular (que para las elecciones del 2009 aglutinaba 9 grupos – 7 de Asamblea Popular, Refundación Comunista y MAD que posteriormente se convierte en PBU, donde se genera una escisión el POYCU) se suman a esta convocatoria MRO, MRA, COMUNA, PROUNIR Y PERI (Partido Ecologista Radical intransigente), esta última a las pocas reuniones se retira.
Sobre fin de año, AP presenta la necesidad de considerar las candidaturas de G. Abella y G. López, sin haberse en el Coordinador establecido nombre del instrumento político, debate programático con los sectores populares, sin plataforma electoral, sin estatutos y revisando el mecanismo de consenso.
COMUNA – MRO- MRA presentaron documentos rechazando esa iniciativa, pues en la historia de la conformación de frentes de izquierda en nuestro país, y de los cuales el MRO ha cofundado varios, primero se procedió a llegar al acuerdo político, luego a definir el programa, posteriormente las medidas de gobierno, le siguieron los mecanismos estatutarios y al final las candidaturas.
La declaración del 29 de junio firmada por los 14 grupos definía claramente una acción política permanente de intervención en la lucha de clases y la acción programática electoral.
AP define claramente como prioridad lo programático electoral, a dos años de las instancias electorales, entendiendo la escasez de recursos y la necesidad de una campaña electoral hacia el objetivo de por lo menos una representación parlamentaria, generando una contradicción con los grupos que priorizan la acción política permanente, que entendían que uno o dos diputados no modificaban la correlación de fuerzas populares y que EL INSTRUMENTO POLÍTICO A CONSOLIDAR para la movilización era insustituible por plazos más que medianos.
Así, hay diferencias claras en materia de mecanismos de participación y decisión, hay diferencias en la nominación del instrumento político, hay diferencias en la presentación y perfil de los candidatos, AP presenta candidaturas que define como independientes de la AP, pero que no son independientes, pues revistaron en las listas de AP en el 2009, no son representativos de los 14 grupos y exige la definición de candidatos antes de fijar nombre, debate programático con el pueblo, estatutos y mecanismos de participación y decisión.
PARA COMUNA-MRO-MRA el momento histórico exigía candidatos de toda una vida que tuvieran un perfil de coherencia con el programa que se rescataba del pasado, de afirmación y confianza, de votos conciencia. Se discrepaba con levantar independientes para captar los votos de los descontentos en la diáspora frenteamplista.
PARA COMUNA –MRO-MRA es la hora de los referentes consecuentes de toda una vida más allá de su edad, en vida de Sarthou con sus ochenta largos, de Irma Leites, de Zabalza, de Mejías Collazo mas allá de sus votos en blanco o votos dignos, de Rubio del 26 de marzo, de Maiki de PrOUNIR, por su prolongada militancia en la Corriente de Izquierda junto a Shartou, Ricardo Cohen del PCR, de Mario Rossi del MRO, etc.
POR ESTA CONCEPCION COMUNA-MRO-MRA plantea a Maiki la candidatura del espacio que no representa AP y Maiki declina (se adjunta documento). Ante la ausencia de un representante del mencionado espacio es que COMUNA-MRO-MRA presenta candidato.
COMUNA –MRO- MRA
COMUNA –MRO –MRA presentó un planteo de intentar salvar las diferencias: a) mayorías especiales sustituyendo el consenso b) Nominación conjunta Unidad Popular- Izquierda Unida (aceptada a Sarthou en el 2009) c) candidatos que reflejaran las distintas vertientes, se plantea el retiro de la candidatura de Comuna, en la medida que se presente una que refleje las dos vertientes.
El Coordinador, sin la participación de COMUNA-MRO-MRA definió las candidaturas presentadas por Asamblea Popular, el nombre de Unidad Popular y mayorías especiales donde los 2/3 están asegurados por AP.
No se resolvió durante un año, el tema de la unidad sin exclusiones. Pro Unir, Comuna, MRO y MRA se contactaron con el PT y se les entregaron los puntos programáticos acordados a debatir, pues no habían sido tenidos en cuenta.
Se presentó un proyecto de quincenario en común y se rechazó porque podía reflejar las diferencias en materia sindical y política internacional.
Se planteó impulsar referendo contra las PPP, más allá del resultado, sino como ejercicio de herramienta vinculada al pronunciamiento de mayorías y fue rechazado.
Varios puntos del ser político de COMUNA-MRO-MRA no coincidían con el proyecto de AP, a pesar que la Coordinación nace en el 2011, alejada del proceso electoral, se tiñó rápidamente del clima electoral y lo enrareció, más allá de acuerdos y consenso.
Si bien, existe un hegemonía de los conciliadores de clase, se avecinan tiempos de agudización de la lucha de clases, ya hemos vivido en otros años, situaciones parecidas, por ejemplo, en la década del 60 donde la izquierda estaba dividida ( FIDEL, Unión Popular, el MLN en la clandestinidad, el MIR por fuera de Frentes Populares, la FAU con su proyecto, etc) pero vino el Pachecato y el auge de las luchas populares cimentaron la unidad que culminó en el FA, la ROE, se potenció la lucha armada y otras coordinaciones para luchar.
Estas contradicciones en el seno del pueblo cuando organizaciones son fieles a sus principios tienen su método de resolución basado en la paciencia, tolerancia, discusión y persuasión, las diferencias serán laudadas al calor de la lucha de clases y la práctica como criterio de la verdad.

No ha prosperado un intento, pero sin duda, habrá otros y estarán más cerca de la meta.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google