Declaración conjunta de CM, RC, CAL71, FRAS y MRO sobre los hechos del 4-11

10.Nov.05    Noticias
    ()

Montevideo, 10 de noviembre de 2005

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LA COORDINACIÓN

COLECTIVO MILITANTE
REFUNDACIÓN COMUNISTA
COORDINADOR ARTIGUISTA DE LIBERACIÓN 1971
FRENTE REVOLUCIONARIO POR UNA ALTERNATIVA SOCIALISTA
MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL

A la opinión pública:

En relación con los acontecimientos del viernes próximo pasado que tanta e intencionada cobertura ha tenido por algunos medios, queremos realizar las siguientes precisiones.

Nuestras organizaciones políticas no han surgido por generación espontánea ni son producto del oportunismo o la veleidad protagónica de sus integrantes.
Hemos surgido del seno del pueblo y tenemos vínculo histórico con la mejor tradición de lucha de la izquierda uruguaya. Algunas de nuestras organizaciones hace ya largo período que han abandonado las estructuras del Frente Amplio, otras lo han procesado en diferentes etapas previas al período electoral de octubre pasado o, incluso, en etapas más recientes.
Nos une, como ya expresamos, una larga tradición de lucha, unos inclaudicables principios anticapitalistas y antimperialistas y también la certeza de que la unidad de acción es una necesidad estratégica.
Comenzamos esta coordinación desde esta perspectiva y continuaremos en ella al calor de las luchas populares.
El viernes pasado expresamos conjuntamente, como tantos en el continente, nuestro repudio al imperio, a Bush y a las acciones de entrega de este gobierno, con una marcha conjunta hasta las inmediaciones de la embajada yanqui.
En estos días, desde distintos medios de difusión masiva y, de manera solapada, por parte del Sr. Ministro de Interior Dr. José Díaz, se ha pretendido mostrarnos como radicales, anticapitalistas, desestabilizadores y violentistas; ha dicho el Sr. Ministro que investigará las intenciones de estas organizaciones y de otras vinculadas a los sucesos del 4-11.

En este marco de situación respondemos a la prensa y al Sr. Ministro.

1) Reivindicamos con honor nuestro carácter de izquierda radical, anticapitalista, antimperialista. Todas nuestras agrupaciones políticas han tenido un tronco común, expresado orgánicamente en el Frente Amplio fundacional, en aquel proyecto popular que nace con la intención clara de romper con la dependencia y proyectar una lucha intransigente por los derechos de los más infelices. En ese entonces reivindicábamos cuestiones cardinales en torno a la independencia, la soberanía, la deuda, la tierra, la banca, el comercio exterior, los derechos humanos, el trabajo, la educación y otros aspectos. Hoy también.

2) Se acusa a ciertos sectores, entre los cuales se nos incluye, de promover hechos violentos, de no cuestionar ciertas metodologías, de desestabilizar y, subyacente en estas expresiones y visto lo que acontece, de sediciosos. Es el capitalismo como sistema sustentado en el poder del imperio y articulado en las oligarquías y burguesías nativas, con su poder económico y políticamente amparado en el poder coercitivo del Estado, el que ha ejercido por siglos, y lo sigue haciendo, la violencia más atroz, descarnada y abyecta. Esta violencia es ejercida unas veces de maneras sutiles: apropiación de plusvalía, expropiación lisa y llana, desocupación, hambre, marginación; otras de manera más visible y brutal: represión, cárcel, tortura, desaparición y muerte. Esto ha sucedido a lo largo de la historia; sigue sucediendo.

3) El Sr. Ministro Dr. José Díaz, hoy aparece como adalid del orden y el status-quo; lo hemos escuchado exigir al Poder Judicial la mayor dureza a la hora de sancionar, de manera ejemplificante, a los cuatro hijos del pueblo que hoy están en cárcel; compañeros sin cortapisas, presos políticos por luchar. Ayer el Dr. Díaz supo ser ideólogo socialista al frente de la Fundación Vivián Trías; años antes promotor, desde la “OLAS”, de la lucha armada continental como vía de acceso al poder e integrante del aparato armado del Partido Socialista. Pecados de juventud.

4) Un año atrás, la mayoría del pueblo decidió que el Frente Amplio, junto con el EP-NM, accediera al gobierno a partir de la aceptación del Programa que esta coalición había puesto a consideración de la ciudadanía. Este Programa, que no consideramos suficiente a la luz de la realidad, es el que el pueblo eligió; este Programa expresaba la necesidad de no supeditar el país productivo y las necesidades de la gente al pago de la deuda externa; se expresaba por formas de negociación de la misma en ese marco. Se expresaba antes de octubre del 2004 que el ALCA o cualquier acuerdo comercial de esas características era contradictorio con el Mercosur y con las necesidades nacionales. Se hablaba de trabajo, de derechos humanos, de participación y libertades, de profundizar la democracia. El pueblo creyó, confió y espera.

5) Hoy observamos que todas estas promesas, y con ellas las aspiraciones populares, han quedado de lado; se ha mentido y por tanto se violenta la confianza del pueblo. El marco democrático que el gobierno quiere preservar, restringido e insuficiente si no se le incorpora contenido económico, social y político de carácter popular, se intenta mostrar como la panacea de todos los males de manera absoluta, abstracta y vacía. Se cuestiona la protesta legítima del pueblo y sus formas de lucha en el marco de la entrega que significa la firma por parte del Ministro Gargano, (otro firme defensor de la lucha armada en los sesenta y partícipe de la “OLAS”) y del Presidente Vázquez, del preacuerdo en torno al “Tratado de Inversiones”, neocolonial y entreguista, con Estados Unidos en Mar del Plata.

6) Por todo lo expuesto queremos expresar a la ciudadanía en su conjunto que nuestras fuerzas políticas estarán, como siempre, codo a codo, desde una posición clasista y de combate, con el pueblo, con los trabajadores, los estudiantes, los marginados, los oprimidos. Las luchas de éstos serán nuestras luchas; el pueblo adoptará las metodologías que crea pertinentes y sus organizaciones respaldarán las mismas; sus perseguidos serán nuestros y cada golpe a un hijo del pueblo será un golpe a nosotros mismos. No permaneceremos pasivos y, con responsabilidad pero con firmeza, la que se demuestra en la calle, poniendo el pellejo y sin el poder del Estado como cómplice, defenderemos la causa de los pueblos que hoy, como ayer, no admite la menor demora.

COORDINACIÓN CONJUNTA DEL:
COLECTIVO MILITANTE
REFUNDACIÓN COMUNISTA
COORDINADOR ARTIGUISTA DE LIBERACIÓN 1971
FRENTE REVOLUCIONARIO POR UNA ALTERNATIVA SOCIALISTA
MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL