Declaración de la C.G.I. 15 de mayo: 64 años de Resistencia Palestina

19.May.12    Declaraciones
   

Un nuevo aniversario de la catástrofe Palestina. Esta fecha es para los pueblos no sólo la conmemoración de un pasado trágico y doloroso, como pueden ser la memoria del genocidio armenio o la barbarie nazi, sino también un llamado a frenar el genocidio de hoy. Millones de exiliados, miles de presos y muertos y una historia de dignidad, resistencia y solidaridad con los pueblos oprimidos, se sintetizan en una sola palabra: Palestina.
Para nosotros, los revolucionarios, el compromiso con la lucha del pueblo palestino excede los irrenunciables principios del internacionalismo y la solidaridad, porque la liberación de la nación palestina implicará una derrota estratégica para el imperialismo yanqui y una victoria para los oprimidos de todo el mundo, semejante a la que hace más de treinta años celebró el heroico pueblo de Vietnam.
El fin del colonialismo ejercido por el Estado terrorista de Israel implicará una enorme pérdida para los imperialistas, ya que el sionismo es un enclave geopolítico estratégico para EE.UU en oriente medio; un portaviones yanqui cerca de las reservas de petróleo más grandes del planeta.
El Estado sionista es la retaguardia fundamental de EE.UU en su plan de expansión y hegemonía sobre oriente medio, pero también es la resistencia del pueblo palestino uno de sus más grandes escollos, por ser un faro para quienes luchan contra la opresión y una grieta que crece en esa misma retaguardia. Por esta razón el triunfo de la causa palestina es de vital importancia para los pueblos oprimidos por el imperialismo, ya que aunque formalmente son dos Estados, Israel y EEUU conforman una unidad política, económica y militar que constituye la principal amenaza para la paz y la libertad de los pueblos. El colonialismo sobre Palestina, el ejemplo de Libia y actualmente la demonización y campaña terrorista contra Siria constituyen un irrefutable ejemplo.
Al igual que la importancia estratégica del apoyo a la causa palestina, también tenemos claro que esa solidaridad sólo puede ser ejercida por las masas trabajadoras y oprimidas de todo el mundo, pero que no debemos esperar nada de las decadentes burguesías y sus gobiernos totalmente anexados al imperialismo. La emancipación del pueblo palestino está indisolublemente ligada a la emancipación de los trabajadores palestinos, es decir al socialismo, la liberación nacional y la revolución socialista serán pasos de un mismo sendero. Es por eso que no debemos esperar nada de las organizaciones de la capituladora burguesía palestina. Son los obreros revolucionarios y sus organizaciones, como el FPLP, quienes han demostrado y demuestran verdadera consecuencia en la lucha por la independencia.
Son las masas trabajadoras las que protagonizaron las intifadas, así como también lo son los presos políticos que sostuvieron, casi hasta la muerte, la heroica huelga de hambre de más de un mes (en algunos casos fueron 77 días) para arrancar algunas conquistas y mejores condiciones para los luchadores secuestrados en los campos de concentración israelíes.
Más de seis décadas de resistencia y ejemplos para quienes luchamos por la emancipación de la humanidad, nos obligan a redoblar la solidaridad y profundizar la lucha por el fin del colonialismo, sin aceptar las migajas y falsas opciones que ofrece el imperialismo como la coexistencia de dos Estados, cuyo único objetivo es la aceptación de la rapiña imperialista y la anexión del territorio palestino.
La verdadera independencia vendrá más temprano que tarde con un Estado palestino único y socialista.

Viva la lucha de los presos políticos palestinos
Libertad a Ahmad Saadat
Por un Estado palestino único y socialista.

COORDINADORA GUEVARISTA INTERNACIONALISTA