Intervenciones Realizadas en el Acto del 50 Aniversario del MRO:

19.May.11 :: Nacionales

Intervención de Mario Rossi (MRO)



Compañeras y compañeros presentes,
Compañeras y compañeros de organizaciones políticas hermanas
Saludamos y agradecemos la presencia de quienes nos acompañan en esta reunión aniversario y reciban un fraternal reconocimiento de nuestro Movimiento.
Qué año el 2011, que tremendo significado, compañeras y compañeros, es el año del bicentenario de la gesta revolucionaria independentista, de la revolución artiguista, es el año del 50 aniversario de la victoria de Playa Girón y de especial significado para las luchas en nuestro país, también el 50 aniversario de la fundación del legendario sindicato cañero de de UTAA de lucha por la tierra para quien la trabaja”.
En medio de estos acontecimientos históricos, también cumple 50 años de azarosa existencia nuestro querido Movimiento Revolucionario Oriental
Y el haber asumido nuestra condición de artiguistas, nacido del fruto del triunfo de la revolución cubana, ese estigma de antiimperialistas desde nuestro nacimiento nos deja afuera de los proyectos políticos de crecimiento productivo u justicia social de los conciliadores con el imperio y renegados de izquierda
Nacimos en medio de la primera derrota militar del imperialismo, de un pueblo revolucionario decidido a luchar hasta las últimas consecuencias, al cual el imperialismo subestimó.
Y el imperialismo, por si alguien piensa que no es el enemigo de la humanidad, la agresión genocida actual, contra el pueblo iraquí, afgano, libio, palestino, colombiano, el bloqueo a Cuba, el centenar de bases militares, las presiones diplomáticas, las intervenciones militares en Haití y en países del Äfrica son suficientes argumentos para espantar la miserable idea de conciliar con el imperialismo.
Cumpliendo 50 años, arrastrando nuestras propias limitaciones, en un derrotero de aciertos y errores, nos hemos guiado por principios ideológicos y estratégicos que nunca nos han apartado de las tareas de la Revolución, de la liberación nacional y el socialismo.
Hemos volcado a la revolución y al pueblo, lo que somos, un mezcla de virtudes y defectos, y desde luego que tenemos cosas por las cuales arrepentirnos.
No debemos arrepentirnos, como está de moda, de nuestra condición de organización que transitó la lucha guerrillera en el plan del CHE, sino de no haber sido mejores combatientes, mas decididos, mas valientes, mas firmes en la tortura, mas internacionalistas, mas comprometidos en la causa de los trabajadores y en la lucha por el socialismo.
Hemos practicado y estamos dispuestos por la causa más hermosa que haya engendrado la humanidad, que es la causa del socialismo a utilizar todos los medios de lucha que la lucha de clases exija.
Hemos integrado todos los instrumentos de unidad popular de los últimos 50 años, el Fidel, el acuerdo de época, el frente amplio, patria grande, la corriente, el MPP, y cuando en el 93 nos fuimos del FA, incursionamos empecinadamente en la búsqueda de la unidad con el frente obrero y popular el FRAS , la CUR, COMUNA y el Consejo de Unidad y no descansaremos hasta ver una clase y un pueblo unido para luchar, herramienta fundamental para derrotar a la gran burguesía apátrida pro imperialista.
Hemos transitado por la unidad y la lucha, somos un afluente del cauce revolucionario y somos parte de un pueblo de valientes.
Se nos puede acusar de ser radicales, de ultras, de terroristas, porque nos negamos al convite del amansamiento, porque nos hemos separado de quienes han elegido el camino del oportunismo, la conciliación con los patrones y el imperialismo.
Se nos puede acusar de desubicados, acusarnos de que les hacemos el juego a la derecha, acusan los mismos que han firmado un pacto de unidad nacional con los tradicionales partidos de la burguesía y se sientan todos los días al banquete, al festín de los ricos. Hemos elegido el camino de la lucha antiimperialista y el enfrentamiento al capital y estamos dispuestos a enfrentar al enemigo de la humanidad, en las condiciones que la lucha de clases exija.
Se nos puede acusar de que no estamos dispuestos a recorrer el camino de los renegados de izquierda, que preconizaron durante 30 años el no pago de la deuda externa y ahora la pagan y adelantan el pago y sumen al pueblo en una mayor coyunda imperialista de endeudamiento, o que durante 30 años preconizaron y levantaron las banderas de la reforma agraria con expropiaciones al latifundio y hoy son los responsables de generar latifundios sojeros, madereros, arroceros, etc. Y lanzan los efectivos policiales y tropas del ejército a desalojar ocupaciones de tierras, fábricas, lugares de trabajo.
Aceptamos los calificativos que quieran ponernos, lo que nunca podrán acusarnos de traicionar los intereses de los trabajadores, de renegar de nuestra condición de auténticos artiguistas, de socialistas, de revolucionarios, porque somos consecuentes con el programa que el Congreso del Pueblo levantó, como lo hizo la Convención Nacional de Trabajadores, las organizaciones clasistas, los grupos guerrilleros que levantaron a un costo de sangre, sudor y lágrimas. Nos convidan al sueño irreal de humanizar el capitalismo, cohonestar con los explotadores, alcahuetear al imperialismo, declarar a las fuerzas armadas, instrumento de opresión , el custodio de la libertad y la democracia, en definitiva a vivir de rodillas.
Gobierna una izquierda capitalista hipócrita, de doble discurso, pero que va revelando día a día su verdadero rostro, arrodillados al gran capital, le prometen a los trabajadores que se salvarán de la mano de los patrones y que nuestra condición de país dependiente y oprimido por el imperialismo “se liberará hacia la justicia social por la gran inversión extranjera y nuestra soberanía estará guardada por un pacto ofensivo y defensivo con los EEUU”.
No nos han dejado otro camino que el de la lucha y hay que asumirlo. No es posible luchar contra el imperialismo sino se lucha contra los renegados de izquierda y los oportunistas dentro del movimiento obrero y popular. Que sepan los imperialistas que siempre nuestro movimiento lanzará un grito de guerra a la opresión y a la explotación. Un pasado de luchadores artiguistas, bolivarianos, sanmartinianos, de la patria grande nos impulsa, las revoluciones comuneras y socialistas han probado en la práctica que la burguesía es decadente y parásita, es preciso ser consecuente. El presente es de unidad para luchar y el futuro es nuestro, de los trabajadores y demás sectores populares.
Al borde de dejar mi condición de Secretario Político y dejarlo en manos del compañero Sergio, lo que me liberará de tareas organizativas, es que dedicaré hasta el último aliento para trabajar por la unidad de los revolucionarios

Cuando tomábamos una fábrica con un comando armado, la soberbia de los patrones desaparecía y pedían por sus vidas, en el ejercicio del poder revolucionario medíamos todo el futuro de un proceso revolucionario y hoy la burguesía con una crueldad infinita impulsa a amplios sectores de la juventud a sumergirse en el alcohol, la droga y la disipación , cuando lo mas sublime para un joven es morir con las armas en la mano enfrentando la opresión y explotación imperialista por la causa mas hermosa que haya engendrado la humanidad, la causa del socialismo.
Nuestras ideas van mas allá de nacionalismos estrechos, nuestras ideas van mas allá de todas las fronteras. Estamos en un mundo que no elegimos y que nos toca vivir, pero nuestras mentes y corazones están preparados para un mundo mejor, aquel que querían Marx y Engels y lucharon para construirlo el Che y el Bebe Sendic. Estamos dispuestos a desaparecer antes que renunciar a ese legado, antes que renunciar a esas ideas, antes que traicionar a todos los que se han inmolado desde las guerras independentistas, antes y después de la Comuna de París, los procesos revolucionarios socialistas, las luchas antifacistas y antidictatoriales y las luchas de liberación en el Tercer Mundo.
Viva nuestro querido mro
Viva el 1 de mayo, viva la clase trabajadora
Viva la clase trabajadora una y mil veces
Por la revolución, la liberación nacional y el socialismo. Venceremos

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google