Mensaje al Pueblo Oriental con motivo del fin de año y del 50 aniversario del MRO

06.Ene.11    Declaraciones
   

Al pueblo oriental

El año 2011 es el bicentenario del inicio de la revolución artiguista. El programa artiguista basado en la unidad de los Pueblos de la Patria Grande, en la lucha contra todos los imperialismos, en la Reforma Agraria con el reparto de tierras de tal forma “que los más infelices sean los más privilegiados”, en la protección de la industrias locales contra la inversión extranjera y la defensa de la soberanía con “un pueblo reunido y armado para la mejor defensa de sus intereses” sigue vigente.

El gobierno progresista que levantara otrora la bandera artiguista con el programa antiimperialista y antioligárquico, de: nacionalizaciones de las empresas de las multinacionales, hoy, se sumerge en la orgía de la venta del país al extranjero (tierras, bancos, zonas francas, aeropuertos, puertos, zonas mineras); de ruptura con el FMI y demás organismos financieros internacionales, hoy mantiene relaciones carnales con el FMI, BID y BM cumpliendo fielmente sus mandatos estipulados en Cartas de Intención; del no pago o moratoria de la deuda externa se ha convertido en el gobierno que más ha pagado, adelantando el pago y llevando en seis años la deuda externa de 20 mil millones a 38 mil millones de dólares, es uno de los países más endeudados del mundo en relación con la población; de levantar la Reforma Agraria con expropiación del latifundio, hoy ha promovido el latifundio maderero, sojero y arrocero, con la consecuente extranjerización y concentración de la tierra; de la nacionalización de la banca y el comercio exterior, hoy, el sistema bancario es una plaza financiera extranjera especulativa y donde proliferan los tratados de libre comercio; de una economía planificada por el estado, hoy , regla la irracionalidad del mercado; de una política de nacionalización de la industria frigorífica y defensa de los entes industriales del estado, hoy, se encuentra la industria frigorífica extranjerizada y se fomenta la privatización de las empresas del estado; de la eliminación de impuestos a los sueldos y jubilaciones y gravar la ganancia, el patrimonio y los depósitos; hoy, se impulsa el saqueo impositivo de los ingresos populares con el IRPF y se exonera al capital; de la eliminación del IVA y el subsidio a los productos de la canasta familiar, hoy, se descarga sobre el consumo popular el IVA más alto de la región y el precio de los alimentos lo decide la oferta y la demanda; de un salario y jubilación ligada a la canasta familiar, de un salario mínimo cuyo monto sería la mitad de la canasta familiar, hoy, se impulsa un modelo neoliberal basado en la superexplotación de la clase trabajadora con salarios de miseria (el salario mínimo la octava parte de la canasta familiar y el 70% de la clase trabajadora no aporta al IRPF, pues el promedio salarial no llega a los 13 mil pesos, el mínimo imponible).

La revolución artiguista está inconclusa, “los malos extranjeros y los peores criollos”, la han traicionado. Una vez más sobre el pueblo irredento y hambriento de justicia recae la continuidad de la lucha por la justicia social que se iniciara en 1811.
Nuestro MRO, en su cincuenta aniversario, como parte del pueblo, asume el compromiso de continuar la lucha que se iniciara con la gesta artiguista hasta la victoria.

Durante cincuenta años, hemos acompañado al pueblo en sus logros y sus derrotas, hemos conformado varios frentes políticos , todos en función del programa histórico de liberación nacional y social, no hemos sido afectos a cargos ni recompensas, la dignidad ha reglado nuestros pasos, y en materia de lucha, hemos asumido todos los métodos de lucha, los pacíficos y los violentos, los legales y los ilegales, considerando que no se ha hecho nada por la causa de socialismo hasta que no se ha dado la vida por ella. Junto al pueblo, redoblamos nuestro compromiso, de unidad y de lucha por la Liberación Nacional y el Socialismo. Antes dejar de existir que dejar de ser revolucionarios.

COMITÉ EJECUTIVO