Historia del MRO por Oscar Onetto (II)

HISTORIA DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL
Segunda Parte



III) El MRO y el FIDEL

III a) Consecuencias de la formación de los conglomerados de izquierda

La resolución del MRO de integrar el Fidel y la formación de dos frentes incorporan a la izquierda tradicional nuevos grupos políticos, pero al no formarse una sola opción la expectativa de competir electoralmente con posibilidades con los partidos burgueses era totalmente remota.
Inmediatamente después de la integración de Fidel con todos los grupos, se producen incorporaciones importantes de ciudadanos independientes: Luis Pedro Bonavita, Francisco Espínola, Gil Salguero Plá, Edmundo Soares Netto, el entonces secretario general de la juventud de la democracia cristiana José Germán Araujo y muchos más.
En el MRO se produce la deserción de la mayoría de los integrantes de la base “Grito de Asencio” y la casi totalidad de la base Venceremos por lo cual esas bases quedan desmanteladas; la mayoría de los desafiliados de esas bases se integraron a militar al Movimiento de Apoyo al Campesino- UTAA bajo la dirección de Raúl Sendic y posteriormente algunos de ellos son cofundadores del MLN.
III b) Integración de las listas del FIDEL en las elecciones de 1962

Urgía la integración de las listas para las elecciones de 1962 que después de algunas discusiones se llegó a un acuerdo definitivo. El candidato a la presidencia de la República fue el brillante universitario Gil Salguero, a la vice Presidencia el dirigente sindical del Partido Comunista Enrique Pastorino; la lista 1001 que fue elegida por la coalición en los puestos para la cámara de senadores la encabezaba el dirigente del Partido Comunista Enrique Rodríguez y en segundo término el ciudadano independiente Luis Pedro Bonavita; en diputados la encabezaba el MRO en la persona de Ariel Collazo como titular y como suplente respectivo Armando Cuervo, Luciano Da silva y Juan Antonio Trímboli, en segundo término Rodney Arismendi, en tercero Jose Luis Massera, en cuarto Gerardo Cuestas, en quinto lugar Jaime Pérez y en sexto término Armando cuervo (MRO), en la Junta Departamental de Montevideo los primeros cinco puestos eran ocupados por militantes del Partido Comunista y los grupos batllistas “Avanzar” y “26 de octubre” y en sexto término Oscar Onetto del MRO.

III c) el inicio de la campaña política del FIDEL – lista 1001 –
Ya estábamos a fines de 1961 y era necesario realizar la campaña política de la lista 1001
El Partido Comunista lanza todo su aparato político a realizar la campaña electora, formando en Montevideo cantidad de comités del Fidel, la mayoría integrados exclusivamente por militantes comunistas. El MRO se integró a varios comités sobre todo los funcionales como bancarios, municipales, profesores, etc.
En los actos barriales intervenían como oradores y visitaban comités militantes de las bases del MRO y en los actos centrales los oradores más avezados Collazo, Cuervo, Trímboli y Da Silva. Estos últimos también representaban al movimiento en los actos que se realizaban en las capitales y localidades importantes del interior de la república.
En esta época se fueron integrando compañeros más politizados como Aida Pedemonte funcionaria de Ancap, los hermanos Ariel y Uruguay Nogués, Suarez Cibils funcionario del Banco de Seguros, el cantor de tangos Carlos Castelar, Mireya Solé, Elena Ruglio, los jóvenes Elbio Minetti y Carlos Milán, el Dr. Francisco Brizzolara y muchos otros.

III – d) La crisis de los cohetes en Cuba – En plena campaña electoral se produjo lo que se llamó la crisis de los cohetes en Cuba. De común acuerdo con el gobierno cubano y en plena guerra fría, la Unión Soviética había instalado en la isla rampas de lanzamiento de cohetes que se podían utilizar en forma intimidatoria, tratando de evitar ataques de misiles yanquis. Se produce una airada protesta del gobierno de EEUU contra la URSS exigiendo el desmantelamiento de las rampas y el retiro de los cohetes de Cuba. Fueron unos días de gran tensión internacional que terminaron como contrapartida que EEUU retiraran los cohetes que tenían en Turquía que amenazaban el territorio soviético, sin recibir respuesta positiva decidir por sí, sin consultar al gobierno cubano, decidió Nikita el retiro unilateral de los cohetes. La actitud de la URSS en esta emergencia causó gran disgusto en el pueblo cubano, que se volcó a la Plaza de la Revolución, en señal de protesta cantando a Nikita “lo que se da no se quita”. Fue notoria la actitud del comandante Fidel Castro que en su discurso, a pesar de lo estipulado el desconocimiento de la soberanía de Cuba por la URSS, trató de apaciguar al pueblo cubano en sus justificadas protestas, recordando la invalorable ayuda que la Unión Soviética había proporcionado a la Revolución Cubana.
En nuestro país, mientras la derecha se congratulaba de la victoria política de EEUU, el Partido Comunista, como todos los partidos comunistas prosoviéticos aplaudían todo lo realizado por Nikita Kruschov diciendo que con el retiro de los cohetes se había salvado la paz del mundo, el MRO en un acto de apoyo a Cuba realizado frente a la Universidad, se expresa por boca del diputado Ariel Collazo, en total desacuerdo con el dirigente soviético que ante la presión del imperialismo había violado la soberanía de Cuba. Esta primera discrepancia entre el MRO y el PC demostró la independencia del MRO y trajo como consecuencia la adhesión de varios ciudadanos de izquierda como Ema Galeano, tía del escritor Eduardo Galeano, el escribano Arnaldo Firpo, su compañera y hermana y tantos otros.
Las relaciones con el Partido Comunista se enfriaron algo, pero como se estaba en la campaña electoral no pasó de discusiones en los comités en donde los militantes del MRO no salieron mal parados a pesar de la dialéctica de los avezados militantes comunistas.

III – e) La campaña electoral del FIDEL del 62

La campaña electoral del 62, luego de la desilusión popular ocasionada por el gobierno herrero chicotazista que atado a los dictados del FMI, estaba realizando un gobierno de espaldas al pueblo, favoreciendo al latifundio y al gran capitalismo internacional, se presenta con múltiples opciones al electorado.
En el Partido Nacional, la Unión Blanca Democrática (UBD) no se había quemado, totalmente independiente de las medidas de gobierno y presentaba ideas populistas en especial en las listas del Movimiento Popular Nacionalista orientado por Daniel Fernández Crespo, que había encabezado el gobierno municipal (colegiado) con luces y sombras, pero algunos de sus legisladores como Francisco Rodríguez Camusso no habían votado las medidas represivas contra los trabajadores.
En el Partido Colorado las opciones progresistas eran mayores; además del grupo de la lista 99 de Michelini, Batalla y otros, en la lista 15 quedaban todavía con Luis Batlle algunos que querían seguir las viejas idea del Batllismo, Alba Roballo, Amílcar Vasconcellos, Hierro Gambardella, Flores Mora, Luis Riñón Perret, etc. Todos estos habían hecho oposición al gobierno blanco, tratando sin conseguirlo de defender a los trabajadores.
El Partido Demócrata Cristiano había cambiado en algo la clásica posición conservadora de la antigua Unión Cívica ligada a la oligarquía nacional, por una posición de centro izquierda, impulsado por la posición progresista del papa Juan XXIII.
En esas condiciones las dos agrupaciones de izquierda (UP y FIDEL) al estar desunidos, no podían representar opción de gobierno por lo cual la única posibilidad electoral era la de tener una fuerte representación parlamentaria.
La campaña política para las elecciones de 1962 lanzó a la UP y FIDEL en una campaña de competencia a quien conseguía más votos, sabían que sus pretensiones políticas tenían un techo y en lugar de intentar conseguir nuevas voluntades para su proyecto finalista, se lanzaron a disputar los votos de la izquierda para su sector político. Claramente el MRO seguía su discurso revolucionario de unidad para la lucha en todos los terrenos y sin exclusiones.
En el acto final de la campaña del FIDEL en el palacio Peñarol, el diputado Ariel Collazo realiza un discurso en que no solo exhorta a votar a la lista 1001 sino que desea una buena votación a la lista 4190 de la Unidad Popular para que la izquierda pueda tener un importante número de bancas en las cámaras para formar una fuerte oposición al futuro gobierno conservador y defender a los trabajadores.

III- f) Las elecciones de 1962

El resultado electoral de 1962 también llevó al triunfo al Partido nacional, pero ahora la mayoría de la responsabilidad del gobierno le correspondía a la UBD obteniendo seis puestos en el colegiado gobernante encabezados por Daniel Fernández Crespo. En el Partido colorado la lista 99 encabezada por Zelmar Michelini obtiene 80 mil votos de Batllistas que todavía creían que dentro del Partido Colorado podía triunfar una opción progresista y además podían derrotar a su tradicional adversario.
Se notó un pequeño repunte en la votación del PDC con respecto a los sufragios obtenidos en el comicio anterior, aunque no se incrementó el número de representantes parlamentarios.
Los votos que obtuvieron los dos grupos de izquierda fueron 29 mil para la Unión Popular y 40 mil para el FIDEL.
Esta elección tuvo la virtud de incorporar a la izquierda algunos grupos políticos, personalidades importantes, pero al estar separados los sectores progresistas en la UP y FIDEL, no podían tener otras pretensiones electorales mas que una buena representación parlamentaria. Los partidos burgueses siguen obteniendo el 95% de los votos, no obstante la clara diferencia entre los votos del FIDEL y la UP demostró el deseo popular de la unidad de las fuerzas de izquierda que preconizaban los primeros. Demostró también que el anticomunismo perdía posiciones, que se podía aliarse con el Partido Comunista sin perder la autonomía como partido político; el mérito del MRO y los otros grupos que hicieron esa unidad que evidente fue precursora de la formación del FA.

III – g) Cargos como resultados de las elecciones

De acuerdo a los resultados de la elección el FIDEL obtiene tres cargos en la Cámara de Representantes Ariel Collazo, Rodney Arismendi y José Luis Massera, un senador Enrique Rodríguez y cinco ediles, tres del Partido Comunista, uno del 26 de octubre y otro de avanzar. El Partido Comunista no había tenido un senador desde el año 1946, era que influenciado por la finalización de la guerra mundial en que la URSS había tenido un papel preponderante, el PCU había obtenido la máxima votación de toda su historia, llegó al senado la militante Julio Arévalo, la primera legisladora en la historia uruguaya.
En cambio la UP solamente consigue dos diputados. Uno por Montevideo que resultó ser Enrique Erro y otro por el Departamento de Canelones, el propio Enrique Erro. Al integrarse a la cámara de Representantes como diputado por Montevideo, E. Erro debe renunciar a la banca de Canelones y entra su suplente respectivo la Sra. Soares de Lima, al no renunciar esta última a su banca, se rompe el acuerdo entre el grupo de Erro y el Partido Socialista y este último no solo pierde el cargo de senador por no llegar al número de votos suficientes sino que también pierde los dos cargos de diputados y no tienen ninguna representación parlamentaria en todo el período.

IV – El MRO en el Parlamento

IV a) Organización interna – Luego de terminada la campaña política el MRO debe abocarse a la estructuración interna del grupo político.
Ema Galeano y Oscar Onetto, asesorados por Ariel Collazo confeccionan un archivo de los afiliados, adherentes y simpatizantes del Movimiento. En ese archivo se anotaban en tarjetas los nombres, direcciones, teléfonos, lugares de trabajo y bases en que militaban los compañeros.
Como el local en que funcionaba la Sede Central del MRO era muy pequeño, se alquila un nuevo local en la calle Mercedes casi Convención más amplio y que disponía de un gran salón al frente en la planta alta.
En base al fichero confeccionado, un equipo formado por Susana Fratelli. Aída Pedemonte y Oscar Onetto, realizó visitas a lugares de trabajo de los compañeros afiliados, con el fin de integrarlos a la militancia y a estos y a los adherentes y simpatizantes y una fuerte contribución del compañero diputado Ariel Collazo.
Las compañeras Susana Fratelli y Selva Parrallada de la Comisión de Finanzas, organizaron la exhibición de películas de origen cubano, checo, chino y soviético que prestaban las embajadas de esos países; en principio se alquilaba un proyector y su propietario lo manipulaba, pero el movimiento adquirió un proyector y el compañero Ramón Peña era el que lo manejaba. Las exhibiciones cinematográficas se realizaban a voluntad, por lo cual la tarea cultural también rendía resultados económicos.
Aprovechando la alianza con el Partido Comunista, se hicieron cursillos con los secretarios de organización Alberto Suárez y de Finanzas Gerardo Bleier de ese partido que dejaron a los militantes del MRO sus valiosas experiencias.
Preocupado por la elevación ideológica del MRO se realizó un cursillo de marxismo por el profesor José Luis Massera; el Movimiento no se había definido ni como marxista ni como marxista leninista, pero se consideraba muy importante el conocimiento del materialismo histórico y dialéctico por sus militantes, pues siempre se creyó que la única forma de sustituir el decadente sistema capitalista, era por el socialismo, único sistema en que el pueblo trabajador puede ser dueño de su destino.
En abril de 1963 se realiza el primer congreso del MRO, en el cual se aprueban los estatutos, una declaración de principios que fue discutida por toda la militancia, base por base, y se eligieron las nuevas autoridades.
De acuerdo a los estatutos se eligió una Junta Central de 25 integrantes que fueron los siguientes: Francisco Brizzolara, Guillermo Caballero, Victoriano Caballero, Armando Cuervo, Ariel Collazo, Luciano Da Silva, Elbio Domeq(Base Lavalleja) Eduardo F. Esquerra (Lavalleja) Adelaida Fleitas (base américa Latina), Oscar Onetto(América Latina) Anatolio Palamarchuk (Libertad o Muerte), Selva Parrallada, Oscar Piñeiro, Ema Galeano, María Mercedes Luna, Carlos H. Mejías, Angel Salvador (catalán Republicano), Víctor Sanín (Libertad o Muerte), Justo Sasías, Julio Cesar Serrato, Juan Antonio Trímboli,Ruben Fratelli, Susana Tuffano de Fratelli, Héctor Uboldi (Libertad o Muerte) y Rivera Yic.
El Congreso finalizó con un gran acto político en el Palacio Sudamérica con una gran asistencia de público en que hicieron uso de la palabra Juan Antonio Trímboli, Armando Cuervo y Ariel Collazo, habiendo un fin de fiesta con la actuación del bandoneonista Héctor Urtazú y los cantantes populares Marcos Velázquez, Alfredo Zitarrosa y Los Olimareños.
Se hizo coincidir el acto final del Congreso con el festejo del Segundo Aniversario del MRO, leyéndose en el acto las resoluciones obtenidas y los miembros de la Junta Central.
De acuerdo a los estatutos aprobados, la máxima autoridad del MRO será un congreso, que se reuniría cada dos años en forma ordinaria, pudiéndose reunir en forma extraordinaria por el voto de los dos tercios de la Junta Central o el 30% de los afiliados.
Entre congreso y congreso la mayor autoridad del Congreso sería la Junta Central que se reuniría mensualmente. Por la labor continua del Movimiento se formó un Comité Ejecutivo de nueve miembros que se reunía por los menos semanalmente, encargándose de resolver los asuntos rutinarios dejándose las decisiones políticas importantes a la Junta Central.
En la primera reunión de la Junta Central se nombró el nuevo Ejecutivo que quedó integrado de la siguiente forma: Presidente: Armando Cuervo, Primer Secretario Ariel Collazo, Secretario General Anatolio Palamarchuk y vocales Luciano Da silva, Susana Tuffano de Fratelli, oscar Onetto, Juan Antonio Trímboli; Héctor Uboldi; María Mercedes Luna de Pereira. Se nombraron también los secretarios de organización; propaganda y Finanzas, recayendo esas responsabilidades en Oscar Onetto, Guillermo Caballero y Susana Fratelli respectivamente.
IV b) En este período se comenzaron a realizar movilizaciones en los distintos barrios de Montevideo, los sábados de tarde se elegía un barrio y desde temprano en la tarde un grupo de compañeros acompañados de una camioneta parlante que anunciaba un acto público a las 18 hrs., en una esquina importante del barrio, repartía volantes con consignas e invitación al acto y conversaba con los vecinos que se interesaban. A las 18 hrs. se exhibían películas y luego se realizaba la parte oratoria con un compañero de la zona y Ariel Collazo.
En el interior de la República, se realizaron actos importantes; recordamos especialmente actos en Rivera donde el compañero Ariel Nogués pudo reunir una Base con algunos compañeros entre los que se encontraba el presidente del Club Peñarol de esa ciudad, en Melo en que se afilió al MRO el dueño del Frigorífico María Elisa que exportaba tasajo para Cuba y en Salto donde había un grupo importante de compañeros del MRO. En esas localidades se realizaron actos públicos con muy nutrida cantidad de público. Los actos se realizaban haciendo uso de la palabra un compañero de la ciudad y el diputado Collazo en una plaza importante, precedido de una exhibición cinematográfica con temas cubanos y nacionales, también intervenía en algunos actos el cantor popular Marcos Velázquez.

IV c) Situación nacional
El sector del partido nacional, ganador de las elecciones lo integraba la UBD con un grupo de dirigentes escindidos del herrerismo llamados “ortodoxos”, por eso es que a esa alianza se le llamó “ubedoxia”. Así llegan a integrar el Consejo de Gobierno los populistas Fernández Crespo y Lorenzo y Losada conjuntamente con los representantes de la oligarquía Beltrán, Gianastassio, Heber y Penadés; en el partido Colorado Vasconcellos y Abdala (15) y Gestido (14). Durante este período de gobierno se produjeron hechos muy importantes en el país en lo político, en lo gremial y en lo revolucionario.

IV d) El gobierno blanco no modificó positivamente para el pueblo la gestión de la administración sino que profundizó la dependencia del imperialismo en perjuicio de la clase trabajadora uruguaya. Hubo estancamiento de la producción con notorio descenso del volumen de la producción, la inflación aumentó notablemente (el dólar pasó de 11 pesos en el 62 a 80 en el 66), disminución del salario real de los trabajadores (más del 15% en el total y llegó al 25% de los funcionarios del estado), la represión contra los sindicatos con Medidas Prontas de Seguridad en el 63 y en el 65, la desocupación llegó al 12%, las cuantiosas ganancias de las transnacionales, las remesas de estas ganancias para el exterior (200 millones de dólares en el 64 y el 66), los embarques de oro prendado a EEUU como garantía del pago de la deuda, la crisis de la banca con la liquidación de los Banco Trasantlántico, Italiano, Regional y Rural, todo en el marco de los compromisos con el FMI, con lo cual en el año 1966, Ortiz y Solsona firman una nueva Carta de Intención.

IV e) Desde el punto de vista gremial este período fue el más importante de toda la historia del movimiento trabajador en nuestro país. Señalaremos los hechos más destacados
a) En abril de 1963 los cañeros de Artigas, nucleados en UTAA realizan una marcha hacia Montevideo con la consigna “Por la tierra y con Sendic”. Debemos señalar la importancia de la labor de Sendic, un universitario que abandona su carrera de Derecho para irse a Bella Unión y allí organizar gremialmente a los trabajadores cañeros, prosiguiendo la sindicalización en el campo que hasta ese momento tenía débiles intentos con militantes socialistas y comunistas, a pesar de la terrible explotación que eran sometidos los trabajadores rurales; debemos consignar además que la lucha de los “peludos” no era solamente economicista, como la realizaban muchos de los sindicatos capitalinos; los cañeros de Artigas sabían que las reivindicaciones económicas debían resolver transitoriamente una situación laboral, pero estaban politizados y sabían que para solucionar definitivamente su situación sería necesario que la tierra fuera propiedad de los trabajadores, por eso siguieron a Raúl Sendic en su lucha revolucionaria.
b) Lo más importante de toda la actividad gremial de este período fue la unificación de una sola central de todos los gremios clasistas del país. En el año 1956 a raíz de la huelga frigorífica se realiza el primer intento de unidad gremial que fracasó pero se creó una comisión Coordinadora de Central Unica. El 23 de abril de 1961 (pocos días después de la fundación del MRO), se crea la Central de Trabajadores del Uruguay (CTU) que unifica a los gremios de orientación comunista que integraban la UGT ( que se disuelve) y muchos otros fundamentalmente constituidos por obreros de fábricas de la capital, pero todavía no se pudo conseguir la unidad sindical total pues la Federación de la Carne, el Vidrio, Federación ANCAP, maestros, AUTE, funcionarios públicos, FUNSA y algunos otros que eran autónomos y otros que eran afiliados de la Confederación Sindical del Uruguay (CSU) AEBU, Ferroviarios, Salud Pública y ADEOM; no obstante estos últimos se desafiliaron de la CSU amarilla pro yanqui y todos participaron con delegados fraternales en el Congreso Constituyente de la CTU.
Estos gremios no habían recibido el peso de la crisis que el gobierno había desatado sobre los sectores más modestos de la población y tenían un poder adquisitivo que aunque disminuía aceleradamente se conservaba mayor que el resto de los trabajadores. Pero al profundizarse la crisis, estos fueron perdiendo los privilegios y tomaron conciencia de que ellos también eran explotados y pertenecían a la clase trabajadora. En setiembre de 1964 nace la Convención Nacional de Trabajadores como órgano coordinar entre el CTU y los sindicatos independientes. En agosto de 1965 se produce el “Congreso del Pueblo”, hito fundamental de la unidad de las clases populares del Uruguay. Allí se reúnen 707 organizaciones constituidas no solo por gremios de trabajadores sino también lo integraban organizaciones estudiantiles, sociales y religiosas. Se reunieron 1376 delegados que representaban más de 800 mil personas. Los trabajadores del Movimiento Revolucionario Oriental intervinieron en este Congreso con muchos delegados, es necesario expresar que el compañero integrante del MRO Luciano Da Silva fue uno de los que presidió el Congreso.
El Congreso del Pueblo elaboró un programa revolucionario. Ese programa, luego de hacer un balance de la situación económica y social del país y señalar que no es posible revertir la baja producción, la crisis económica, la insuficiencia de los salarios y la creciente desocupación sin remover las estructuras capitalistas, hace una reseña de las medidas de fondo que será necesario realizar a esos efectos.
1) Una reforma agraria radical que erradique el latifundio.
2) Una reforma industrial que facilite la adquisición y renovación de equipos e instrumentos industriales, orientando el crédito según el interés nacional; defensa y coordinación de los entes industriales y comerciales existentes, nacionalización de los monopolios de las industrias de propiedad de capital extranjero y de los que resulten decisivo para el desarrollo de la economía nacional.
3) Nacionalización del comercio exterior
4) Aumentar las inversiones públicas, en los entes del estado se deberá reducir los gastos suntuarios, limitar el ingreso de funcionarios a los necesarios, despolitizar los directorios, defender y extender los servicios comerciales e industriales del estado. Se habla de nacionalización integral de:
a) Monopolio integral de ANCAP de la refinación y distribución del combustible y subproductos cancelando los contratos petroleros
b) Monopolio integral por SOYP para industrialización y comercialización de la pesca
c) Desarrollo de los transportes terrestres, marítimos y aéreos estatales
d) Nacionalización de la industria tabacalera mediante el estanco del tabaco por ANCAP
e) Nacionalización de la banca y el comercio exterior
f) Desarrollo del turismo social
5) Sustitución de los impuestos al consumo por impuestos a la renta y al patrimonio.
6) Reforma crediticia y bancaria con la nacionalización de la Banca se logrará que los bancos otorguen préstamos para favorecer a la producción y no a la especulación.
7) Reforma urbana – conceder créditos para viviendas a los trabajadores y a los inquilinos modestos para adquirirlos.
8) Reforma y coordinación del transporte. Creación de una marina mercante propia para la comercialización de los productos de exportación e importación y la explotación de la riqueza pesquera. Coordinación de los transportes internos, nacionalización del transporte urbano de Montevideo y alrededores, planificar obra vial y establecer normas con representantes de técnicos, obreros y usuarios.
9) Analiza el cooperativismo y preconiza un régimen legal que establezca un régimen legal jurídico, fiscal y crediticio para que favorezca a los trabajadores y pequeños productores con mecanismos de contralor para evitar su desvirtuación y corregir sus carencias.
10) Bienestar y Seguridad Social – En este capítulo se estipulan la despartidización de las cajas, escala móvil jubilatoria con una prestación mínima que cubra las necesidades sociales para el jubilado pensionista y su familia, adecuación automática en al prestaciones para que sean del orden del 85% del sueldo de actividad pública y privada. Elevación de l aguinaldo a todos, derogación del artículo 383. Jubilación con 25 años de servicio para la mujer sin límite de edad. Como recursos se preconiza impuesto a la renta, al patrimonio y a los consumos suntuarios para aliviar los sueldos menores. Para los trabajadores en actividad se solicita un salario mínimo nacional de acuerdo al costo de vida,
11) Se realizan puntualizaciones respecto a la Enseñanza primaria, secundaria y superior, con el fin de democratizar la enseñanza y que pueda alcanzar a todos los estudiantes, sin tener en cuenta los recursos financieros de sus padres.
12) Derechos sindicales, libertades públicas y soberanía nacional. Se debe luchar: a) contra todo intento de reglamentación sindical b) por plena vigencia de los derechos de agremiación y de huelga c) por la eliminación de cualquier medida restrictiva de los derechos laborales de todos los trabajadores sin excepción y el logro de los fueros sindicales que consolidaron esas conquistas d) contra todo intento de golpe de estado e9 en defensa de la soberanía nacional y de la independencia política y económica de los pueblos, sobre la base del principio de autodeterminación.
Entre el 28 de setiembre y el 1 de octubre de 1966 se realiza el Congreso de Unificación Sindical que adopta el programa del Congreso del Pueblo. Aprueba además una Declaración de Principios que entre otras cosas especifica lo siguiente:
I) … la CNT se constituye para impulsar a un plano superior la lucha por las reivindicaciones económicas y sociales de los trabajadores de la ciudad y el campo; por el mejoramiento de las condiciones materiales y culturales del conjunto de nuestro pueblo por la liberación nacional y el progreso de nuestra patria, en el camino hacia una sociedad sin explotados ni explotadores…”
Analiza después la crisis nacional, considerando como factor principal de la misma el régimen de propiedad de la tierra en manos de unos centenares de grandes latifundistas que entrelazan sus capitales con las industrias y los bancos. El otro factor determinante del atraso es la penetración de los capitales monopolistas; antes ingreses y ahora norteamericanos que dominan el comercio exterior, deforman la economía y obstruyen el desarrollo de nuestra patria. Habla de que las clases dominantes han utilizado el aparato del estado a través de los distintos gobiernos, en la defensa de sus injustos privilegios, siendo los responsables directos de la crisis que golpea duramente todos los resortes de la vida nacional…
…” Tras los tratados, compromiso y préstamos, el país resulta sometido cada vez más a los dictados del imperialismo norteamericano y las clases dominantes abdican de nuestra soberanía e independencia “…Se habla de este capítulo de la necesidad de un cambio de estructuras.
Se habla de la necesidad de un cambio profundo y radical de la estructura económica y social. Luego expresa: Sabemos que tal cambio puede ser logrado a condición de una lucha consciente de nuestra clase obrera unida a los restantes sectores populares, dispuesta a tomar en sus manos los destinos de la nación. Por eso, como clase trabajadora organizada sindicalmente, estamos en esa lucha, dispuestos a dar cuanto corresponde para hacerla triunfar. Nos alienta saber que otros pueblos ya han realizado y construyen una nueva sociedad eliminando para siempre la explotación del hombre por el hombre, dando tierra a los campesinos, fábricas y trabajo a los obreros cultura, vivienda y salud a todos los habitantes…”
Se hace luego un llamado a los trabajadores, a sus organismos sindicales, a campesinos, estudiantes, maestros, profesores, a los jóvenes y a las mujeres, a luchar sin desmayos seguros de la victoria final.
A la Convención Nacional de los Trabajadores (CNT) se afilian prácticamente todos los sindicatos clasistas del país, formando así un frente sindical unitario fundamental para las futuras luchas de la clase trabajadora.
Todos los trabajadores del MRO se afiliaron a los sindicatos de la CNT y en muchas oportunidades estuvieron en sus órganos de dirección
Insistimos en los postulados de la CNT, porque los trabajadores del MRO siempre los siguieron fielmente, lo que no sucedió con algunos dirigentes sindicales que en ese entonces se decían revolucionarios.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google