Historia del MRO por Oscar Onetto (I)

Historia del MRO por Oscar Onetto.
Primera Parte



I) El 21 de abril de 1961 un grupo de ciudadanos orientales provenientes de distintos partidos políticos de nuestro país y muchos independientes resuelven formar una nueva agrupación política llamada Movimiento revolucionario Oriental (MRO). Para relatar su historia debemos recordar la situación interna de nuestro Uruguay, así, como la situación internacional en la época de su fundación.
1 a) Después de 91 años de gobierno del partido colorado, en noviembre de 1958 triunfa el partido Nacional, dentro de él el sector herrerista en alianza con un grupo denominado ruralista que lideraba Benito Nardone, un comentarista radial, que con el seudónimo “chicotazo” y financiado por los grandes latifundistas, con su prédica demoagógica consiguió la adhesión de los pequeños agricultores, especialmente los minifundistas del Departamento de Canelones.
Terminaba así una época batllista, que había comenzado con los gobiernos populistas de Tomás Berreta y Luis Batlle donde favorecidos por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea en que se obtuvieron buenos precios internacionales a nuestros principales rubros de exportación, la carne y la lana, el pueblo pudo conquistar algunas realizaciones importantes, la ley de Consejos de Salarios para la actividad privada, la autonomía universitaria con el cogobierno de docentes, egresados y estudiantes, la estatización de los ferrocarriles con la formación del ente autónomo AFE, la creación del Instituto Nacional de Colonización, así, como el monopolio del abasto de Montevideo por el Frigorífico nacional. En lo privado se produce un gran impulso a la industrialización del país, instalándose muchas fábricas sobre todo textiles, lo que hizo que el Uruguay en los primeros años de la década del 50 disfrutara un período de bonanza y pleno empleo.
Estos gobiernos siguieron la orientación socialdemócrata del batllismo de principios de siglo, que había realizado importantes reformas a favor de los trabajadores, pero que no habían tocado las estructuras de poder capitalista; se habían nacionalizado importantes servicios públicos creando bancos estatales ( de la República, de Seguros del Estado, Hipotecario, Caja Nacional de Ahorro Postal) UTE,ANCAP, SOYP, PLUNA, Caja de Jubilaciones, OSE y muchos más organismos estatales , pero no se había hecho una Reforma Agraria Radical; bancos Privados, nacionales y extranjeros competían con ventajas con los del Estado, no se había solucionado el problema de la vivienda con una reforma urbana, el comercio exterior no era de resorte exclusivo del estado, en fin no se había transitado por los carriles necesarios para la implantación del Socialismo. Por lo tanto al cambiar circunstancias favorables de la coyuntura internacional, todo quedó en manos de la veleidad y honestidad de los hombres y todas las mejoras obtenidas por los trabajadores se fueron esfumando.
Era la época en que los partidos tradicionales se habían repartido todos los resortes de gobierno por el régimen de 3 y 2: existía un gobierno colegiado de 9 miembros, seis por el que obtenía la mayoría y tres por la minoría y todos los entes autónomos tenían en sus directorios tres miembros de los que habían obtenido el triunfo electoral y dos del partido político que lo seguía en orden de votación; en estos entes autónomos la provisión de cargos y los ascensos se hacían solamente por cuota política; así casi todos los cargos de la administración pública no se llenaron por las actitudes de los funcionarios sino por ser colorados y blancos. Se formó así un estado superdimensionado y el aparato burocrático estatal creado influyó en la carestía de los servicios. Cuando la coyuntura dejó de ser favorable para la colocación de nuestros productos a nivel internacional, nuestro pueblo tuvo que soportar aumentos desproporcionados en los artículos de consumo familiar y salarios que no compensaban esos aumentos.
La izquierda dividida no podía ser opción de gobierno (electoralmente en los sufragios de 1954 el Partido Socialista tuvo unos 35 votantes y el Partido Comunista unos 29 mil).
Es por eso que ante el fracaso del gobierno batllista, aprovechado por la propaganda demagógica de su adversario tradicional, se produce la derrota del partido colorado y el resonante triunfo del partido nacional en las elecciones de 1958.
El gobierno herrero-ruralista, muy pronto muestra su perfil reaccionario. El ministro de economía designado el Cr. Azzini, realiza lo que se llamó “reforma cambiaria y monetaria” que no era otra cosa que la devaluación del peso. Concomitante con esto, el país se afilia al FMI y se firma la primera Carta de Intención que nos liga a los grandes intereses del capitalismo internacional.
Desde ese momento se acentúa la crisis económica del país con el descenso del poder adquisitivo de los trabajadores.

1 b) Situación Internacional

El MRO se funda cuando nuestro pueblo festejaba como todos los pueblos de América Latina la resonante victoria del glorioso pueblo cubano en Playa Girón y la vergonzante derrota del imperialismo norteamericano.
Hacía apenas dos años que los revolucionarios cubanos habían culminado su lucha y conquistado el poder y no obstante el bloqueo y el hostigamiento a que estaban sometidos el gobierno de Fidel Castro estaba construyendo el socialismo sin concesiones.
En enero de 1961 se realiza en Cuba lo que se llamó “Operación verdad” en el cual se explicaba a los gobiernos del continente la política seguida por la revolución fundamentalmente la aplicación de la justicia revolucionaria a los violadores de los derechos humanos del régimen dictatorial anterior.
Representando a nuestro país fueron invitados a ese evento internacional personalidades políticas y culturales; a esa reunión concurrieron el humorista Julio Suarez (Peloduro) y los legisladores Vivián Trías del partido socialista, Enrique Rodríguez del Partido Comunista, Alba Roballo y Fernando Elichirigoiti del Partido Colorado y un joven diputado electo por el Movimiento Popular Nacionalista del partido nacional, Ariel Collazo.
Cuando las personalidades uruguayas estaban en Cuba se consideraba inminente un ataque armado desde EEUU tratando de derrocar al gobierno revolucionario. Ante esa eventualidad Ariel Collazo envía un telegrama al gobierno cubano, ofreciéndose como voluntario para empuñar las armas en defensa de la revolución integrando las filas del pueblo cubano que podría repeler la agresión imperialista.
La difusión del telegrama tuvo gran repercusión internacional; que un diputado perteneciente a un partido burgués que estuviera en el gobierno en un país latinoamericano se dispusiera a defender una evolución socialista tenía que producir gran conmoción internacional. En nuestro país el gobierno blanco negó la veracidad del telegrama diciendo que debía ser una falacia de las agencias internacionales y que cuando Collazo volviera a Montevideo desmentiría todo.
Desde el triunfo de la revolución se habían formado en el país a gran número de comités de apoyo a la revolución cubana y una coordinadora organizaba actos de a poyo a dicha revolución.

1 c) cuando los viajeros regresaban de Cuba la Coordinadora organiza en el mes de Febrero un acto público en la explanada municipal con la presencia de todos los integrantes de la delegación. Allí, todos ellos expresan su solidaridad con Cuba y su revolución pero el discurso más esperado fue el de Ariel Collazo que no solo ratificó lo del telegrama sino que expresó su total apoyo a la revolución cubana y además dijo que se sentía mucho más consustanciado con los colorados y los izquierdistas que lo acompañaron con su visita a Cuba que con los dirigentes derechistas que esa época estaban ejerciendo el gobierno en el Uruguay.
También lanzó la idea de una reforma constitucional revolucionaria en que no solo se eliminaran los grandes defectos que tenía la constitución vigente en esa época sino que además proponía transformaciones estructurales como: Reforma Agraria, estatización de la banca, reforma urbana, etc. (documento a)
Después del acto público el diputado Ariel Collazo contrató una audición en CX 30 radio nacional y desde allí hizo un llamado a los orientales que pensaran como él para reunirse y formar un grupo político.
A su llamado se presentaron muchos ciudadanos de distintos origen político: Armando Cuervo, abogado compañero de estudios de Ariel Collazo, Anatolio Palamarchuk, abogado de origen batllista, su hermano Víctor Sanín del mismo origen político, el agrimensor Carlos Furtado de origen blanco, el matrimonio de Fernando Pereira y maría Mercedes Luna, ex votante socialista, Rogelio Gonella (blanco), Odorico Pérez (comunista) Ramón Iturate Peña ( comunista) marcos Rossi (Batllista) y los jóvenes Héctor Uboldi, Juan Antonio Trímboli, Bolívar Castro, Jorge Abella y muchos más.
Dada la diversidad de matices políticos de los primeros integrantes fue descartada en seguida la idea de llamarle a la agrupación política Movimiento Revolucionario Nacional y como todos los integrantes estaban consustanciados con la gesta artiguista de la Banda Oriental se llega rápidamente a la denominación de Movimiento Revolucionario Oriental (MRO) y el 21 de abril de 1961 luego de haberse realizado los trámites correspondientes se funda ese grupo político.

II) Primeros años del MRO

Durante el año 1961 el MRO se fue afirmando como fuerza política. Era necesario realizar tareas para consolidar la organización por dentro, pero además tenía que proyectarse hacia el pueblo, sin olvidar los compromisos contraídos en el discurso de Ariel Collazo en febrero. Luego de fundado el MRO se fueron incorporando importantes compañeros; Justo Sasía ex funcionario del frigorífico Nacional; Elbio Domecq, el Agrimensor Oscar Onetto, profesor de Cosmografía y funcionario de UTE, el matrimonio Ruben Fratelli y Susana Tuffano, Selva Parrallada integrante de la Orquesta Municipal y varios dirigentes sindicales de primera línea como Aníbal Collazo, hermano de Ariel de AEBU y Luciano Da Silva de ADEOM, Silvia Collazo, hermana de Ariel, adscripta del Liceo del Cerro, etc.
IIa) Con respecto a la consolidación interna se forma un Comité Ejecutivo presidido por Armando Cuevo, actuando Anatolio Palamarchuk como Secretario General e integrado por Ariel Collazo, Rogelio Gonella, Héctor Uboldi, Oscar Onetto, Víctor Sanín, Juan Antonio Trímboli y María Mercedes Luna.(documento b)
Al Principio se realizaban las reuniones en un local de la calle San José casi Yi prestado por una persona conocida de Gonella. Después de sesionar unos tres meses en ese local, se alquiló uno que tenía un salón de baño y un sótano. El salón sirvió para reuniones y el sótano se dedicó a propaganda. Se constituye la bandera del movimiento con tres colores: con franjas roja y negra en los extremos y celeste en el centro; se tomó el rojo y el negro por ser los colores de la revolución y el celeste por las características de nuestro país.
El 26 de julio se realiza en Cuba un gran concentración en que antes más de un millón de cubanos el comandante Fidel Castro expone ante su pueblo “La Segunda Declaración de la Habana”, documento fundamental para los pueblos de Latinoamérica. El MRO adopta como concepción ideológica esta Segunda Declaración de La Habana. (Documento C)
Hubo un hecho que pautó en forma concluyente la posición de los compañeros del MRO; el Partido nacional ofreció a Ariel Collazo varios puestos remunerados en el Palacio legislativo. Cuando se trató el tema en el Movimiento fue rechazado porque la aceptación de esos puestos hubiera significado una adhesión al Partido nacional, cuyas concepciones ideológicas en esos momentos eran totalmente opuestas a las del MRO.

II b) En cuanto a la proyección del MRO hacia nuestro pueblo se conserva la audición radial, ya no solo de Ariel Collazo, sino que esporádicamente intervienen varios compañeros del MRO. Se empieza a editar el periódico “Revolución” bajo la dirección de Armando Cuervo en el que se analizan todos los sucesos locales e internacionales desde el punto de vista del Movimiento y se informa al pueblo, de los actos políticos realizados y a realizarse por el MRO. Paralelamente se efectúan actos políticos en todos los barrios de Montevideo y en algunas ciudades del interior. En estos actos políticos barriales se proyectaban películas que mostraban las realidades sociales de Cuba y de otros países, que habían tomado la senda del socialismo y una película realizada en nuestro país por el cineasta compatriota Ugo Ulive que se llamaba “como el Uruguay no hay” que mostraba las desigualdades sociales de nuestra república.
Debemos anotar la incorporación de compañeros valiosos como Julio César Serrato, los hermanos Victoriano y Guillermo Caballero. H. Mejías y muchos otros. Producto de nuestras movilizaciones barriales montevideanos se fueron formando bases del MRO en distintos barrios: “Libertad o Muerte” en la zona de La Teja ( formada por Palamarchuk, Sanin, Jaime Gentini, Uboldi y otros, compañeros entre ellos el cantor popular Marcos Velázquez, que aunque no pertenecía al MRO colaboraba con su arte en los actos públicos sobre todo en el interior; América Latina en el Barrio Unión en la casa de Victoriano Caballero, que formaban su compañera, su hermano Guillermo, Oscar Onetto, Venus Regueiro, Mejías y otros; Lavalleja, ubicada en la carpintería de facundo Esquerra en el Barrio Lavalleja, que integraban Ruben Borrazás, Francisco Espínola. Elbio domecq, los hijos de Facundo y muchos más; Grito de Asencio en el Barrio Buena Vista (Buceo Norte) que integraban entre otros Jorge Abellá, Canclini y Eleuterio Fernández Huidobro que se reunían en casas de familia por no tener sede propia; Venceremos ubicado en el Barrio Cadorna que se reunían en la peluquería “El rulo lacio” de Rivera Yic e integrada en su mayoría por jugadores y simpatizantes del Club de fútbol de la zona “el Vencedor”. Los principales de esta base eran Rivera YIC y el joven Eduado Pinela fallecido prematuramente. En el interior no se formaron bases pero teníamos partidarios en Las Piedras, Maldonado, Salto, Paysandú, Cerro Largo, Colonia y Mercedes.
II c) Habíamos dicho que no se podía olvidar los compromisos contraídos anteriormente, por lo cual los integrantes del MRO tuvieron que realizar las siguientes tareas:
II c 1) conseguir las 500 firmas necesarias para presentar el grupo político en la Corte electoral. En dos meses se pudieron conseguir las firmas en los actos políticos realizados.
II c 2) Se hicieron contactos con varios grupos políticos para presentar un proyecto de reforma constitucional revolucionaria. Los contactos fueron con los partidos Socialista y comunista y el entonces diputado Enrique Erro que había que tenido que dejar el Ministerio de Industrias por haber entablado una lucha frontal contra el agio y la corrupción de las empresas. De esas conversaciones surgió un proyecto de reforma constitucional que años más tarde fue plebiscitado en las elecciones de 1966 que se conoció como la “Reforma Amarilla”, frente a la “Naranja” del partido Colorado y la “Gris” del partido Nacional.

II c 3) El MRO continuó participando en todos los actos públicos de solidaridad con Cuba que organizaba la coordinadora de comités de Apoyo a la Revolución Cubana con gran éxito de público.
En esa época se realiza una reunión de la OEA en Punta del Este ante la solicitud de Estados Unidos de expulsar a Cuba de los organismos internacionales; el representante de la isla revolucionaria era el Comandante Ernesto “Che” Guevara. La Coordinadora no organiza una caminata hasta Punta del Este de la juventud uruguaya en apoyo a la Revolución y la juventud del MRO participa en pleno con los miles que fueron al balneario esteño. Durante toda la conferencia el “Che” fue el protagonista y ninguno de sus argumentos que presentó en defensa de Cuba pudieron ser rebatidos por los representantes del imperio, pero los gobiernos lacayos del continente en su mayoría apoyaron al representante norteamericano con la sola excepción de Méjico, Uruguay y Haití. De vuelta de Punta del Este el che realiza una conferencia en el Paraninfo de la Universidad en la que enumera todos los logros de la Revolución cubana y las esperanzas hacia la construcción del Socialismo, a pesar del asedio y bloqueo del imperialismo norteamericano.
Al retirarse del paraninfo , después de terminada la Conferencia, una bala disparada seguramente por un integrante de los grupos fascista que ya actuaban impunemente en el país, y destinado a segar la vida del héroe de la Revolución cubana, hace impacto en el cuerpo del profesor uruguayo Arbelio Ramírez que lo acompañaba, que murió instantáneamente. Este crimen como todos los realizados por los grupos ultraderechistas ha quedado totalmente impune.
El MRO siguió apoyando a la Revolución Cubana y a la profundización del Socialismo; en cambio cuando el Partido Colorado desaprobó que los integrantes de su partido intervinieran en actos por Cuba, ellos no volvieron a presentarse en estos actos y los socialistas estuvieron hasta que la revolución cubana se declaró marxista leninista. En los actos de solidaridad con la Revolución Cubana luego de ese momento actuaban ciudadanos independientes del MRO y del partido Comunista.

II c 4) Otro tema a que se vio abocado el MRO durante el año 19561 y parte del 62 en qué forma íbamos a participar en las elecciones de este último año. Desde su iniciación el MRO se propuso enfrentar a los enemigos de los pueblos que detentaban el poder empleando todos los medios de lucha. Aunque creía que la única manera que los pueblos llegan a tomar el poder en el país será la de derrotar a las fuerzas antipopulares por métodos violentos, la lucha sindical y parlamentaria sirve para desgastar los gobiernos reaccionarios y ponerlos en evidencia ante el pueblo.
Desde tiempo atrás el partido Comunista había invitado al Socialista para realizar conversaciones con el fin de unificar a las dos fuerzas de izquierda no obteniendo respuesta positiva a su planteo. El MRO considera que la unidad se debe hacer con todas las fuerzas progresistas y no solo una unidad electoral sino una unidad para la lucha en todos los campos.
Desde que se comenzó a conversar por la reforma constitucional se pudo ver que la unidad total iba a ser muy improbable. El MRO debió conversar por separado con el partido Socialista y el grupo de la lista 41 de Erro por un lado y el Partido Comunista por otro.
Cuando estábamos en esas conversaciones el partido Socialista realiza una unidad con el grupo liderado por el diputado Erro, un grupo de ciudadanos entre los cuales se encontraba Helios Sarthou (ex socialista) y Claudio Williman (blanco) y Roberto Ares Pons denominado Nuevas Bases, ciudadanos independientes y un grupo de origen católico llamado Frente de Acción Reformista (FAR) formando lo que llamó Unión Popular. Cuando intentamos conversar con ellos, se nos dijo que no porque Erro no quería que el grupo estuviera el partido comunista. Debemos expresar que durante esos años se produjeron otra transformaciones en la política nacional; en el partido colorado un sector de la lista 15 mayoritaria que seguía las orientaciones de Zelmar Michelini y muchos otros forman la lista 99, dentro del partido colorado con posiciones más populares. La vieja y conservadora Unión Cívica cambia el nombre por Partido Demócrata Cristiano y siguiendo las ideas del Papa Juan XXIII comienza a tomar posiciones más progresistas.
En lo internacional la Unión soviética era una potencia que rivalizaba con el imperialismo norteamericnao y apoyaba a los países liberados que intentaban construir el socialismo en todos los continentes y en Latinoamérica a la Revolución Cubana, esta cuando se declara marxista leninista, los únicos grupos políticos que apoyan sin ambages a Cuba eran el MRO y el partido comunista y ciudadanos independientes.

II c5) El MRO debía decidirse; las elecciones se acercaban y había que decidirse. Pero a su vez Ariel Collazo toma contacto con Raúl Sendic y deciden realizar una acción revolucionaria: se proponen conjuntamente con los cañeros de Artigas y un grupo de compañeros de la JMRO (Abella, Eleuterio, Rivera Yic, Pinella y otros) tomar una estancia abandonada en el Departamento de Salto, propiedad de Silva y Rosas y dársela a los cañeros para que trabajaran.
Se produce una reunión en el pent house de Jesualdo Sosa en Pocitos en que concurren representantes del partido Comunista, del MRO, un grupo de ciudadanos del Departamento de Maldonado, orientado por el Dr. Jorge Frade, el comité Universitario, dos grupos batllistas, el 26 de Octubre y Avanzar y algunos ciudadanos independientes. En general hubo coincidencia en los planteos de la unidad; solo no se llegó a un acuerdo cuñado Ariel collazo pidió que se le diera libertad al MRO para realizar acciones fuera de lo acordado. Por el MRO asistieron a esa reunión Ariel Collazo, Armando cuervo, Juan Antonio Trímboli y Oscar Onetto.
Con el fin de tomar resoluciones sobre la forma en que el MRO debía presentarse en las elecciones de 1962, se llama a Asamblea General de Afiliados. Cabían tres posiciones: 1) Ir solos con el lema Movimiento Revolucionario Oriental, ir con el partido comunista y los otros cinco grupos de izquierda que establecían el primer puesto en la cámara de diputados al diputado Ariel Collazo o integrar la ya formada Unión Popular que nos ofrecía el tercer puesto en diputados detrás de Enrique Erro y Vivián Trías.
En la asamblea en primer término se descartó la última posibilidad porque no se estaba de acuerdo con la unidad con exclusión del Partido comunista. Con respecto a las otras dos alternativas hubo una discusión muy prolongada y a pesar de que triunfó la posición de ir solos por leve margen, se decidió pasar a cuarto intermedio por 15 días con el fin de que los dirigentes hablaran con personas importantes de la izquierda nacional. La principal dificultad para concretar la unidad con el partido comunista y las otras fuerzas que estaban conversando era el posible rechazo de esos grupos políticos a la toma de tierras proyectada.
En los día posteriores a la Asamblea General citada, primeramente se realizó una reunión entre los ejecutivos Collazo, Cuervo, Onetto, Trímboli y Abellá con los principales dirigentes del “Grupo Latinoamericano 26” que integraban Héctor Rodríguez, Antonio Richero ( que habían sido diputados electos por el partido comunista en el año 1946 y luego expulsados del PC por Eugenio Gómez, el entonces secretario General y cuando este último y su hijo Gómez Chiribao son desplazados y toma la dirección del partido comunista Rodney Arismendi, no volvieron), Federico Baruch ( afiliado al MRO) y Raffo. Como este grupo ya en otras ocasiones estuvo ideológicamente muy afín con el Movimiento, la idea era conversar con esos compañeros de mucha experiencia política para que aconsejaran la actitud a tomar en la emergencia. Además se pensaba en el caso de que el MRO fuese solo a las elecciones de 1962, ofrecerle a Héctor Rodríguez en esa época Secretario General de la Unión Obrera Textil, el primer puesto al senado.
La respuesta a nuestras interrogantes fue categórica: Héctor Rodríguez expresó que dos grupos de izquierda en una elección eran muchos, por lo cual si hubiera tres lo consideraba totalmente negativo.
La segunda entrevista que se realizó fue con el grupo de Maldonado orientado por José Frade, allí se convencieron de la plena independencia de este grupo con respecto al partido Comunista.
Cuando todavía no habían transcurrido los quince días del cuarto intermedio, se le comunica a los dirigentes del MRO que se realizaría una reunión entre todos los grupos políticos que estaban conversando con el Partido Comunista y que de esa reunión saldría la unidad con los que lo desearan.
La reunión se realiza en un departamento ubicado en el tercer y último piso de un edificio de la esquina de Bulevar España y 21 de setiembre. A esa reunión no pudo asistir Ariel Collazo por lo que concurren por el MRO Cuervo, Abella y Onetto, por el partido Comunista los principales dirigentes Arismendi, enrique Rodríguez y Leopoldo Bruera y los dirigentes más representativos de los tres grupos políticos. Fue una reunión muy cordial en la que rápidamente se llegó a un acuerdo para formar el Frente con la abstención del MRO por no tener posición de la asamblea, peor la delegación redactó una nota consignando su satisfacción por la unidad alcanzada.
Se redacta luego un acta del acuerdo realizado y una enunciación de principios que se aprueba consensualmente.
Quedaba solamente determinar el nombre que tendría el Frente y ante una sugerencia de un compañero del MRO, Onetto, se aprueba el nombre de Frente Izquierda de Liberación (FIDEL)
En un acto del partido comunista realizado en el Platense se lee adhesión del Frente Izquierda de Liberación que es aclamada por todo el público presente gritando: Fidel, Fidel.
La asamblea general del MRO con ausencia de algunos compañeros resolvió por amplia mayoría la adhesión al Fidel y se redactó una nota que fue enviada a un acto que realizaba el Frente Izquierda de Liberación ese mismo día en el Salón Marash de la avenida agraciada; cuando se leyó la nota, una cerrada ovación fue la respuesta de la multitud que colmaba el salón.
Debemos dejar constancia que el FIDEL, al margen de la importancia que pudieran tener los pequeños grupos políticos, era una alianza del partido comunista y el MRO, que con pocos meses de existencia, además de tener un representante nacional, ya había realizado movilizaciones públicas y ya tenía nivel nacional por tener cuatro bases en Montevideo y grupos de afiliados en varios departamentos del país. Debemos decir también que la decisión del MRO asestó un golpe de muerte a la sucia bandera del anticomunismo, pues un grupo enraizado con las grandes tradiciones del país hacia alianzas con un partido que era injustamente considerado dependiente de una potencia ex

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google