Cuadernillo de Formación Militante N.1

Conceptos de Fidel y Che sobre el cuadro político



SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro político varía de acuerdo al desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y un internacionalismo combatiente; más tarde sufre la influencia soviética de la “copiandina”; luego, con la caída de la URSS, el cuadro político se debe al “período especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación, etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para considerar que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos revolucionarios.


CONCEPTOS SOBRE EL CUADRO POLITICO

A – Extracto tomado del “Papel del individuo en la historia” – Fidel Castro

1 - ¿Cómo llegar a las ideas revolucionarias, a los criterios, a las concepciones? Meditando, reflexionando, observando la realidad, en la acción de los hombres por superar las condiciones de inferioridad, en la determinación y convicción de jugar un rol histórico con todas las fuerzas del pensamiento y la acción. Motivándose para luchar hasta llegar al convencimiento de lo que se está haciendo es correcto y necesario. Las ideas políticas y revolucionarias deben irse desarrollando a medida que se van desarrollando los valores con los que uno se inició en la lucha.
2 – El cuadro político tiene un valor relativo para la revolución, en cuanto no es el individuo que hace la historia, sino los pueblos.
3 – Hacerse a las ideas revolucionarias con conciencia plena y profunda convicción. Estar siempre despiertos y receptivos a la trascendencia superior de los hombres y la humanidad, ser inteligentemente críticos, ser rigurosamente agudos y selectivos a la hora de apreciar, recibir y dar los aportes, ser exigentes tras la búsqueda de respuestas superiores, siendo honrados consigo mismo, supremamente defensores y nunca traidores y verdugos de nuestro pueblo. Fervorosamente comprometidos y consagrados en la construcción del socialismo, entusiasmados por siempre con lo que hacemos, sabiendo el valor que significa la revolución para nuestros pueblos.
4 – Debemos lograr la inmensidad de la confianza y la decisión de nuestros actos frente al desafío de los revolucionarios hoy en día.
5 – Perseverante, ante los grandes obstáculos, ante los gigantescos y pequeños obstáculos, ante toda circunstancia difícil y dolorosa que sea.
6 – Contrario a la autosuficiencia y a la arrogancia.
7 – Actitud crítica y autocrítica y esmerado esfuerzo por hacer las tareas revolucionarias con optimismo, correctamente, buscando resultados óptimos.
8 – Comprender y aprovechar las virtudes como también entender y superar las limitaciones y faltas.
9 – La capacidad del hombre es admirable en cuanto a su enorme potencialidad para el sacrificio revolucionario, la solidaridad.
10 – Que emplee más y mejores argumentos
11 – Trate de persuadir, de argumentar, a veces insistir, reiterar en la propuesta revolucionaria incluyendo todos los elementos, todos los datos y aquello que pueda ser valioso para que prenda en las masas.
12 – Analice incesantemente lo que hace, lo que plantea, cómo, cuándo, contenido, validez, eficacia.
13 – La responsabilidad de los cuadros políticos es contraria a la autosuficiencia, la vanagloria, el engreimiento, la intolerancia, la incomprensión, la pedantería, la petulancia (al respeto citaba motivando la sencillez en el revolucionario la siguiente frase de José Martí “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”)
14 – El perfil del cuadro político está influenciado por la época, lo que el momento histórico requiere de ellos. Las cualidades que se necesitan en una época y las que son necesarias en otras tienen diferencias.
15 – La habilidad para pensar, razonar, en otras la capacidad para expresarse, para pronunciar discursos, persuadir a los demás, la capacidad de acción, la capacidad de organización, la capacidad política para conducir las masas.
16 – Cada sociedad, cada momento histórico requiere ciertas cualidades del cuadro político, imaginación, audacia, creatividad, capacidad de generar ideas, despertar confianza, conducir un proceso, conducir al pueblo en momentos difíciles.
17 – Un cuadro político tiene que tener convicción, pasión en lo que hace, tenacidad, serenidad, sentido de responsabilidad, preparación, ideas claras.
18 – Gran sentido de solidaridad humana, sentido de estimación y respeto por las masas populares. Las masas populares no son el objetivo son las protagonistas de la historia, la fuerza motriz de los cambios.
19 – Comunicarse con las masas, hurgar sus sentimientos, sus pasiones, sus aspiraciones.
20 – Que deje huellas positivas en la historia
21 – Capacidad, brillantez, excelentes tribunos, grandes panfletarios, rigurosos y metódicos dirigentes políticos.
22 – Que acepten la misión que les asigna el partido y sepan destacarse en su ejecución.
23 – El momento histórico y las condiciones objetivas determinan el surgimiento de los líderes.
24 – Los cuadros políticos surgen de humildes ciudadanos –obreros, campesinos, profesionales, estudiantes, etc.-
25 – Los cuadros políticos tienen condiciones revolucionarias, políticas, militares, cualidades de pensador revolucionario.
26 – En el cerebro y el corazón humano hay un potencial fabuloso para abrigar la revolución y desarrollarla. Para comprender la creatividad del marxismo-leninismo y hacerlo avanzar.
27 – Ser capaz de generar en el pueblo sentimientos de familiaridad, de confianza, de respeto, es decir, una relación muy cercana y estrecha.
28 – Que no se sientan aplastados por los cargos, por las responsabilidades productivas, políticas, sociales a realizarse a favor del partido y las masas populares.
29 – Que haga junto al pueblo la historia y no se condene a padecerla
30 – Que su pensamiento tenga correspondencia directa entre su pensamiento y su acción revolucionaria.
31 – Debe ser capaz de desarrollar una cabeza propia, ser en lo colectivo capaz de opinar con propiedad sobre los diversos temas de la realidad a transformar, solo así llegaremos a la meta de concebir las direcciones colectivas que tanto precisan los complejos procesos sociales del presente.
32 – Sentir entusiasmo por el estudio, la investigación y la creatividad, que aprenda a crear creando.
33 – Debe ser autodisciplinado, consciente de sus obligaciones, de sus tareas y dispuesto, entusiasta en el ejercicio de sus deberes.

B – Aportes tomados del CHE

1- Reúne en su personalidad al hombre de ideas profundas y de acciones radicales y revolucionariamente transformadoras.
2- Las virtudes de un revolucionario: hombre íntegro a carta cabal, hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta, hombre de vida estoica y espartana, hombre a quien prácticamente en su conducta no se puede encontrar una sola mancha.
3- Un verdadero ejemplo de virtudes revolucionarias
4- Hombres extraordinariamente humanos, extremadamente sensibles.
5- Carácter de hierro, voluntad de acero, tenacidad indomable.
6- Inteligencia lúcida y multifacético
7- Que ama y defiende como su propia vida, con la vida misma la causa de los explotados y oprimidos.
8- Carácter, voluntad, tenacidad, mentalidad de trabajo
9- Llevar hasta la máxima expresión el desarrollo más alto del estoicismo revolucionario, el espíritu de sacrifico revolucionario, la combatividad revolucionaria, la mentalidad de trabajo revolucionario, llevar las ideas del marxismo-leninismo hacia su expresión más fresca, más pura, más revolucionaria.
10- Que de su mente y corazón desaparezcan los prejuicios, los egoísmos y los sentimientos de intransigencia deben darse frente al enemigo.
11- Que sepa interpretar la historia, comprenda su dinámica, desarrollo mediante el conocimiento y el pensamiento social, su capacidad visionaria y exprese en la práctica los conceptos revolucionarios interpretando la naturaleza y transformándola.
12- Es un arquitecto de su propio destino, que construye futuro en íntima relación al interés de los pueblos
13- Sobreviviente de traiciones, claudicaciones y derrotismos, con ánimo de lucha y fieles creyentes de la victoria popular. Que pierdan el miedo a los verdugos, que tengan la fuerza que deben tener los revolucionarios para defenderse de otros hombres con la seguridad del triunfo en cada confrontación.
14- Disciplina y moral son las bases sobre las que se asienta una fuerza revolucionaria
15- Que trabaje con destacada honradez y dedicación para consolidar el triunfo revolucionario.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google