Cuadernillo de Formación Militante N.2

Conceptos de Lenin sobre los cuadros



SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro política varía de acuerdo al desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y un internacionalismo combatiente; mas tarde sufre la influencia soviética de la “copiandina”; luego, con la caída de la URSS, el cuadro político se debe al “período especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación, etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para considerar, que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos revolucionarios.




A - FORMACION DE CUADROS I – LENIN

1) Unir el movimiento obrero de masas con el socialismo científico.
2) El movimiento revolucionario comunista no transcurre de manera espontánea sino consciente, regido por las leyes objetivas, ya descubiertas, del desarrollo histórico de la sociedad. A este respecto adquiere una importancia de singular magnitud el problema de preparar cuadros políticos dirigentes, organizadores, y líderes de las masas de trabajadores.
3) Para Lenin, la selección de los cuadros y su comprobación en la actividad práctica era una de las tareas más importantes del partido –“seleccionar a las personas necesarias” – decía – “y controlar la ejecución práctica y el pueblo apreciará”.
4) Tenemos el deber – afirmaba, de “ayudar a todo obrero que se distingue por su capacidad para convertirse en un agitador, organizador, propagandista y profesional.”
5) Los cuadros dirigentes del partido, deben estar unidos al pueblo por vínculos irrompibles, deben ser fieles sin reservas a la revolución y gozar de la confianza infinita del pueblo. Esto no significa sin embargo, que deban “diluirse” en la masa y limitar su labor a apoyar las reivindicaciones que se planteen espontáneamente en los medios obreros.
6) Es indudable que el partido de la clase obrera debe participar también en la lucha por mejorar la situación de los trabajadores. Pero su tarea principal es la lucha política, la lucha revolucionaria, en primer término, por derrocar la autocracia y después, por acabar con el capitalismo, por hacer triunfar la revolución socialista y la dictadura del proletariado. Debe dirigirse – decía Lenin – nuestra atención principal a elevar a los obreros al nivel de los revolucionarios y no a descender nosotros mismos indefectiblemente al nivel de la “masa obrera” como quieren los economistas”.
7) El tribuno popular debe encontrarse constantemente entre las masas. El revolucionario comunista tiene plena conciencia de su deber cívico, de toda su responsabilidad por los destinos del movimiento revolucionario.
8) Lenin apreciaba en el comunista la capacidad de colocar los intereses de la clase obrera y los intereses del pueblo por encima de los intereses gremiales, de grupo y personales. Luchó por un alto grado de organización y disciplina, por la capacidad de soportar todas las pruebas y adversidades que la historia hace recaer ineluctablemente sobre quienes abren con audacia el camino del porvenir.
9) Condenó duramente “cualidades” como el engreimiento y “la presunción comunista”, cuya manifestación significa transgredir los principios fundamentales de la democracia del partido y causa un gran daño a los intereses del movimiento emancipador de los trabajadores.
10) Observancia estricta de los principios leninistas del centralismo democrático.
11) El centralismo democrático presupone la preparación y adopción colectiva de decisiones, con libertad de crítica y de discusión de las medidas que traza el partido, todas las cuestiones relacionadas con la relación del partido son resueltas por mayoría.
12) El cumplimiento de acuerdos adoptados por el congreso es obligatorio para los revolucionarios.
13) La conjugación orgánica de la amplia democracia con la precisa organización y la rígida disciplina de partido, la libertad de discusión y el fomento a gran escala de la crítica y de la autocrítica, con plena observancia de la unidad de acción, son las condiciones que aseguran la formación y la labor eficaz de los cuadros dirigentes del partido. Lenin decía: “al definir el contenido de la disciplina del partido obrero – “ la unidad de acción, libertad de discusión y de crítica”: he ahí nuestra definición, solamente una disciplina así, es digna del partido democrático de la clase avanzada.
14) La fuerza de la clase obrera – enseñaba – reside en la organización, sin organización de las masas, el proletariado no es nada, organizado lo es todo”
15) Esforzarse por conseguir, no una obediencia ciega, formal, sino una actividad consciente, dictada por el convencimiento de cada miembro del partido, de que las acciones que se emprenden son justas y necesarias.
16) El estudio de la teoría revolucionaria marxista-leninista, de un modo creador, su profunda intelección y asimilación, ha sido y es un deber primordial de todo revolucionario proletario, como diría Lenin – “ sin teoría revolucionaria no hay acción revolucionaria”
17) So conocidas de todos las siguientes palabras de Lenin – que se han hecho proverbiales -: “solo se puede llegar a ser revolucionario cuando se enriquece la memoria con todos los tesoros de conocimientos acumulados por la humanidad”
18) Lenin mostró el nuevo contenido de la labor de educación ideológica, cuando los trabajadores han emprendido en la práctica la edificación del socialismo. Para el comunista, subrayaba “hace falta algo más que nociones rudimentarias”. Hay que “aprender el comunismo”, aprender a “crear la sociedad comunista”. Y esto no se puede conseguir sin una lucha práctica cotidiana por la revolución, sin la participación personal y constante en su creación. Sin trabajo, sin lucha – enseñaba Lenin – el conocimiento libresco del comunismo… no tiene absolutamente ningún valor.
19) Cualquier dirigente debe ser un comunista convencido y, a la vez, poseer conocimientos, hábitos y dotes especiales. “ninguna buena fe, ningún prestigio de partido – indicaba Lenin - puede sustituir lo que es fundamental en este caso: el saber …”
20) Exigía que los dirigentes hablasen siempre ante el pueblo, para explicarles la política de partido y rendirle cuentas de su labor. Deben conocer el estado de ánimo del pueblo y saber influir en él, para bien de la causa común.
21) Tener gran firmeza de principios y sentido de lo nuevo y prestar atención a la crítica y a la autocrítica. El debilitamiento de la influencia ideológica y orgánica del partido en dicha organizaciones las priva de una organización única, de perspectivas en su labor y solo puede conducir a su desorganización.
22) Lenin demostró que la edificación del socialismo hace necesario no solo mantener, sino incluso reforzar el papel dirigente del partido y los cuadros en el estado y la sociedad. Sin eso, la clase obrera triunfante en la revolución, no está en condiciones de cumplir felizmente ni una sola de las nueva tareas de la lucha de clases y de la labor creadora que tiene planteada”
23) “El capital – decía – es una fuerza internacional para triunfar sobre él, hace falta la unión internacional de los obreros, su fraternidad internacional, por ello somos internacionalistas.
24) Lenin enseñaba, que el internacionalismo de hecho significa labor con abnegación para desarrollar el movimiento revolucionario y la lucha revolucionaria en el país propio y apoyar esa lucha en todos los países.
25) Lenin hacía hincapié en la necesidad de superar los errores y las divergencias que surgen entre diversos destacamentos del movimiento obrero, la necesidad de estudiarlos con atención e intercambiar opiniones a escala internacional para lograr la unidad de acción.
26) La unidad, enseñaba Lenin – es una gran obra; pero la causa obrera “necesita la unidad de los marxistas, y no la unidad de los marxistas con los enemigos y los falseadores del marxismo”
27) Fue gigantesca la labor realizada por Lenin para crear el partido, cohesionar sus filas, reforzar su influencia entre los trabajadores.
28) Las obras Lenin, además de tener gran importancia cognoscitiva y educativa para cuanto se interesen por la historia y la teoría del marxismo revolucionario son una guía para la acción de los marxistas –leninistas.

B) EXTRACTOS DE “MENSAJE A LA UNION DE LUCHA DE LOS OBREROS Y SOCIALISTAS DE PETESBURGO” LENIN

1) El lugar de los revolucionarios caídos lo ocupan otros nuevos, dispuestos a formar con fuerzas frescas en las filas de los combatientes por el proletariado
2) No puede haber lucha sin víctimas
3) Hace falta gente para actividades de todo género, y cuanto más estrictamente se especialicen los revolucionarios en diversas funciones de la acción revolucionaria, cuanto más rigurosamente ideen métodos clandestinos y medidas de protección a su labor, cuanto más abnegadamente se encierren en su trabajo pequeño, modesto y parcial, tanto más asegurada estará la obra y tanto más difícil será a gendarmes y espías descubrir a los revolucionarios.
4) Sabemos que esta especialización es una cosa muy difícil. Difícil, porque requiere del hombre la mayor firmeza y la mayor abnegación, porque requiere consagrar todas las energías a un trabajo modesto, monótono, privado de trato con los camaradas y que somete toda la vida del revolucionario a una reglamentación fría y rigurosa. Pero solo en estas condiciones lograrán los adalides de la práctica revolucionaria las empresas más grandes, invirtiendo años en la preparación polifacética de la obra, y estamos profundamente convencidos de que los revolucionarios no tendrán menos abnegación que los revolucionarios de las generaciones precedentes. Sabemos también que de acuerdo con el sistema que proponemos, a muchas personas deseosas de entregar sus energías a la labor revolucionaria les resultará muy duro el período preparatorio indispensable para que la unión de la lucha reúna los datos oportunos acerca de los individuos o grupos que ofrezcan servicios y pongan a prueba su capacidad en algunas misiones. Pero sin esta comprobación previa es imposible la actividad revolucionaria en la Rusia de hoy”

C) EXTRACTOS DE “UNA TENDENCIA RETRÓGADA EN LA SOCIALDEMOCRACIA RUSA” – LENIN.

1) Mejor situados son los que asimilan con mayor rapidez y facilidad las ideas del socialismo
2) Se destacan entre ellos verdaderos héroes, que a pesar de sus horribles condiciones de existencia, a pesar del embrutecedor trabajo de esforzados en la fábrica encuentran en sí mismos carácter y fuerza de voluntad suficientes para estudiar, estudiar y estudiar y hacerse revolucionarios conscientes, para convertirse en una “intelectualidad obrera”
3) Por eso el periódico que quiere ser órgano de los revolucionarios, debe estar al nivel de los obreros avanzados, no debe rebajar su nivel artificialmente, sino por el contrario elevarlo sin cesar y seguir con atención todos los problemas tácticos, políticos e históricos de la revolución mundial.
4) El obrero medio no comprenderá algunos artículos del periódico que sea órgano del partido, no tendrá una idea completa de algún problema teórico o práctico complicado. Más de ahí no se deduce, ni mucho menos, que el periódico deba descender al nivel de la masa de los lectores. Antes al contrario: tiene el deber precisamente de elevar el nivel de sus lectores y ayudar a promover obreros avanzados del sector de obreros medios, absorbidos por la actividad práctica local, interesados sobretodo por la crónica del movimiento obrero, de su tarea histórica, del objetivo final del socialismo.
5) Vincular sin falta, el socialismo y la lucha política a cada problema local y estrecho. Es preciso utilizar otros medios de agitación y la propaganda política, la necesidad de elevar el movimiento obrero al nivel de la lucha del partido político, se privan además de otras cosas, incluso de la posibilidad de organizar con firmeza y éxito la incorporación a la causa obrera de los sectores inferiores del proletariado.
6) Tareas urgentes de nuestro movimiento, se ayuda a los obreros a librar la lucha económica, pero de ningún modo se les explica a la vez o se lo hace insuficientemente, los fines socialistas y las tareas políticas de todo el movimiento en su conjunto.
7) “La emancipación de la clase obrera debe ser obra de la clase obrera misma” El movimiento obrero y el socialismo existieron por separado, siguiendo caminos distintos y en todos los países, esta desvinculación fue causa de la debilidad del socialismo y del movimiento obrero.
8) La unidad del socialismo con el movimiento obrero fue proclamada hace mucho en el terreno teórico, pero en la práctica esta unión solo va siéndose efectiva en nuestros días. Este proceso es muy difícil y no tiene nada de extraño que vaya acompañado de diferentes vacilaciones y dudas.
9) Llevar las ideas socialistas y la conciencia política a la masa del proletariado y organizar un partido revolucionario ligado indisolublemente con el movimiento obrero.
10) Los distintos procedimientos de lucha no se convierten en algo que se basta a sí mismo, ya que la labor preparatoria no adquiere el rango de trabajo principal y único. Nuestro cometido principal consiste en coadyuvar al desarrollo político y a la organización de la clase obrera.
11) Ninguna clase ha logrado en la historia instaurar su dominio si no ha promovido a sus propios jefes políticos, a sus representantes de vanguardia, capaces de organizar el movimiento y dirigirlo.
12) Se debe dedicar nuestras fuerzas a una organización cada vez más conspirativa del trabajo.
13) Hay que preparar hombres que no consagren a la revolución sus tardes libres sino toda su vida.

D) FRAGMENTOS DEL LIBRO “QUE HACER” DE LENIN

1) La necesidad apremiante que la clase obrera tiene del conocimiento político y de la educación política debe ser aprovechada para elevar a la clase obrera como combatiente de vanguardia.
2) Es preciso desarrollar la conciencia política. “Hay que ir a los obreros” para aportar a los obreros conocimientos políticos, los revolucionarios deben ir a todas las clases de la población, deben enviar a todas partes, destacamentos de su ejército.
3) El tribuno popular que sabe reaccionar ante toda manifestación de arbitrariedad y de opresión donde quiera que se produzca o cualquiera sea el sector o la clase social a la que afecte; que sabe sintetizar todas las manifestaciones en un cuadro único de la brutalidad policíaca y de la explotación capitalista; que sabe aprovechar el hecho más pequeño para exponer ante todos sus convicciones socialistas y sus reivindicaciones democráticas, para explicar a todos y cada uno la importancia histórica universal de la lucha emancipadora del proletariado.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google