Cuadernillo de Formación Militante N.4

Documentación del Partico Comunista de Colombia (M-L) en lo ideológico



SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro política varía de acuerdo al desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y un internacionalismo combatiente; mas tarde sufre la influencia soviética de la “copiandina”; luego, con la caída de la URSS, el cuadro político se debe al “período especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación, etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para considerar, que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos revolucionarios.


EXTRACTOS DE DOCUMENTACION POLITICA DEL PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE COLOMBIA – EN LO IDEOLOGICO – (II)

1) que asuma el marxismo leninismo como teoría plena y vigente, como guía de pensamiento y acción
2) que haga utilización del marxismo leninismo en forma íntegra; el materialismo dialéctico e histórico en el método para investigar las sociedades, las clases y su comportamiento, los estados, los procesos sociales y sus tendencias- el extraordinario aporte de Marx al estudio de la economía, condensado en gran medida en su magistral obra el Capital – el marxismo como filosofía de la praxis para la emancipación social en una época histórica determinada, que coloca al centro el papel del proletariado. El leninismo y sus aportes en aspectos fundamentales de la teoría política de la revolución, la estrategia y las bases tácticas para ella en una fase específica de la época, estudiando el imperialismo en sus contradicciones internas y en su lugar histórico. El leninismo también nos entrega los fundamentos del partido del proletariado y enriquece la relación entre el factor consciente, la clase y las masas, las alianzas en la perspectiva del poder; estudia el establecimiento de la dictadura del proletariado, y la construcción socialista como período de transición a la sociedad sin clases.
3) Que entienda que el marxismo leninismo como teoría en permanente desarrollo, obligado a incorporar por su propia naturaleza los elementos que la humanidad produce en el conocimiento y en las ciencias, encontrándose en este punto grandes carencias en la actualidad.
4) Que estudie, predique y practique los principios básicos de la teoría del proletariado, que no son suprahistóricos. El proletariado se coloca en un largo período histórico como la clase más revolucionaria, también su ideología y su teoría son las más avanzadas y las únicas capaces de guiar la transformación social y la construcción de una nueva sociedad. Por eso esta teoría es permanentemente crítica de la sociedad existente, a partir de sus contradicciones y fenómenos, incorpora lo más avanzado del pensamiento y sociedades que la preceden. Así como la sociedad capitalista se rige por principios y tiene sus leyes, también la socialista las tiene y, además, toma los logros de la humanidad y los utiliza de manera cualitativamente diferente a las sociedades anteriores.
5) Que se sepa que el socialismo necesita el desarrollo científico y técnico como condición para su propio avance, pero su concepción y finalidad han de ser opuestos al capitalismo.
6) El conocimiento no parte de cero y más aún la teoría revolucionaria, la teoría del proletariado, el marxismo leninismo. Los sistemas de pensamiento se configuran históricamente. La negación de todo principio y la prédicas actuales de que ”hay que buscar” partiendo de la nada no son más que una ilusión. Para ser verdaderamente libres hay que partir de reconocer las influencias, categorías y sistemas ideológicos y teóricos que hemos incorporado. En consecuencia, debemos y nos proponemos nuevas búsquedas pero partiendo de nuestra ideología guía.
7) El M-L está en un punto de inflexión, en un proceso de superación cualitativa hacia una etapa más elevada del mismo. Esta premisa nos lleva a la consideración de que la teoría m-l tiene que vivir en permanente superación y que requiere desarrollo.
8) Los principios y los fundamentos del M-L no solamente no están en crisis ni mandados a recoger sin o que constituyen para los revolucionarios auténticos la única concepción y visión del mundo capaz de hacer avanzar a la humanidad. Esto significa también la vigencia actual de la lucha revolucionaria y de la perspectiva socialista y comunista por más dificultades que tengamos. Es difícil y presuntuoso hacer un balance global de esta crisis, de allí la ardua labor que nos depara el momento histórico y este problema en particular a los revolucionarios, registraremos algunos factores sobresaliente: con la reversión de la Unión Soviética y del denominado campos socialista – situación cada día más grave –el movimiento comunista y obrero sufrió un duro revés de los cuales aún no se ha repuesto a cabalidad. En todo este período no ha triunfado la revolución en ningún país capitalista avanzado, al paso que la combatividad del proletariado en dichos países ha sido mellada en alguna medida tanto por las prácticas de cebar a la aristocracia obrera como por la opresión abierta y sutil, así mismo, debemos señalar el dañino papel del revisionismo y de la socialdemocracia. Importantes revoluciones democráticas han triunfado, pero su proceso de consolidación y su rumbo socialista han estado en entredicho o han sufrido reveses, mientras algunas persisten por ese camino superando obstáculos y enfrentando el cerco imperialista y capitalista. El movimiento m-l acusa debilidades. En A.L. y en general en países dependientes se está transitando por una senda promisoria que vincula la lucha por la liberación y la democracia con el socialismo. Pero tampoco aquí se vive un período de flujo y ascenso revolucionario, lo que no quiere decir que la situación no vaya a cambiar y se torne favorable.
9) Han causado mucho daño al marxismo leninismo todas las tergiversaciones que en su nombre y en el socialismo se han vertido. El abandono de los principios y la revisión de ellos han aportado un a alta cuota de confusión y desmovilización. También las simplificaciones doctrinarias, inducen numerosos problemas.
10) Consideramos que la interpretación de la crisis y la forma de asumirla y dada las dificultades que hoy se presentan no justifican que se haga eco el derrumbe de los principios para caer en el nihilismo, que comporta un pensamiento burgués decadente o para buscar el camino de la socialdemocracia tan vieja como ideología y práctica.
11) El expansionismo y la hegemonía en todos los terrenos como objetivo del estado norteamericano, están siendo puestos en juego a fin de sortear la crisis que vive Norteamérica y de colocar ese país en mejores condiciones en la pugna por el dominio mundial.
12) En tanto sistema social, el capitalismo en su fase imperialista está en decadencia. La crisis general no es un acto simultáneo y dentro de ella se pueden dar períodos de fortalecimiento y hasta remozamientos en términos de modelos económicos o regímenes políticos, pero la crisis es evidente. – las tesis leninistas sobre el imperialismo y las crisis siguen presentes al mirar la situación internacional. Las cuatro contradicciones fundamentales mantienen su vigencia. Eso no significa que sean las únicas. El hombre y la naturaleza mantienen relaciones contradictorias que en el mundo moderno reclaman la defensa del ecosistema. También está planteada la supervivencia de la humanidad que cobra fuerza ante la amenaza nuclear y otros factores, etc. Tales contradicciones están cruzadas por el análisis y los determinantes de clase. (Cuatro contradicciones fundamentales: hombre contra la naturaleza, capitalismo contra socialismo, capitalistas contra trabajadores, las del imperialismo contra las naciones)
13) Cuando se habla de la validez de la revolución proletaria no se desconocen las dificultades que el mundo de hoy impone por su realización como asunto del orden del día. Simultáneamente los anhelos y las luchas de liberación nacional abren perspectivas para la derrota del imperialismo y constituyen uno de los medios para desbrozar el camino de la revolución proletaria sin incorporar una visión inmediatista sobre el derrumbe inminente del capitalismo y el imperialismo.
14) Hoy la correlación de fuerzas es adversa para el proletariado, los pueblos, la revolución, el socialismo y el comunismo. Pero ella atiende más a un período determinado, a un ciclo específico y por consiguiente es susceptible de modificaciones con la acción consciente. Vivimos momentos críticos para la revolución mundial; sin embargo existen bases no solo objetivas sino también subjetivas que nos permiten afirmar que el capitalismo sigue preso de contradicciones y tendencias que lo hacen vulnerables y aquí aparece el papel de los actores sociales de los cambios. Es más, el gran reto para los comunistas, la clase obrera y los pueblos, consiste en aprovechar la agudización de la crisis del capitalismo, sus mayores contradicciones y enfrentamientos, así como el desenmascaramiento de los revisionistas que renuncian de manera abierta al marxismo leninismo y al comunismo.
15) No estamos ante la utopía de un mundo sin guerras, sin pugnas inter-imperialistas, ni ante una paz histórica que salve a la humanidad. Una táctica internacional de lucha por la paz debe estar ligada al desenmascaramiento de la naturaleza de los imperialistas y debe favorecer el desarrollo de las fuerzas revolucionarias y de la perspectiva del poder. Los comunistas nos oponemos y luchamos contra la guerra imperialista sin olvidar, renunciar o posponer nuestra estrategia revolucionaria.
16) Los cambios que se operan en la URSS y la mayoría de los países de Europa del Este se presentan en países que abandonaron el socialismo desde tiempo atrás. Un punto de partida fundamental para los M.L. es saber determinar el carácter de clase de dichos cambios. Sopesamos las repercusiones de ellos, la efervescencia de la lucha de clases en esos países, la justeza de algunos reclamos de sus pueblos y también lo que todo esto puede significar como desplome del revisionismo, no solo como corriente ideológica sino también como fuerza que ha usufructuado el poder a nombre del socialismo y la clase obrera y que ha fracasado como modelo económico de acumulación capitalista, pero que al mismo tiempo culmina la obra de destruir un tipo de socialismo surgido después de la revolución de octubre. Encontrar las bases objetivas y subjetivas que permitieron esta reversión y este golpe tan contundente para la revolución mundial representa un enorme desafío para la clase obrera y los revolucionarios proletarios.
17) Afirmamos que la Perestroika no es una teoría revolucionaria, no desarrolla el ML ni revitaliza el socialismo y que, por el contrario, es una fórmula de solución capitalista a la crisis que el revisionismo produjo otrora a fórmulas socialistas. Se trata de una revisión profunda de postulados básicos del marxismo y su reemplazo por el humanismo burgués negando aspectos fundamentales como la lucha de clases en consecuencia en la lucha del proletariado, como paso de transición al comunismo. En el plano ideológico la perestroika es una expresión del revisionismo moderno o que no tiene nada en común con el pensamiento de Marx y Lenin. Mucho de lo que Gorbachov llama dogmas del pasado son principios esenciales de la teoría del proletariado. No se trata de aspectos adjetivos. La base ideológica y política de la perestroika es revisionista y no ilumina un regreso al socialismo o su afianzamiento.
18) La perestroika tiene sus raíces en Bernstein, Kaustky, Browder y los sueños del ultraimperialismo de la paz entre explotados y explotadores olvidando los antagonismos, la ligazón de la libertad del mercado y la democracia trasladada a la época del dominio monopolista. Estas viejas ideas son ahora remozadas. No podemos olvidar que los efectos de la perestroika aún no han culminado y nadie ya sea militante, organización, estado, etc. Puede estar exento de las influencias negativas de dicha teoría. Debemos tener claro que se vive una ofensiva feroz contra el comunismo y el socialismo y la perestroika es un nuevo intento de degenerar la ideología del proletariado.
19) La contradicción entre capitalismo y socialismo se dan independientemente de la existencia de un campo socialista, o de un país que materialice este sistema. Esta contradicción sigue existiendo en el mundo y su base más profunda reposa en que esos dos sistemas significan como concepciones y prácticas radicalmente opuestas en todos los aspectos de la vida. En el mundo se presentan luchas que pugnan por destruir el sistema capitalista y el imperialismo y por tanto siguen vivos los ideales del proletariado que con su teoría puede iluminar los medios para encontrar las vías y modelos hacia el socialismo a partir de las experiencias históricas.
20) Si miramos la historia sin inmediatismos reconocemos que el socialismo ha tenido una corta existencia y que en ningún país se ha podido recabar su cabal construcción. Comparado con el capitalismo, desde la revolución industrial y la francesa, la juventud del socialismo es innegable. Tampoco se puede negar la posibilidad de su reversión. Por ello es preciso sacar lecciones del pasado.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google