Cuadernillo de Formación Militante N.7

Conceptos de Enver Hoxha sobre la educación ideológica de los cuadros y las masas.



SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro política varía de acuerdo al desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y un internacionalismo combatiente; mas tarde sufre la influencia soviética de la “copiandina”; luego, con la caída de la URSS , el cuadro político se debe al “período especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación , etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para considerar, que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos revolucionarios.


EXTRACTOS DEL DISCURSO DE ENVER HOXHA “LA EDUCACION IDEOLOGICA DE LOS CUADROS Y LAS MASAS”

1) La atención que hay que dedicar a la educación de los nuevos cuadros debe manifestarse en la masiva educación moral-política-ideológica y técnica de los cuadros. Durante el proceso de esta educación masiva se destacan los individuos capaces y se elevan los cuadros a cargos de responsabilidad en base a los correctos criterios seguidos por el Partido, como la confianza política, el origen social y la conducta moral proletaria, etc.
2) La preparación de los cuadros no debe separarse de la preparación y educación de las masas, ya que en caso contrario, degenera nuestro concepto filosófico en base al cual las masas son las primeras, luego vienen los individuos. Estos no pueden hacer nada sin las masas, y educados en los correctos conceptos filosóficos de nuestro partido, ponen al servicio de las masas, en el común interés, su sabiduría, capacidad y talento.
3) La concepción correcta de la importancia del problema de los cuadros, de su origen, su educación y elevación a cargos de responsabilidad, da la posibilidad de combatir y eliminar muchos conceptos extraños al marxismo leninismo, conceptos burgueses capitalistas, idealistas, por consiguiente, antisocialistas.
4) Cernir y destruir los conceptos filosóficos burgueses idealistas en la conciencia de los individuos. Digo cernir, ya que no todo en la concepción del mundo de las masas es ni puede ser burgués, idealista. La superestructura de los regímenes capitalistas con su filosofía, su estilo de vida, sus leyes, su cultura y su opresión, han dejado profundas huellas en las masas, por eso, al Partido le incumbe la tarea de separar la harina del salvado y de arrojar el salvado.
5) El proceso de desmoronamiento de lo viejo, particularmente en lo ideológico, es prolongado, es una enconada lucha contra las concepciones del mundo, contra los conceptos retrógrados, contra sus remanentes, contra la posibilidad de su renacimiento en la conciencia del individuo y contra el peligro de un regreso masivo de esas concepciones del mundo idealista. Así pues, el masivo desarrollo revolucionario no ha dejado de chocar con toda clase de obstáculos y dificultades, objetivos y subjetivos, debido a la falta de madurez política de los individuos o grupos de individuos, en la ignorancia, el retraso, la obstinada resistencia de los conceptos viejos, dañinos y peligrosos, que se habían convertido en estilo de vida y en costumbre, y cuya peligrosidad, anacronismo, contradicción y antagonismo en el desarrollo de la nueva sociedad no eran comprendidos rápidamente por todos los individuos.
6) Ha sido decisivo el papel de las masas, que, comprendiendo gradualmente la línea del Partido y su perspectiva, se educaron en el trabajo y la lucha, adquirieron una elevada conciencia y acrecentaron la convicción de la propia capacidad, se educaron y se alentaron en el buen ejemplo y por sus propias realizaciones, asimismo, las escuelas, los cursos, etc., desempeñaron un importante papel.
7) El heroísmo masivo revolucionario es el mayor ejemplo educativo para nuestra gente. También el heroísmo individual tiene valor educativo cuando se realiza en el marco del heroísmo masivo. Cuando es parte integrante e inseparable de éste.
8) El marxismo-leninismo no tiende a subestimar el papel del individuo en la sociedad, sino educarlo en la ideología proletaria, en los correctos conceptos sociales y filosóficos, en los conceptos socialistas de la vida, el trabajo, la propiedad, la familia, la producción, la política, la relaciones entre los individuos, los pueblos, los estados, etc. Aquí se trata de un problema de lucha, de un problema de concepción del mundo diametralmente opuestas. El partido tiende a liberar al hombre, mientras la burguesía mantenerlo en una esclavitud secular.
9) La educación ideológica y política de los individuos reviste gran importancia. Es por eso que el partido ha dedicado gran atención a este trabajo y ha utilizado y utiliza una variedad de formas para lograr resultados palmarios y sólidos en este campo.
10) Los remanentes burgueses y pequeño-burgueses en la conciencia de los hombres son individuales, diferentes en lo que a su forma, intensidad y peligrosidad se refiere. Puede manifestar se en forma diversas, con intensidad diversas, y no igual en todo el país. Tiene un origen común, la filosofía idealista, burguesa, capitalista, pero la revolución, el trabajo y la lucha del partido las están eliminando. En ciertas partes sobrevive, en otra son combatidos con éxito; en ciertas partes resisten, en otras se manifiestan y dañan a la sociedad y al individuo, en algunas otras partes quedan latentes, pero renacen en circunstancias particulares. Muchos de estos remanentes se han transformado en costumbres en algunos estratos enteros de la sociedad y traban su regular avance hacia adelante. Por esta razón el partido realiza frontal y detalladamente esa gran obra de educación de las masas.
11) Los remanentes pequeño burgueses en la conciencia de los individuos se combaten a través de la educación ideopolítica y el trabajo práctico revolucionario. Así mismo, la educación organizada, la educación masiva, así como la educación individual u organizada en grupos hace un efecto positivo en el temple de los individuos y han dado buenos resultados, muchos de los cuales nos parecen como naturales, como espontáneos, pero, no es así.
12) Hay flagrantes violaciones de la correcta política del partido sobre la elevación a cargo de responsabilidad de los nuevos cargos; estas violaciones, en la mayoría de los casos, son corregidas inmediatamente luego de haberlas constatado y se convierten, como es debido, en lección y elemento de educación. Se analizan mejor las causas que permitieron los errores, es decir, se ponen al descubierto y se analizan los remanentes antimarxistas en la conciencia y el trabajo del responsable, como el egoísmo, el envanecimiento, la arrogancia, la venganza, el favoritismo, el provecho personal, la gloria personal, etc. etc.
13) Los errores en la política de los cuadros no son siempre flagrantes y no tienen siempre carácter aislado. A menudo los errores en este sentido se entrelazan y se encubren voluntaria o involuntariamente, con muchas otras causas objetivas y subjetivas, fundadas e infundadas. Estos errores no flagrantes pueden constituir casos singulares pero también pueden convertirse en una línea incorrecta, que es más peligrosa y que, por su parte, se encubre y se argumenta con numerosos datos supuestamente subjetivos y objetivos.
14) En la política de los cuadros existen conceptos conservadores, como patriarcales, familiares y otras manifestaciones de esta naturaleza. Dichos conceptos, de la plataforma individual pueden convertirse en corrientes y en concepciones del mundo extrañas a nuestra política marxista-leninista. El individuo no templado debidamente, política e ideológicamente, contribuye a crear esta tal situación, influyendo con los remanentes pequeño-burgueses existentes en su conciencia.
15) ¿Qué significa ser conservador en la política de cuadros? Significa no avanzar con el ritmo del impetuoso desarrollo de nuestra revolución, no comprender este desarrollo, no seguirlo o dejarse arrastrar por él, frenándolo. Esto significa no tener claros los principios del partido, mantener dudas y reservas, no depositar confianza en el desarrollo creador y subestimar el papel de las masas, sus capacidades políticas, y organizativas y sobrevalorar y contentarse solo con lo realizado; significa tener miedo a todo lo nuevo, innovador, prometedor, significa vacilar por temor a cometer errores y frenarse bajo el pretexto de que se pueden cometer menos errores. De aquí surge la desconfianza en los nuevos cuadros, y un amor y amistad enfermizo para los antiguos compañeros y colaboradores, supuestamente por haberlos conocido mejor en el trabajo, por tener experiencias, por tener méritos insustituibles, etc. , etc. Naturalmente el individuo que tiene semejantes conceptos trata de encontrar sostenedores también en otras personas que tienen los mismos puntos de vista y así su número crece, se convierte en tendencia, en línea, la que, si no es combatida por el partido, se disfraza “razones”, supuestamente “correctas” de la preocupación, del cuidado, de la falta de experiencia, de que hay que probar”, razones estas lógicas pero que no son analizadas a la verdadera luz de las enseñanzas del partido.
16) ¿Qué es la familiaridad en el trabajo, en la política de cuadros y en todo sector del partido? Este término deriva de la palabra familia. El partido no condena la familia, como por el contrario la defiende y fortalece, depurándola de las viejas concepciones del mundo burguesas y pequeño burguesas que la regían. Estas viejas concepciones del mundo no marxistas existían y subsisten arraigadas, en mayor o menor grado, en los miembros de la familia, pero existían y subsisten también como costumbres y leyes de esta célula “familia” de la sociedad.
17) ¿Qué son esos remanentes que se manifiestan en ambos planos? Entre otras cosas son “el espíritu de familia”, del “clan”, de la “tribu”, “la defensa y el interés de la familia como entidad por encima del interés de la sociedad y a menudo en detrimento de este último, “la defensa y el apoyo”, “con o sin razón de todo miembro de la familia”, “en el seno de la familia no hay nada secreto, sino que todo se juzga y se valora en base a esa entidad y en interés de esta entidad, las leyes de la familia están por encima de las de la sociedad”. En una familia así, existe el patriarcalismo, es decir, el poder del padre. Así, pues, se puede concebir que los males pueden brotar y crecer en este terreno, infectándonos de tales conceptos antimarxistas, antisociales. El egoísmo, es un sentimiento asqueroso que todo lo relaciona con sí mismo, con el individuo en particular, se transforma en vicio masivo, la propiedad privada adquiere un significado cruel, el interés personal predomina sobre todo. El daño causado al partido es inmenso, cuando esta mentalidad no se combate y se tolera que se extienda también a la política.
18) La educación en la moral comunista debe consistir en pertrechar debidamente a los individuos en cuanto a esos problemas de la vida, con las enseñanzas del marxismo leninismo, arraigarles, inculcarles desde la tierna edad hasta la vejez, los conceptos y las concepciones del mundo, de la sociedad socialista y comunista. Estamos pasando de una etapa a otra, de un estadio a otro, aumentan las necesidades, aumentan asimismo las demandas, los hombres crecen y se desarrollan, se crean nuevas condiciones, por eso las situaciones y la vida requieren nuevos métodos de trabajo, de lucha y de educación.
19) Todo el trabajo del partido, inteligente, diligente, dinámico y de principios en todos en todos los aspectos consolidará la línea, fortalecerá a los cuadros y a las masas y conquistará victorias tan grandes que en el momento actual ni podemos imaginar.
20) El partido jamás debe olvidar que como vanguardia organizada de la clase obrera y salvaguardando la línea de los ojos este gran principio, le incumbe la noble misión no solo de preservar, sino también de consolidar cada vez más la unidad con el pueblo, ya que esta unidad es más que nunca vital en las actuales circunstancias del cerco capitalista-revisionista.
21) Las masas crean, el partido dirige, sintetiza, educa y nuevamente crea. Así, durante este incesante proceso, el partido y las masas, no solo crean y realizan, sino que a través de esta gran y fructífera creación, se educan, acumulan experiencias, adquieren sabiduría, capacidad y resolución, etc.
22) Grandes y pequeños deben contribuir, pensar y trabajar para la revolución, en todos los sentidos, en todas las especialidades con todas las capacidades. El pensamiento y la acción de cada individuo deben ser ligados con los lazos indisolubles a nuestra revolución, la creatividad de cada individuo debe inspirarse en la revolución de las masas dirigidas por el partido.
23) En la revolución proletaria, en la obra masiva del pueblo por la construcción del socialismo y la creación de los bienes materiales deben inspirarse todas nuestras gentes y guiarse por ellas en sus diversas actividades, dedicando todo su trabajo, toda su creatividad a la revolución, al socialismo.
24) Unirse a las masas en la lucha común y en el proceso de esta lucha reflejar su impulso, la filosofía de las masas y sacar los verdaderos rasgos de la auténtica sicología proletaria.
25) Hay que emplear formas simples y adecuadas, mediante las cuales se puede expresar también ideas profundas y realizar grandes cosas. Estas formas se pueden encontrar solo en la lucha popular y en los libros sin olvidar el fin que se propone en la obra revolucionaria.
26) Debemos rectificar muchas prácticas y métodos erróneos determinados en el pasado, de los cuales no podemos librarnos fácilmente, ya que en estos problemas influyen las viejas formas y métodos de escuelas diferentes, en las cuales han sido educados muchos individuos. Es difícil para éstos liberarse de aquellas cosas y formas con las que se han habituado durante algunos años consecutivos.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google