Cuadernillo de Formación Militante N.9

Fragmentos de \”Escritos Políticos\” de Ho Chi Minh



SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro política varía de acuerdo al desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y un internacionalismo combatiente; mas tarde sufre la influencia soviética de la “copiandina”; luego, con la caída de la URSS , el cuadro político se debe al “período especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación , etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para considerar, que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos revolucionarios.




FRAGMENTOS DE “ESCRITOS POLITICOS” DE HO CHI MINH
EXTRACTOS DEL CAPITULO “EL CAMINO QUE ME CONDUJO AL LENINISMO”

1) Ingresé en el Partido Socialista Francés solo porque eso “señores y señoras” (como llamaba yo a los miembros del partido) habían testimoniado su simpatía a la lucha de los pueblos oprimidos. Yo no comprendía aún, lo que era un partido o un sindicato, ni lo que significaba el socialismo y el comunismo. El problema que más me importaba aclarar en aquel entonces.- era precisamente lo que no se discutía en el curso de las reuniones – era el siguiente: ¿cual era la internacional que apoyaba la lucha de los pueblos oprimidos?
2) En una de las reuniones planteé esta cuestión que tanto me importaba y algunos camaradas me respondieron:es la tercer internacional, no la segunda. Y un camarada, me dio a leer las tesis sobre el problema de las nacionalidades y los pueblos coloniales, de Lenin publicadas en L’ Humanité.
3) En esas tesis había términos políticos difíciles de comprender. No obstante leyéndolas y releyéndolas varias veces, llegué a aceptar lo esencial. Las tesis de Lenin provocaron en mi una gran emoción, un gran entusiasmo, una gran convicción y me ayudaron a ver claramente los problemas. “Queridos, compatriotas, oprimidos y explotados, esto es lo que nos hacía falta, este es el camino de nuestra liberación “. Desde entonces, deposité una confianza total en Lenin y en la III Internacional.
4) Hasta ese momento yo me había limitado a escuchar: me parecía que todos estaban en lo cierto y no llegaba a dar la razón a unos y a otros. Pero después de leer las tesis de Lenin, yo me lancé también a la discusión. Discutía con pasión, me opuse con vigor a todos los que se oponían a Lenin y a la III Internacional.
5) Yo no me contentaba con participar en las reuniones de mi sección, sino que iba también a las otras secciones a defender “ mis opiniones”
6) Al principio fue el patriotismo y no el comunismo lo que me impulsó a creer en Lenin y la III Internacional. Poco a poco, progresando paso a paso, en el curso de la lucha, combinando el estudio teórico del marxismo-leninismo con el trabajo práctico llegué a comprender que solo el socialismo y el comunismo pueden liberar a los oprimidos y a los trabajadores del mundo entero.

DEL CAPITULO “RECTIFICAR LOS ERRORES”

Nuestro partido ha logrado numerosos éxitos, pero no está exento de errores. Debemos criticar sinceramente estos errores para enmendarlos, para progresar. Antes de pasar revista a nuestros defectos y nuestras insuficiencias, reconozcamos de inicio que nuestro partido cuenta – sobre todo en la zona ocupada – con cuadros muy valientes y abnegados, que se mantienen siempre junto al pueblo a pesar de los riesgos y el peligro, que cumplen fielmente las tareas que le son confiadas sin miedo, sin quejarse jamás de nada, siempre dispuestos a sacrificar incluso hasta sus apropias vidas.
Ellos son dignos combatientes del pueblo y dignos hijos del partido.
En sentido general nuestro partido ha practicado una justa política desde la fundación hasta nuestros días, si no fuese así - ¿cómo hubiese podido lograr éxitos tan extraordinarios?
Sin embargo, el partido tiene sus defectos e insuficiencias; nuestros estudios teóricos son pobres; muchos cuadros no han madurado en el aspecto ideológico y su nivel es bajo. La aplicación de la política del partido y del gobierno ha dado lugar a desviaciones de “izquierda” o de “derecha” (por ejemplo, en la aplicación de la política agraria, de la política del frente, de las minorías nacionales, de las religiones, del poder popular, etc.)
El trabajo de organización es aún mediocre; no ha logrado siempre garantizar una aplicación correcta de la política del partido y el gobierno.
Es por eso que constituyen tareas urgentes del partido el estudiar la teoría, perfeccionarse en el plano ideológico, elevar el nivel teórico y mejorar la organización.
Además, el estilo de trabajo, las medidas preconizadas, la forma de dirigir, tiene aún defectos bastantes extendidos y graves en los diversos niveles de los organismos dirigentes. Estos defectos son: el subjetivismo, la burocracia, el autoritarismo, la estrechez de criterio, el envanecerse por los méritos pasados.
El subjetivismo se manifiesta en la tendencia a pensar que la resistencia de larga duración puede convertirse en una resistencia de larga duración.
El burocratismo se manifiesta en el gusto por el papeleo, el alejamiento de las masas, el estudio insuficiente de los problemas, la ausencia de control en la ejecución de las tareas, el rechazo a extraer lecciones de la experiencia de las masas.
El autoritarismo se manifiesta en la tendencia a utilizar el poder para forzar al pueblo, en el desprecio al trabajo de propaganda y a la explicación para obtener una colaboración consciente y voluntaria de la población.
La estrechez de criterio se manifiesta en la severidad excesiva frentes a las personas anti-partido, en la tendencia a no hacer ningún caso de ellas, a no discutir con ellas, a no solicitar su opinión.
La exageración de los méritos personales se produce de las formas siguientes:
- jactarse de los servicios prestados, mostrarse orgullosos y presuntuosos, considerase como la “providencia” del pueblo, los “hombres de mérito” del partido. Se reclaman puestos importantes y honores. Aunque sean incapaces de cumplir con tareas importantes, no se contentan con funciones modestas. La exageración de los méritos personales es muy dañina para la unidad, tanto dentro como fuera del partido.
- Jactarse de ser miembros del partido, despreciando la disciplina y el orden jerárquico en las organizaciones populares y los organismos gubernamentales.
Los camaradas que padecen de este mal no comprenden que cada militante debe dar el ejemplo en el cumplimiento de la disciplina, no solamente del partido sino también de las organizaciones populares y los organismos de poder revolucionario.
De estas enfermedades, y de otras todavía existentes en el partido, el comité central es en parte responsable, porque no ha prestado toda la atención debida al trabajo de control. La educación ideológica no se ha realizado en todas partes, ni de manera suficiente. La democracia en el partido no se ha realizado en forma amplia, la crítica y la autocrítica no han sido convertidas aún en un hábito.
Como dijera Stalin, el partido revolucionario necesita de la crítica y la autocrítica como el ser humano el aire … Y un control estricto permite evitar graves defectos.
De esta forma, los errores disminuirán y el progreso será más rápido.

EXTRACTOS DE “DIRECTIVAS A LA CONFERENCIA DE CUADROS PARA LA PREPARACIÓN DE LA CAMPAÑA DE NOROESTE”

Una ventaja que no estemos decididos a explotar, puede convertirse en una dificultad y una dificultad que estemos resueltos a superar, puede transformarse en una ventaja. No hay facilidad o dificultad absolutas. Es fácil romper una rama, pero jamás lo haremos sino estamos decididos a ello. La revolución y la resistencia son tareas difíciles, pero si estamos decididos a emprenderlas alcanzaremos la victoria

EXTRACTOS DE LA “CARTA A LOS CUADROS DEL SUR DE VIETNAM REAGRUPADOS EN EL NORTE”

1) Para construir una buena casa debemos edificar bases sólidas. Para obtener una planta vigorosa, con hojas verdes, preciosas flores y buenos frutos, debemos cuidarla y alimentar sus raíces.
2) Desde un punto de vista moral, si cada uno entiende que nuestra lucha política inevitablemente triunfará, pero que será una lucha dura y larga, entonces la tendencia a la impaciencia, al pesimismo y a sucumbir, esas y otras inquietudes desaparecerán.
3) La revolución y la resistencia han logrado la victoria gracias a la estrecha unidad, al gran entusiasmo, a la firme fe de nuestro pueblo en la victoria y a su increíble perseverancia en la lucha, En la actual lucha política, como en la revolución y en la resistencia, nuestros compatriotas en el sur están a la vanguardia, unidos estrechamente y luchando con heroísmo y perseverancia.

EXTRACTO DE “CARTA A LOS CAMPESINOS Y A LOS CUADROS AL TERMINAR EXITOSAMENTE LA REFORMA AGRARIA EN EL NORTE”

1) La corrección de errores debe ser decidida y planificada. Lo que se pueda corregir inmediatamente debe rectificarse sin demora. Lo que no se pueda corregir inmediatamente debe rectificarse en combinación con una operación de control. Es necesario llevar adelante los logros que hemos obtenido, y al mismo tiempo enmendar resueltamente los errores cometidos.
2) Los cuadros deben esforzarse en estudiar cultura general y política para dar el ejemplo en el trabajo y en la producción, y ocuparse de modo práctico de las condiciones de vida del pueblo.
3) El pueblo debe criticar y ayudar francamente a los cuadros de su trabajo. Los cuadros a nivel de zona y de provincia deben dar asistencia práctica a los cuadros de distrito y de comuna para que obtengan buenos resultados en su trabajo y en la producción.

EXTRACTO DE UNA CHARLA EN LA REUNIÓN DE CUADROS QUE DEBATIÓ EL PROYECTO DE LEY SOBRE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

1) Hay gente que piensa que, como soltero, carezco de un conocimiento adecuado sobre esta cuestión. Aunque no tenga familia propia, tengo una muy grande – la clase obrera en todo el mundo y el pueblo vietnamita. A partir de esta gran familia puedo juzgar e imaginar una pequeña.
2) Las mujeres constituyen la mitad de la sociedad. Si no son liberadas, la mitad de la sociedad no lo está. Si las mujeres no son emancipadas, solo se construye la mitad del socialismo.
3) Es acertado tener un profundo interés en la familia; muchas familias constituyen la sociedad. Una buena sociedad hace una buena familia y viceversa. El núcleo de la sociedad es la familia. Precisamente por eso, para construir el socialismo debe darse la debida atención a ese núcleo.
4) La ley sobre el matrimonio tiene el propósito de emancipar a la mujer, o sea, liberar a la mitad a de la sociedad. La emancipación de las mujeres debe llevarse a cabo simultáneamente con la eliminación del pensamiento feudal y burgués en los hombres. En cuanto a las mujeres, no debe esperar a que las directivas del gobierno y del partido las liberen, sino que deben contar consigo mismas y luchar.

EXTRACTOS A LA “ALOCUCION A LA PRIMERA CONFERENCIA DE ACTIVISTAS DE LA CULTURA”

1) La cultura debe servir al pueblo, debe contribuir a elevar el nivel de vida de las masas, a darles una vida más sana, más espléndida. La cultura debe tener un sentido educativo.
2) Hay que vincular la cultura con el trabajo cotidiano y con la producción. Una cultura que se aparte de la vida, que se aparte del trabajo, es una cultura sin efecto. La tarea del cuadro cultural es utilizar la cultura para enseñar la dedicación al trabajo y al ahorro en la construcción nacional, en la edificación del socialismo y la lucha por la reunificación pacífica del país.
3) En la actualidad todavía nos enfrentamos a numerosas dificultades. El nivel cultural de los cuadros y de la población es aún bajo, lo cual limita los resultados de nuestro trabajo y de nuestra producción. Ustedes deben hacer aún mayores esfuerzos para contribuir a elevar el nivel cultural del pueblo.

EXTRACTOS DE “ELEVEMOS NUESTRA MORAL REVOLUCIONARIA, COMBATAMOS EL INDIVIDUALISMO”

1) Nuestro partido ha formado toda una generación de revolucionarios, de hijas e hijos plenos de entusiasmo y de coraje en el cumplimiento de sus tareas. Son flores brillantes nacidas del heroísmo revolucionario. Nuestro pueblo y nuestro partido se sienten orgullosos de sus dignos hijos. Sin embargo, junto a estos buenos elementos encontramos aún cuadros y miembros del partido cuya moral deja mucho que desear. Dominados por el individualismo, en todas las cosas no piensan más que en sus propios intereses. Su divisa no es la de “uno para todos”, sino la de “todos para mí”.Como individualistas que son, temen a las privaciones y a las dificultades, cayendo en la codicia, la depravación, el despilfarro y la ostentación. Corren tras los honores y el lucro, tras la adulación y el poder. Su orgullo los lleva a hacer poco caso de la colectividad; desprecian a las masas y se muestran arbitrarios y tiránicos. Se alejan de las masas y de la realidad, sumergiéndose en el burocratismo y el autoritarismo. Pierden la inclinación al esfuerzo en el trabajo y el estudio, y no hacen nada por mejorarse a sí mismo.
2) Para tener cuadros y miembros dignos de ser combatientes revolucionarios, nuestro partido debe prodigar todos sus esfuerzos para inculcarles el ideal comunista, para hacer que comprendan y apliquen su línea y su política, para darles claridad sobre las tareas y la moral de un militante. La crítica y la autocrítica deben practicarse rigurosamente en el seno del partido. Hay que acoger y estimular las críticas sinceras de las masas. La vida de la célula debe ser estrictamente reglamentada; la disciplina del partido debe ser imparcial y equitativa; el trabajo de control debe ser riguroso.
3) También a causa de su individualismo, provocan la desunión, faltan a las directrices de la organización, a la disciplina, a sus responsabilidades. No aplican con seriedad la línea y la política del partido y del estado, perjudican do los intereses de la revolución y el pueblo.
4) Cada cuadro y cada miembro deben colocar los intereses de la revolución, del partido y del pueblo por encima de todo y delante de todo. Es necesario combatir enérgicamente el individualismo y elevar nuestra moral revolucionaria, cultivar el espíritu colectivo, el espíritu de unión, el respeto a la organización y el sentido de la disciplina. Debemos seguir de cerca la realidad, movernos entre las masas, respetar y hacer valer el derecho del pueblo a ser dueño. Debemos esforzarnos por estudiar, por forjarnos, por elevar el nivel de nuestros conocimientos para poder cumplir bien todos nuestras tareas. Esta es una manera realista de celebrar el aniversario de la fundación del partido, el gran partido de nuestra clase obrera y de nuestro pueblo. Es también un trabajo necesario para ayudar a los cuadros y militantes a progresar, a contribuir más eficazmente a la lucha patriótica contra la agresión norteamericana y a la edificación victoriosa del socialismo.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google