Neoliberalismo de izquierda

12.May.05    Noticias
    ()

El progresismo criollo llega desmantelando el programa histórico de liberación nacional y social que fue la base de un centenar de años de luchas de la izquierda nacional.


De la “Ruptura con los organismos financieros internacionales (FMI, BID y BM) “se llega a declararlos “socios”, “bien intencionados” , “que han cambiado” y se cuenta con ellos para un “Uruguay productivo con justicia social”.

De la “Moratoria y el no pago de la deuda externa” se afirma que “se honrarán todos los compromisos” o sea pagarla puntualmente.

De la “Estatización de la banca” se vota la ley de intermediación financiera, endeudando al país en 3 mil millones de dólares para salvar bancos privados en la crisis de agosto del 2002.

De la “Reforma Agraria con expropiación del latifundio” se garantiza la legalización de las sociedades anónimas latifundistas, la no investigación de los tenedores de acciones de esas sociedades anónimas, el maridaje con la Asociación y la Federación Rural y la continuidad de las actuales reglas de juego de la producción y la comercialización.

De la “Nacionalización del comercio exterior y de la industria frigorífica”se pasa a la generación de incentivos para que crezca la producción y exportación de carne, la búsqueda estatal de nuevos mercados para aumentar las exportaciones, el compromiso del gobierno de no incurrir en el atraso cambiario y eliminar todo impuesto, alentando la inversión extranjera “unica forma de crear empleos genuinos”.

De presentar proyectos de leyes que amparaban a los deudores cuando eran minoría en el Parlamento en el período anterior, se pasa a abandonar a cada deudor frente a los bancos o acreedores, aunque disponen ahora el de las mayorías necesarias en ambas cámaras.

Y si se analizara punto por punto en materia de salarios, jubilaciones, salud, enseñanza, vivienda rápidamente se llegaría a conclusiones semejantes, o sea el continuismo de las políticas neoliberales.

El “Palloci uruguayo”

Nominado en julio del 2004 desde la meca imperialista por Tabaré Vázquez como ministro de Economía Danilo Astori tiene una larga trayectoria como economista, docente y político, siendo muy prolífico en materia de publicaciones principalmente en el tema de la deuda externa.

En el documento “Uruguay Hoy” n. 6 “Hacia una nueva economía . Las medidas inmediatas” a mediados del 80, mas precisamente en el año 85 y 86, anotaba: “La deuda externa no se puede pagar. Este debería ser el primer reconocimiento y al mismo tiempo la primera afirmación…”

“Y conste que ésta no es meramente un a postura que signifique renegar de una deuda no sólo contraída a espaldas del pueblo, sino generada precisamente por ir contra sus intereses “

“La deuda externa es impagable, dadas las condiciones de extrema gravedad que presenta la economía nacional”

“En pocas palabras una renegociación hay que concebirla rechazando las condiciones tradicionalmente impuestas por el FMI. Este es el principio fundamental en el corto plazo”. Esta prédica la sostuvo hasta mediados de la década del 90.

Eran los años donde el Cr. Astori aspiraba a ganarse un lugar en la izquierda y como tal pateaba con la zurda, fue conquistando adhesiones con sesudos artículos de nacionalización de la banca y como el mencionado del no pago de la deuda externa.

Daba cursos y charlas a sindicalistas, a militantes frenteamplistas en sus comité de base, declaraba que era un acto de legítima soberanía el no pago de la deuda externa. Fue candidato al senado por todas las listas del FA debido a su prédica de contenido programático radical, una vez en el Senado rápidamente comenzó a amagar por la izquierda y pegar con la derecha.

Es un ministro privatizador; que impulsa la venta o asociación del patrimonio nacional. Es un militante de las privatizaciones y un teórico fundamentalista de la globalización social-neoliberal.

Astori aprueba la gestión del gobierno de Jorge Batlle en la crisis del 2002 que significó la ruina de los endeudados en dólares; que rebajó a la mitad el poder adquisitivo del salario y las jubilaciones por la devaluación; que destruyó miles de pequeñas empresas y sumió en la pobreza a un millón de uruguayos y a mas de tresciental mil personas en la indigencia, fue la expropiación mas violenta del sistema financiero contra los sectores populares.

Manifestó reiteradamente que hubiera hecho lo mismo que los Ministros de Economía Bensión y Atchugarry de la administración del Partido Colorado

Durante el mandato de Sanguinetti en 1996 se da la reforma de la seguridad social, la privatización de los recursos previsionales del estado, donde el Ministro Astorti se hizo cómplice del saqueo mas brutal de los fondos de los trabajadores. Después pidió libertad de acción dos años mas tarde para votar en el Senado la ley de patentes que garantiza la doble explotación (patentes y precios arbitrarios) para los países en desarrollo por los inventos de la tecnología de punta en manos de las multinacionales.

Por otro lado en el 2001 cuando se va a votar la ley de reactivación económica que incluía las megaconcesiones Astori pide nuevamente la libertad de acción y apoya la megaconcesión , que son concesiones y adjudicaciones - favoritismo y corrupción de por medio - por parte del gobierno en peajes y contratos de obra en todo el territorio nacional para el mantenimiento de la red vial. Dos años mas tarde pide nuevamente libertad de acción para votar la subasta de la privatización del Aeropuerto de Carrasco y en varias ocasiones Asamblea Uruguay, el partido político que lidera Astori, declaró que votaban por disciplina partidaria frenteamplista en el tema de la asociación de Ancap con privados, contra la ley de fortalecimiento del sistema financiero del 2002 y contra la refinanciación de los deudores del Banco República en el 2003, todos proyectos que si bien los votaban en contra estaban en un total acuerdo con el gobierno de Jorge Batlle.

En mayo del 2004, se pronunció contra la aprobación de una ley que protegía a los deudores en dólares que como consecuencia de la devaluación estaban expuestos a remates de sus bienes por endeudamiento y declaró coincidir con el Ministro de Economía Atchugarry del Partido Colorado, que planteaba la “solución administrativa”, caso por caso entre acreedores y deudores, en lugar de una ley de suspensión de ejecuciones y otra ley de amparo a deudores con quitas, años de gracia y refinanciación a largo plazo.

También los dos senadores de Asamblea Uruguay se retiran de sala para que no prosperara la ley presentada por Carlos Julio Pereyra del Partido Nacional, que ya tenía media sanción en diputados, por la cual las sociedades anónimas de tenencia de tierras pudieran ser nominados sus propiedades. Para el plebiscito del 8 de diciembre en defensa de Ancap, ente estatal de la refinación de los combustibles, ante su asociación con privados o llanamente su privatización, Astori hizo campaña para sostener la privatización de Ancap.

El Presidente Vázquez y Astori han manifestado que la reforma constitucional del agua no tiene efecto retroactivo burlándose de la voluntad democrática, desconociendo el acto de soberanía popular donde casi 7 de cada 10 orientales, decidieron expresamente la caída de todas las concesiones de la explotación del agua potable y saneamiento y donde se establece hasta la forma de la expropiación de las empresas que hoy mantienen el servicio, demanda que sostiene la Comisión Nacional de Defensa del Agua y la Vida, que impulsó el referendo.

Vázquez y Astori lo habían manifestado ya en Barcelona, en la gira por Europa que las concesiones no caerían y lo dijeron antes del referendo, dispuestos a no respetar el veredicto de las urnas.

Astori ha sido categórico, frente a los reclamos del Sindicato Sutel de Antel, ente telefónico, “que no se piensa revisar en absoluto las concesiones con América Móvil ni con Telefónica, si el procedimiento ha sido correcto”.

Astori ha manifestado que no revisará, frente al reclamo del sindicato bancario AEBU para eliminar la concesión del Banco Central con el grupo Thesis para la liquidación de la cartera de deudores de los bancos quebrados.

Astori ha manifestado estar de acuerdo con las inversiones en la planta de celulosa en Río Negro , que tiene la denuncia por contaminación ambiental y un creciente rechazo de organizaciones sociales, de las fuerzas frenteamplistas y movimientos sociales y políticos de la Argentina.

El Presidente Vázquez y Astori están de acuerdo en privatizar 2000 kilómetros de vías férreas para reactivar el ferrocarril, que motivara que el sindicato Unión Ferroviaria inmediatamente, a través del dirigente Silveyra recordó al nuevo gobierno la voluntad popular del referendo de 1992 bajo el Presidente Lacalle, donde mas del 60% de la ciudadanía resolvió mantener bajo soberanía nacional,los monopolios y empresas del estado

Neoliberalismno a la zurda

Las negociaciones del nuevo gobierno con el FMI(Fondo Monetario Internacional) y el BM (Banco Mundial) terminaron como debían terminar, como terminaron todas las negociaciones de los gobiernos anteriores: aceptando los condicionamientos del capitalismo financiero internacional. El último acuerdo cesó el 31 de marzo y el presente se está negociando, se cerrará en mayo y se iniciará su cumplimiento el 1 de junio. Mientras se ultiman los detalles de la negociación, el gobierno se apresuró a tomar medidas( tarifazos y recortes presupuestales) para congraciarse con el FMI y a trasladar para el segundo semestre los aumentos salariales que puedan cuestionarle la venia imperial.

La diferencia de este gobierno con los anteriores es que salvo Astori, actual Ministro de Economía que acompañó ideológicamente y políticamente (votando leyes) de la administración de Jorge Batlle, el resto del espectro político del Progresismo estaba en una “oposición” aparente y que hoy desnuda su doble discurso.

El gobierno ha elegido “honrar la deuda”, la “honra de este año” está valorada en mas de 2000 millones de dólares, que de las arcas del estado, recortando los gastos sociales, se conseguirán unos 500 millones de dólares, otros 500 en la colocación de bonos del tesoro ( aumento de la deuda ) y el resto, unos mil millones de dólares, es lo que se refinanciará con el FMI, con los sometimientos y presiones que eso conlleva no solo en lo económico sino en posiciones políticas ( envío de tropas a Haití, negación a la entrada de Cuba al MERCOSUR, aceptación del Tratado de Inversiones con EEUU, aceptación de un acuerdo militar entre las Fuerzas Armadas de nuestro país con las de EEUU, etc.).

No se reduce a un “año de sacrificios”. El acuerdo con el FMI es por tres años donde la deuda con esos organismos asciende en el 2006 a 1629 millones y en el 2007 a 1299 millones de dólares.

El sometimiento al FMI se traduce en una serie de medidas de neto corte antipopular, tales como:

1. el tarifazo del orden del 10%, que es el aumento desmedido de los servicios públicos ( combustible, luz y agua), por encima de los índices inflacionarios. Tiene el mismo criterio de los gobiernos anteriores, que mediante las tarifas públicas recaudaban ingresos extras al estado para pagar los intereses de la deuda externa.

2. El mantenimiento del presupuesto de gastos del estado heredado de la administración anterior y el recorte del 10,2% de las inversiones del estado ( sólo la quita en vivienda es del orden de los 140 millones de dólares – unas 10 mil viviendas-) están dirigidos a cumplir las metas del superávit primario de unos 500 millones de dólares exigido por el FMI y que se convertirá en un déficit del 1,8% del Producto Bruto Interno después de pagar los intereses de la deuda externa. Como los gobiernos anteriores se recortarán los gastos de salud, vivienda y enseñanza , y solamente se podrá contar con los pequeños ahorros ( restricción del uso de vehículos, eliminación de algunos cargos de dirección, reducción de altos sueldos, eliminación de algunos contratos, etc.) fruto de las medidas de austeridad que está imponiendo el gobierno.

3. No habrá aumentos salariales ni de las jubilaciones en lo inmediato, postergando la recuperación salarial y aumentos importantes por franjas de los más sumergidos como lo están pidiendo todas las organizaciones sindicales y de jubilados. Según el FMI el aumento salarial del año no puede superar el 7%. El plan de emergencia no puede superar el 0.7% del PBI y debe ser solventado con un aumento de la recaudación impositiva y la lucha contra la evasión fiscal, de ahí la desesperación de la DGI y el BPS contra los evasores y las empresas que trabajan en negro.

4. Se asignaron 60 millones de dólares para el salvataje de un nuevo banco (COFAC) y se dispone el gobierno a calafatear el Nuevo Banco Comercial para privatizarlo, como lo hicieron todos los gobiernos anteriores

5. La reforma del estado comprometida por el gobierno implica liquidar las cajas Policial y Militar en el primer semestre(se asiste con 220 millones de dólares por año) y la Caja Bancaria en el segundo semestre llevándola a una especie de AFAP. Generalización del IVA a todos los productos y servicios.En el sector financiero se estudian cambios de mayor autonomía para el Banco Central hasta convertirlo en una oficina del FMI. Reducción de costos de funcionamiento de los Bancos Hipotecario ( menos personal y se debe dedicar solamente a préstamos hipotecarios sin intervenir en la construcción de viviendas ni captar ahorros) y el Banco República ( menos personal, aumentos salariales en función de la productividad y reducir su papel de tal manera que la banca oficial sea desplazada del actual 50% del negocio bancario), y medidas que mejoren las condiciones de inversión y negocios del sector privado.

6. El manejo de la deuda externa hasta ahora en función del Banco Central, donde importan la balanza de pagos y las reservas ( los grandes números . la macroeconomía) pasará a una oficina del Ministerio de Economía y Finanzas, como una responsabilidad que dependa de los ingresos y el superávit primario del estado.

7. Reducir el papel del estado en la economía, desmonopolizando y asociando las empresas del estado.

Para garantizar este acuerdo, Astori en la Comisión de Hacienda del Senado integrada con la de Diputados informó “estar trabajando en la búsqueda de oportunidades de asociación de nuestras empresas públicas con capitales públicos o privados, y en cada caso habrá que buscar la mejor opción” “hay que preparar las empresas públicas para la competencia”.

Según el nuevo gobierno el hecho de “enfrentar al FMI y no tener su aval para el llamado de inversiones extranjeras le ocasionaría a nuestro país el caos, sería peor de lo que estamos viviendo”

De la misma manera que la dictadura terrorista de estado del golpe del 27 de junio de 1973 tenía amenazado al pueblo con las bayonetas, este gobierno tiene aterrorizado al pueblo con la Caja de Pandora sino se paga la deuda externa.

Sin embargo todos los sectores del FA adoctrinaron al pueblo sobre el no pago de la deuda externa. Era inmoral e ilegítima.

Y en este “neoliberalismo a la zurda” están todos los sectores políticos dándole respaldo al gobierno del “Lula criollo” y el “Palloci uruguayo”, los guerrilleros arrepentiti-senadores Mujica y Fernández, los dirigentes de los viejos partidos obreros socialista y comunista y quien tenga representación parlamentaria.

Publicado en el Periódico Digital Rebelión