Un sindicalismo clasista, unitario, combativo y participativo (1a. parte)

El marxismo es un conjunto de ideas que representan al materialismo moderno y al socialismo científico moderno como teoría y programa de la clase obrera. Esta ideología creada a mediados del siglo XIX por Carlos Marx , sintetiza a los mas avanzado del pensamiento dominante en el siglo de la época: la filosofía clásica alemana, la economía política inglesa y el socialismo francés.



La concepción marxista revolucionaria de la lucha de clases.

UN SINDICALISMO CLASISTA, UNITARIO, COMBATIVO Y PARTICIPATIVO (I)

El marxismo es un conjunto de ideas que representan al materialismo moderno y al socialismo científico moderno como teoría y programa de la clase obrera. Esta ideología creada a mediados del siglo XIX por Carlos Marx , sintetiza a los mas avanzado del pensamiento dominante en el siglo de la época: la filosofía clásica alemana, la economía política inglesa y el socialismo francés.
El término marxismo ha sido usado por comodidad, pues el nombre correcto de la filosofía que estudió Marx y sus continuadores es el materialismo dialéctico que aplicado a la historia se le conoce con el nombre de materialismo histórico, que aplicado a la política se le conoce con el nombre de socialismo científico y que aplicado a la economía se le llama doctrina económica marxista.
El término revolucionario a continuación de marxismo se explica porque la teoría de Marx no es algo acabado y absoluto. Colocó piedras angulares del pensamiento científico de la clase obrera y los auténticos revolucionarios, los auténticos socialistas tienen el deber de ampliar el estudio y las investigaciones en todas las direcciones del pensamiento para no quedar rezagados de la vida.

MATERIALISMO DIALECTICO
El materialismo dialéctico de Marx sostiene que la materia es previa a la idea y la determina y que todo evoluciona, todo cambia dialécticamente, o sea a través de la oposición, de la lucha , de la contradicción entre dos elementos opuestos y unidos.
Esta concepción del mundo es válida para el pasado el presente y el futuro. Si los militantes clasistas, los políticos revolucionarios no parten de la dialéctica y el materialismo para examinar cualquier cuestión, ello lo lleva a la unilateralidad y al subjetivismo, al anquilosamiento del pensamiento, a divorciarse de la práctica, a la pérdida de la capacidad de analizar debidamente las cosas y los fenómenos, a errores revisionistas o dogmáticos y a equivocaciones en política.

MATERIALISMO HISTORICO
Marx quiso estudiar las causas que producían la miseria de la clase obrera y para ello se internó en el análisis de la sociedad y de la economía que la engendraban. Llegó a la conclusión de que la miseria y la alienación del hombre no se resolvían obteniendo mejoras en las condiciones de trabajo y en el salario, sino transformando la sociedad. Es decir eliminado las consecuencias económico-sociales que producían tales consecuencias y creando una nueva sociedad y una nueva economía donde el hombre no fuera explotado por el hombre.
Marx estudió detenidamente la sociedad capitalista, la sociedad de su tiempo (El Capital)- su obra cumbre, considerando que la economía es el elemento determinante de la sociedad. Marx escribió: “… No es la conciencia del hombre lo que determina su existencia, es su existencia social lo que determina su conciencia” y Engels fue aún mas claro: “…las últimas causas de todos los cambios sociales y de todas las revoluciones políticas no deben irse a buscarse a las cabezas de os hombres, ni a la idea que ellos se forjen de la verdad eterna, ni de la eterna justicia, sino a las transformaciones operadas en el régimen de producción e intercambio: dicho en otros términos, han de irse a buscarse no a la filosofía, sino a la economía de la época de que se trata”.
Todas las modificaciones del régimen social que se han producido a través de las épocas han sido siempre resultado de cambios bruscos y violentos, consecuencia de guerras, revoluciones o una mezcla de ambas. Ni uno solo de los estados actuales han podio surgir sin cambios revolucionarios. El estado americano nació de la revolución de 1776 y de la guerra civil de 1861- 1865 (Norte contra el Sur); el estado francés de las revoluciones de 1789, 1830, 1848 y 1870.; el estado belga de la revolución de 1830, el estado alemán de las guerras de 1870-71, 1914-18 y 1939-45 y de las revoluciones de 1848 y 1918. En nuestra América es insoslayable la etapa de las guerras de independencia en 1810, 1820 y 1830 con los estados que surgieron del desmembramiento de las colonias españolas y en nuestro país lo certifican el artiguismo, la gesta de los 33 orientales y la consolidación del estado moderno con los levantamientos saravistas. Las causas económicas forjaron nuestra independencia contra el monopolio español, sus medidas de ahogo a la industria del cuero, el sebo, el tasajo, las medidas arbitrarias de concesión de tierras, los impuestos y gabelas reales, etc.
Las causas de la independencia de nuestro país hay que buscarlas en la economía de la época, que certifican la concepción materialista de la historia, la lucha de intereses encontrados, en definitiva la lucha de clases, que es antagónica e irreconciliable: la burguesía republicana y el feudalismo monárquico.

“El Municipal” Abril-Mayo 2000

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google