1er Encuentro Guevarista (4a entrega, Intervención de Mario Rossi del MRO)

\”La frase final del Manifiesto Comunista de Marx y Engels es muy conocida y utilizada por los comunistas de todo el mundo: PROLETARIOS DEL MUNDO UNIOS, pero la frase anterior no se proclama, no se utiliza, no se dice. ¿Para qué se deben unir los proletarios? ¿Qué dice esa frase que se intenta olvidar? Dice: \”Es indigno para cualquier comunista ocultar sus intenciones. Que sepa la burguesía que va a ser derrotada violentamente por la clase trabajadora\”.\”



Florencio Varela, Bs. As., Argentina

5 de Diciembre de 2007

Intervención de Mario Rossi, del MRO de Uruguay

El marxismo leninismo, su vigencia y que papel juega en el accionar político:

Consideramos que juega un papel fundamental, sin teoría revolucionaria no hay acción revolucionaria, sin teoría del socialismo no hay construcción del socialismo, sin teoría del encuentro guevarista no hay encuentro guevarista, porque del punto de vista científico la teoría va unida y en lucha con la práctica por la principal ley de la dialéctica de la lucha y unidad de los contrarios. La teoría y la práctica son una contradicción. La teoría es un polo de la contradicción y la práctica es el otro, ambos están unidos y en lucha y a su vez son la misma cosa. ¿Qué es la teoría? Desde el punto de vista del materialismo histórico la teoría es la síntesis de sucesión de prácticas históricas anteriores. En la dinámica de la historia de la humanidad, la lucha de clases, tiene una teoría y una práctica. Por lo tanto existe una ideología burguesa y una ideología proletaria. La ideología proletaria es lo más avanzado que en su lucha por el conocimiento haya alcanzado el hombre. Da las herramientas para interpretar la naturaleza, la sociedad y la forma de pensamiento y como transformarlos. Todo esto está en perpetuo cambio y desarrollo. Quienes asumimos el materialismo dialéctico y el materialismo histórico utilizamos esas herramientas para interpretar la naturaleza, entender la sociedad y adquirimos una forma de pensar consecuente con ellas.

La frase final del Manifiesto Comunista de Marx y Engels es muy conocida y utilizada por los comunistas de todo el mundo: PROLETARIOS DEL MUNDO UNIOS, pero la frase anterior no se proclama, no se utiliza, no se dice. ¿Para qué se deben unir los proletarios? ¿Qué dice esa frase que se intenta olvidar? Dice: “Es indigno para cualquier comunista ocultar sus intenciones. Que sepa la burguesía que va a ser derrotada violentamente por la clase trabajadora”.

Si entendemos que el Estado es el instrumento por el cual una clase domina a la otra es evidente que la estrategia de toma de poder por parte de los trabajadores tiene que incluir la destrucción de ese aparato burocrático y militar por el cual se nos domina.

Si la contradicción principal es capitalismo - socialismo el objetivo programático debe ser la construcción del socialismo.

La segunda ley de la dialéctica nos enseña que hay una calidad y cantidad. Hay un conjunto de hombres y mujeres que son una calidad con respecto a la cantidad. Son pocos, la calidad son pocos en una cantidad. Va a ser una minoría. En una organización de cuadros que son la calidad, estos no se pueden separar de la gente, de las masas, porque la revolución la hacen las masas, los cuadros deben estar ligados a las masas, ser reconocidos por ellas por la defensa de sus intereses, coherencia, compromiso y principios.

Si se traslada esto al seno de la organización también hay calidad que es la dirección y cantidad que son sus militantes. Esa dirección es reconocida por su propia militancia, no es impuesta.

El militante realiza tareas políticas y tareas sociales lo que llamamos el primer escalón de conciencia donde el pueblo se organiza por reivindicaciones inmediatas y tiene que estar atento de acuerdo al análisis de la coyuntura del desarrollo del capitalismo a nuevas formas de organizarse de acuerdo a las necesidades impuestas por el sistema, por ejemplo hace 30 años no había organizaciones de desocupados pero el desarrollo del capitalismo ha marginado a grandes masas de la población a la miseria y la desocupación, por lo tanto surgen las organizaciones de desocupados como una necesidad para luchar por las reivindicaciones inmediatas de estas grandes masas.

Principios organizativos:

El militante debe conocer ampliamente los lineamientos políticos e ideológicos y se deben compartimentar los organismos.

Se debe fomentar la discusión colectiva y su opuesto que es la responsabilidad personal.

Se deben utilizar mecanismos de corrección por crítica y autocrítica para las estructuras y conductas de sus militantes.

El espacio revolucionario es una construcción colectiva por lo tanto cuenta la organización propia y otras organizaciones revolucionarias. Esto implica luchar por la unidad de los revolucionarios.

A la luz de los procesos burocráticos nosotros hemos determinado otro principio organizativo que es el de permanencia temporal en el cargo y rotación de responsabilidades. Entendemos que va a ser de difícil aplicación porque se necesitan decenas y decenas de cuadros y autonomía de los mismos en la práctica revolucionaria. Pero a la luz de secretarios generales que permanecen por 50 años en su cargo o dirigentes sindicales que permanecen por más de 30 años consideramos que es una necesidad. Si es un auténtico revolucionario el dirigente que vuelva a la base va a dar mucho más a la organización cuando este abajo.

Si recurrimos al materialismo histórico. ¿No ha habido siempre un partido revolucionario dirigiendo a las masas?

Tenemos los ejemplos de la revolución rusa, de la revolución china, de la revolución vietnamita, de la revolución cubana.

Pero también usamos el materialismo histórico para interpretar los procesos de liberación nacional del siglo XIX en América. En ese momento no había partidos políticos como los de ahora pero si había proto-partidos o logias reconocidas por la burguesía a nivel internacional: las logias francesas, inglesas, etc. quienes financiaron a los revolucionarios de esa época.

A la luz de las leyes de la dialéctica y del materialismo histórico de las revoluciones obreras en vías al socialismo vemos la necesidad de las organizaciones revolucionarias con estas características.

La organización revolucionaria opera en la realidad concreta, esa es la vía principal y fundamental pero, unido y en lucha, están las vías no fundamentales que adquieren en el desarrollo de la lucha movilidad pasando de un segundo lugar a un cuarto o de quinto lugar a primero. Estos son por ejemplo la participación en procesos electorales, luchas sociales, movilizaciones contra las privatizaciones, creación de cooperativas, etc. pero siempre sin perder el objetivo final que es la revolución y el socialismo.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google