::La propuesta sigue vigente:: 4° Aniversario del FRAS

26.Sep.07    Mensuario Construyendo
    ()

\"\"
Nacimos el 8 de octubre de 2003, como Frente Revolucionario Alternativa Socialista. Intentando colocar en el movimiento obrero y popular algunas premisas, en contra y a favor. En contra de la propuesta socialdemócrata del \”progresismo\”, que se perfilaba como continuista y neoliberal, basados fundamentalmente en los antecedentes en el gobierno municipal de Montevideo, las alianzas con sectores de la burguesía y la rebaja del programa histórico de los trabajadores. A favor de la reconstrucción de una izquierda revolucionaria, de la unidad del espacio radical y combativo, levantando el programa histórico de los trabajadores.


La unidad de los revolucionarios y la construcción de un instrumento político de alternativa por el socialismo, fueron los ejes principales de nuestro accionar.
Cuatro años después, consideramos no solamente un acierto táctico esta definición, sino una necesidad histórica, que hoy compartimos con varios sectores del espacio revolucionario.
Los múltiples intentos con este objetivo impulsados por compañeros y organizaciones pequeñas (como la nuestra) no han logrado prosperar, nos seguimos encontrando en las calles, plazas, escraches y movilizaciones varias, pero no logramos llegar a la síntesis política de las luchas y sus perspectivas.
El esfuerzo, el empuje, y la decisión parece unirnos en la necesidad de construir una herramienta política que levante el programa histórico de los trabajadores, lo coloque en la calle y le ponga “carne” para avanzar hacia estadios superiores.

Superar la fragmentación

La premisa principal que requiere esta etapa, es tomar la mayor distancia posible de quienes pretenden (por las razones que sea) reflotar expectativa de recuperar, torcer, ayudar, desviar, etc., el rumbo del FA. El primer elemento que debemos manejar es ese: No hay posibilidad de cambiar al FA desde adentro. La necesidad (que cada día ofrece más posibilidad) de construir una alternativa de izquierda por el socialismo se puede dar solamente rompiendo con el FA y quienes alientan falsas expectativas. Siempre refiriéndonos a las direcciones de las organizaciones políticas.
En el plano social debemos impulsar y apoyar las más amplias coordinaciones de lucha, abiertas, con todos los sectores, movimientos, sindicatos, comisiones barriales, etc., que estén dispuesto a confrontar y no a conciliar.
Debemos erradicar el concepto de confrontación entre la organización social y la organización política. Las dos se necesitan para avanzar, no se excluyen, a veces se avanza más con la lucha auto-organizada en lo social, y a veces se avanza con la síntesis y el aporte de la organización política.
El pueblo sabe, las ideas correctas están dentro de él. De quienes pelean día a día por vender su fuerza de trabajo y que con enorme sacrificio logran llevar a sus hogares una hora y media de salario de las ocho que trabajan. Ahí está la resistencia, y cuando se organizan para pelear, son indomables, no nos van a preguntar a las organizaciones políticas qué deben hacer, somos nosotros, las organizaciones políticas que debemos ponernos a su servicio. Somos nosotros, las organizaciones políticas, quienes debemos colaborar haciendo la síntesis y trasladando la ideología, con generosidad, paciencia, solidaridad.
En el cuarto aniversario del FRAS, nos proponemos lanzar el primer Cabildo Artiguista. Esta instancia que pretende ser continuadora no solamente de una historia de luchas y construcción de alternativas para enfrentar a los imperios de turno, sino, de nuestra propuesta de unidad de los revolucionarios y por la construcción de un instrumento político alternativo por la revolución y el socialismo. No pretende ser sustitutiva, ni entrar en competencia con ninguna otra herramienta. Tenemos bien claro, que cada una de las organizaciones y propuestas que hay, obedecen a una referencia, a un proyecto, a una idea determinada, la nuestra también responde a aspectos tácticos, es diferente y bien clara. Discutir de cara al pueblo, con el pueblo, y dentro del pueblo nuestra propuesta, ponernos al servicio de la construcción de una nueva organización política.
Esta organización que tendrá que tener necesariamente características de Frente, tomará distancia de lo que hoy gobierna. Lo más lejos posible en lo ideológico, táctico, estratégico, programático, organizativo. Somos revolucionarios y socialistas, somos lo nuevo, somos felices y optimistas, es por ello que debemos ser todo lo opuesto a lo que son ellos (el FA). Si ellos apuestan al individuo y al caudillo, nosotros a lo colectivo, si ellos concilian, nosotros confrontamos, si ellos se manejan con cúpulas rompiendo el movimiento (comités de base) nosotros creamos cabildos para salir a las bases, si ellos se pelean por cargos y hacen escalera para subir a instancias superiores de mando, nosotros no queremos cargos, y nos ponemos al servicio del pueblo, si ellos manejan la economía en base a aspectos externos, nosotros proponemos la economía al servicio de las necesidades internas.

Revolución, masas, organización política

El instrumento político no solamente se puede gestar cuando hay un gran movimiento de masas combativo o no, este instrumento hay que construirlo siempre, en todas las etapas, las contrarrevolucionarias, las no revolucionarias y las francamente revolucionarias. No solamente porque la revolución es una tarea gigantesca y requiere los mejores valores que tenemos, sino porque la lucha es permanente. Siempre hay lucha. Este gobierno anda siempre buscando como apagar incendios, pequeños focos ígneos, que a veces previendo un incendio a gran escala está con la lapicera pronta para firmar el decreto de esencialidad. Todos quienes luchan y resisten merecen nuestro respeto, las pequeñas batallas de algunos sindicatos chicos, de algún barrio chico, alguna ocupación chica, toda expresión de lucha y enfrentamiento merece nuestra solidaridad y respeto, y es por eso que se debe construir organización, siempre.
Consideramos, que estamos cerca en el tiempo de que este heroico pueblo, junto a la clase trabajadora, recuperemos nuestra memoria histórica. Cuando ello suceda, sin duda quienes creemos en la vanguardia y quienes no creen, seremos sorprendidos, los pueblos recorren en un año, lo que no hacen en veinte.
Nuestra propuesta hacia la construcción de un frente alternativo por la revolución y el socialismo, también va de la mano de impulsar una alternativa clasista y combativa en el movimiento obrero, también apoyamos el primer aniversario del congreso de la Tendencia Clasista y Combativa, también apoyamos la creación de un frente social para luchar por las reivindicaciones inmediatas.
Todos los métodos de lucha son válidos, las conquistas mínimas para mejorar la calidad de vida de los explotados, deben ir acompañados de una perspectiva real de cambios de sistema, si así no fuese, estaríamos comiéndonos el futuro. En esa línea estamos, en ese camino nos comprometemos, es por ello que intentamos prepararnos para librar batallas en cualquier terreno, teniendo claro que debemos usar todos los espacios que hemos conquistado los trabajadores dentro de la institucionalidad burguesa. Ya sean huelgas, ocupaciones, movilizaciones y hasta campañas electorales, donde podamos colocar un programa liberador y emancipador, con perspectiva de clase revolucionaria, en el marco de las colinas dominadas por el fuego enemigo, la democracia burguesa.

Nota publicada en el Construyendo N° 26 de setiembre 2007.
Construyendo es el mensuario de la CUR (Coordinadora de Unidad Revolucionaria) integrada por Colectivo Militante, Movimiento Revolucionario Oriental y Frente Revolucionario Alternativa Socialista.