Declaración Internacionalista contra Plantas de Celulosa

23.Ene.07    Noticias
    ()

CARTA ENTREGADA MEDIANTE UNA DELEGACIÓN CONJUNTA de la Juventud Guevarista Uruguaya, Juventud Guevarista Argentina y Agrupación Frente Estudiantil Popular A LOS COMPAÑEROS DE LA ASAMBLEA AMBIENTAL DE GUALEGUAYCHÚ Y DE COLÓN, Entre Ríos, Argentina.


Compañeros y compañeras, reciban nuestro más caluroso saludo y reconocimiento a vuestra lucha que sentimos como propia.

Quienes formamos parte de la Agrupación Frente Estudiantil Popular (Concepción del Uruguay), la Juventud Guevarista Argentina y la Juventud Guevarista de Uruguay, en el campamento de integración regional de Paso Vera, Concepción del Uruguay, hacemos llegar a uds., en estas humildes líneas, nuestra visión sobre las pasteras de Celulosa que tanto nos preocupan y perjudican.

Somos ciudadanos argentinos y uruguayos que compartimos una misma preocupación y construimos una visión común sobre los problemas que ocasionan la agresión a la naturaleza y a nuestros recursos naturales.

Sentimos que esta visión rioplatense es continuidad de un pasado de luchas contra el colonialismo primero y el imperialismo después, surgida de una concepción solidaria que aunaron nuestros héroes luchando por la independencia y sellaron miles de compañeras y compañeros perseguidos por la reacción fascista y el terrorismo de estado, legado de unidad que hoy quieren borrar de forma artificial los gobiernos pretendidamente progresistas, que en realidad son títeres de las multinacionales.

Es por esto que nuestras organizaciones comienzan un nuevo intento de integración con una visión unitaria sobre este importante tema.

Luego de largos debates, podemos decir, que la inminente pérdida de la calidad de vida de quienes habitamos los países periféricos no es una novedad. Pero las Plantas productoras de celulosa son una de las industrias más contaminantes que existen. Ejemplos en la región sobran: en Minas Gerais, Brasil, el derrame de cloro y otros productos tóxicos causó un desastre ambiental sin parangón, peces muertos, falta de agua, enfermedades, etc.

Supeditarse a las empresas, a los organismos multilaterales de crédito, al imperialismo, implica ser su apéndice en la producción, imposibilitando el desarrollo autónomo de nuestra industria, entonces no es casual que estas plantas solo fabriquen pasta de celulosa, quedando la elaboración del papel en las centrales europeas. Vale destacar que la producción de este papel es prescindible, a pesar de esto, se forestan bosques de eucaliptos, generando monocultivos y destruyendo nuestros suelos, dejándolos improductivos.

Las exportaciones forestales no aumentan significativamente la creación de empleo, y las condiciones del mismo son pésimas: en salubridad, trabajo en negro y condiciones poco menos que de esclavitud. Esta es la herencia de las políticas adoptadas en los ‘90, que hoy continúan con los gobiernos progresistas.

Esto es consecuencia de los proyectos de un centro económico dirigido por las multinacionales en alianza con el capital financiero, cuya lógica solo busca incrementar sus ganancias sin incrementar los costos que pagan los pueblos.

Al mismo tiempo quienes nos gobiernan nos mienten diciendo que encontraran soluciones, a no ser cuando arrinconados por la lucha del pueblo no les queda otra alternativa.

Los hechos han demostrado que no está en sus planes defender nuestros intereses; por eso el gobierno del Uruguay se sumerge en un nacionalismo intoxicador, en la supuesta defensa de la soberanía nacional que esconde la dependencia a las empresas extranjeras. En tanto que el gobierno argentino evade su responsabilidad con medidas inconducentes.

Lo importante a discutir es el enfrentamiento de, por un lado, el interés del pueblo, frente al interés de las empresas multinacionales, aumentando sus ganancias estropeando nuestros recursos naturales, o sea, los bienes que nos pertenecen a todos. Esta contradicción se repite en el sur y en el norte con el gas y el petróleo; en toda la cordillera con la minería; en la llanura con el desmonte y el monocultivo sojero. Allí donde se expulsa mano de obra, se desplazan a las comunidades y se envenena la tierra, el aire y el agua.

Reivindicamos los métodos de lucha de los pueblos que sobrepasan a los lobbies asépticos y silenciosos. Necesitamos del ruido de las actividades públicas en las calles, para que los poderosos lo noten y se preocupen, para que otros sectores del pueblo puedan conocer que hay un problema que nos va a afectar a todos. Por todo esto hay que oponerse a la instalación de las pasteras, y sobre todo tenemos que debatir y unir entre a los pueblos, sin dejar que el poder económico nos divida para sacar una mayor tajada.

Nos preocupa enormemente la posibilidad de vernos como enemigos, cuando estamos seguros que todos y todas tenemos los mismos intereses y merecemos el uso y el disfrute de nuestro patrimonio, ese que le pertenece a los pueblos, el que no tiene bandera, el que no queremos que se transforme en una marca registrada.

No le hagamos el juego a los que nos oprimen, no dejemos que nos dividan, luchemos para construir una América unida en el rechazo a la explotación y el saqueo.

Invitamos al debate y a la acción conjunta de argentinos, uruguayos y todos los pueblos hermanos por una América Latina libre, justa y solidaria.

NO A LAS PAPELERAS
NO AL SAQUEO
SI A LA AUTODETERMINACION DE LOS PUEBLOS

Enero de 2007


JUVENTUD GUEVARISTA – MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL (Uruguay)

juventudguevarista@gmail.com

AGRUPACION FRENTE ESTUDIANTIL POPULAR (Concepción del Uruguay)

JUVENTUD GUEVARISTA ARGENTINA

juventudguevarista@hotmail.com – catedracheguevara@yahoo.com.ar