Artículos de: Septiembre, 2010

Historia del Movimiento Obrero Uruguayo. (III)

HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO URUGUAYO
TERCERA PARTE: 1958-1973


Historia del Movimiento Obrero Uruguayo. (II)

HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO URUGUAYO

SEGUNDA PARTE: 1919-1952


Historia del Movimiento Obrero Uruguayo. (I)

HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO URUGUAYO:
PRIMERA PARTE:
DESDE SUS ORÍGENES HASTA 1919


Declaración de la Junta Central del MRO ante el Fallecimiento de Oscar Onetto

19.Sep.10 :: Declaraciones

Declaración ante el Fallecimiento de Oscar Onetto
12 de abril de 2009


Historia del MRO por Oscar Onetto (II)

HISTORIA DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL
Segunda Parte


Historia del MRO por Oscar Onetto (I)

Historia del MRO por Oscar Onetto.
Primera Parte


LA SAGA DEL RENEGADO XXIV: MUJICA, LACALLE Y BORDABERRY: GARANTIZAN EL CONTINUISMO

\"\"
Una de las categorías marxistas en el materialismo histórico para diagnosticar y tratar de interpretar la realidad es la interinfluencia o relación dialéctica entre la base o estructura económica y la superestructura (sindicatos obreros y patronales, partidos políticos, estado, derecho, ciencia, religión, moral, ética, estética, lo que se denomina la conciencia social.). En una sociedad capitalista dependiente del imperialismo, como la nuestra, su esencia o motor del desarrollo histórico es la lucha de clases y está fundamentada en que la burguesía impulsa un modelo económico de explotación sobre la clase trabajadora y la clase trabajadora resiste y tiene el objetivo de una sociedad sin explotados ni explotadores.
Estos proyectos económico-sociales y políticos se expresan en programas diferentes, donde la defensa de los intereses burgueses fueron asumidos por los partidos de derecha (Blanco, Colorado e Independiente) y la defensa de los intereses populares, a partidos de izquierda (Frente Amplio y otros). La izquierda aglutinada históricamente en el Frente Amplio levantaba un programa histórico de liberación nacional y social, que fue origen de duros enfrentamientos sociales con la gran burguesía aliada al imperialismo en la década del 60 y 70 que culmina con el golpe terrorista de estado de 1973, y ese mismo programa es la base de la resistencia a la dictadura terrorista de estado y bandera en los primeros años de la apertura democrático burguesa. Posteriormente se fue desmontando ese programa histórico de liberación nacional y social hasta convertirse el programa del progresismo frenteamplista en un “sancochado”, un “pastiche”, pero cuya esencia es un modelo fondomonetarista, neoliberal y por lo tanto continuista. Era cuestión de tiempo, entonces, un gobierno de “Unidad Nacional” entre los tradicionales partidos de la burguesía y la novel fuerza burguesa de un pasado de luchas a favor de los trabajadores, pasado que se quiere enterrar, para sustituirlo en un maridaje degradante con el imperialismo, la gran burguesía y los militares.